RSS

¿QUIÉN MUEVE EL MUNDO?

22 Ago

ESTE ARTÍCULO ES MI OPINIÓN PERSONAL Y NO QUIERE DECIR QUE TODAS LAS QUE FORMAMOS PARTE DE ESTE BLOG PIENSEN LOS MISMO.

ENCUENTROS Y DESENCUENTROS EN LAS JMJ MADRID 2011

            La semana pasada ha estado marcada por el encuentro en Madrid de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ). Encuentro católico que tiene lugar cada dos años en diferentes ciudades del mundo. Este año le ha tocado a Madrid. Ha habido mucha clase de comentarios y quejas por parte de la ciudadanía. En España todavía tiene mucho peso la Iglesia Católica y hay muchos católicos, aunque la mayoría, yo incluida, somos no practicantes.

                Todos sabemos que en los últimos tiempos se habla más de la Iglesia por los delitos de pederastia, su permisividad y ocultamiento. Es una vergüenza que cosas así hayan pasado y seguro que todavía pasan. La tibieza al tratar el tema por parte de Benedicto XVI está dando muy mala imagen y causando rechazo tanto por católicos como por aconfesionales. El Papa no es bien venido, sobretodo en Europa y Estados Unidos, por una parte significativa de la población, otros lo acogen con alegría y la mayoría de la población lo acepta en “silencio”, debido a las molestias que causan la organización de un evento de tal magnitud. Calles cortadas durante toda la semana, cambios en las rutas de autobuses, repartidores con problemas para hacer su trabajo, ciudadanos que no podrán coger sus coches por no poder sacarlos del parking, paradas cerrada del metro. La queja más generalizada y que corre por las redes sociales es el gasto que este acto ha causado a las arcas del Estado. Se habla de 50 millones de euros. Rebuscando he encontrado fuentes especializadas que hablan de que un 70% del gasto está costeado por los participantes y el 30% restante por empresas patrocinadoras. Para tranquilizar a la población nos dicen que sacarán 100 millones de beneficios y que el Estado ingresará 25 millones en euros en concepto de IVA. Lo que no se dice tanto son los gastos de protección civil, los gastos de refuerzo de plantillas en todos los cuerpos del ayuntamiento y la comunidad (metro, policía, limpieza de residuos urbanos,…) y mientras el transporte ha subido un 50% a los participantes de la JMJ les han hecho unos bonos descuento del 80% y tickets de restaurantes a muy bajo precio. Yo no estoy del todo en contra de esta convocatoria, pero los gastos  tendrían que ser a cargo del Vaticano, más aún en un momento de crisis económica y recortes sociales o directamente hacerlas en el Vaticano. A pesar de todo ver a tanta gente joven del todo el mundo unida, alegre, con esperanza (en un mundo donde nos queda poca) y participando de forma civilizada ha sido un poco de aire fresco después de ver actos como los de Inglaterra. La parte más positiva es que Madrid ha sido el ombligo del mundo.

                Algunos políticos hablan de vergüenza por la marcha laica. Tanto derecho tienen ellos de manifestarse como la juventud católica a juntarse, aunque yo hubiera organizado la manifestación la semana anterior al evento. La manifestación debería ser para mostrar al Estado su postura contra las JMJ, pero no ir en contra de los participantes. A la  manifestación legal no se le facilitó el recorrido y acabó en tensión entre manifestantes y peregrinos con empujones y gritos por ambas partes. La policía intervino y no hubo incidentes mayores entre ambos grupos. Si que hubo incidentes por parte de la policía al excederse en las cargas policiales, como es costumbre en las últimas manifestaciones del 15M. Lo peor en las marchas posteriores precisamente en contra del abuso policial, como ejemplo las agresiones a  periodistas, bien identificados, que hacían su trabajo y las imágenes que circulan por internet como pegan a una chica y a su acompañante. Esto sí que es vergonzoso señores políticos. (Uno de los periodistas fue agredido mientras fotografiaba la agresión de la pareja. Podéis leer su artículo y ver sus fotos en periodismohumano.com.)

                Pido respeto para los católicos, porque últimamente parece que saber que alguien es católico causa desprecio. Libertad para el católico y libertad para el que no lo es. ¿Estamos en un estado aconfesional o laico? ¿Deberíamos permitir un evento musulmán de iguales características? A mí esto me gustaría menos. No tiene comparación. El catolicismo tiene unas raíces históricas de cientos de años, queramos o no. Muchos tienen más respeto por las creencia de los que vienen de fuera que por las creencias de los que han vivido aquí toda su vida. La diferencia entre los jóvenes de la JMJ y los jóvenes que se manifiestan es contra, en la alegría de los primeros contra la indignación de los segundos, pero todos queremos que las cosas cambien y mejoren, desde puntos de vista diferentes. Un millón y medio de peregrinos reunidos en el aeródromo de Cuatro Vientos, es mucha gente venida de diversos países del mundo. Es una Fiesta. Una juventud que tiene esperanza en un mundo mejor, cosa que muchos hemos perdido. Yo hubiera organizado el encuentro en otra época del año, porque con el calor extremo que han tenido que pasar ha tenido que poner a prueba la fe de muchos. 2.753 peregrinos atendidos por desmayos, lipotimias y tres en estado grave. Si sobreviven es más probable que Dios exista. A mi casi me parece un milagro que algunos no la hayan palmado. Los organizadores tendrían que tener eso en cuenta por que más parece que se hayan querido cargar a unos cuantos.

                Sobre todo mención especial y gratitud  a los miles de Voluntarios, que sin cobrar han trabajado arduamente y que sin ellos este tipo de eventos no sería posible. Gracias a los más de 400 sanitarios del Samur-Protección Civil que han velado por la salud de los congregados y han realizado una labor de titánica envergadura.

Montse M.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en agosto 22, 2011 en NOTICIAS

 

Etiquetas:

2 Respuestas a “¿QUIÉN MUEVE EL MUNDO?

  1. mofetus

    agosto 22, 2011 at 2:35 pm

    Es evidente que las masas atraen y sin duda ver a un grupo alegre y divertiendose es agradable y a nadie puede molestar, pero esa no es la cuestión. La cuestión es que cualquier festejo particular debe ser costeado por los participantes y en un estado en el que la constitución deja claro que es aconfesional, la religión, sea del color que sea, es un interés partidista.
    Yo estoy totalmente en contra de estos eventos que estan subvencionados por el Estado y más cuando nuestro nivel de desempleo y deshauciados de sus viviendas es de porcentajes vergonzosos. Para mi es una verguenza y una burla, el despilfarro de dinero público no sólo para los millones de afectados que están sin trabajo y lugar donde vivir, sino para los que cada día soportamos impuestos abusivos para costear las excentricidades de otros.
    Yo no necesito ser católica, musulmana, protestante ni cualquiera de las practicantes de las múltiples religiones que existen para saber que está bien y qué está mal. La moralidad, la ética y los valores que nos hacen ser personas, no necesitan de titulares, necesitan conciencia, respeto, tolerancia y una mirada más allá del propio ombligo.
    Como leí hace poco, lo que es inmoral, es que un Estado, PORQUE ES UN ESTADO, pueda hacer, decir y establecerse en cualquier lugar sin responsabilidades, sin consecuencias, y señores, el Vaticano es un Estado. Si cualquier país hace alguna declaración despectiva o crítica frenta a otro Estado, se lía la marimorena, pero si lo hace el Vaticano… Si el Vaticano decide organizar un evento de juventudes católicas en el país “x” y a costa del país “x”, todos tan contentos. Según este criterio, bien podrían hacer lo mismo las juventudes musulmanas, ¿por qué no?, ¿cuál es el puñetero criterio?. La religión musulmana es tan antigua como la cristiana y su “implantación” también es numerosa, la cuestión es que solo cuenta el mundo occidental y la realidad es que el mundo es un poquito más grande.
    O somos aconfesionales o somos cristianos-apostolicos-romanos pero primos, no. Ya está bien de tomar el pelo a la gente y de jugar con la opinión pública maquillando noticias y tonterias. La realidad es que España es aconfesional, la realidad es que el Vaticano es un País independiente, la realidad es que lo que yo opine o sienta con respecto a la metafísica en un país aconfesional importa bien poco. En base a esa verdad, cada creencia debe ser respetada si, pero costeada por el particular. Si el Vaticano responde a la sede del Catolicismo, que costee sus campañas de marketing con su dinero y con su personal.

     
    • intrepidas

      agosto 28, 2011 at 7:39 am

      Gracia por compartir tu opinión con nosotras. He echado un vistazo a tu blog, pero parece que todavía no está activado. Seguro que será interesante seguirlo.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: