RSS

¿QUIÉN MUEVE EL MUNDO?

31 Oct

EL SÍNDROME DE LOS DIRIGENTES

             Desde tiempos inmemoriales los dirigentes de todas las civilizaciones han tenido la imperiosa necesidad de mandar realizar grandes construcciones. De este modo han querido dejar una huella imborrable de su estancia en la tierra. También en nuestros días, los políticos, a la que llegan al poder se enredan en obras, tanto pequeñas o de grandes infraestructuras. Algunas de estos encargos son necesarios, pero la mayoría son actos de prepotencia y de resultado dudosos. Con estos actos se dedican a despilfarrar dinero público y, supuestamente, a engrosar sus bolsillos. ¿A qué viene todo esto? A la construcción, en los últimos años, de aeropuertos que no sirven para nada y que acaban cerrando, después de haber costado cifras millonarias.

             Vueling, la única compañía aérea que operaba desde el aeropuerto Central de Ciudad Real (una de estas macrodespilfarros de los que he hablado) ha dejado de operar este sábado, por lo tanto el aeropuerto se queda sin vuelos comerciales, aunque permanecerá abierto para vuelos privados mientras el Juzgado de lo Mercantil de Ciudad Real, que lleva el concurso de acreedores en el que está inmersa esta infraestructura, decide que hacer. Entre tanto, los trabajadores están afectados por un expediente de regulación de empleo que empezó a principios de año, de los cuales quedan unos 80.

             El Aeropuerto Central de Ciudad Real cuenta con una pista de 4.000 metros y una terminal de pasajeros de 28.000 metros cuadrados con capacidad para cinco millones de viajeros, una zona de carga para mover hasta 90.000 toneladas anuales, fue el primero internacional de carácter privado que se abrió en España. Se diseñó para ofrecer un gran abanico de servicios que abarcaban desde la aviación comercial nacional e internacional, la aviación de carga e instalaciones exclusivas para la aviación privada y deportiva, servicio de mantenimiento de grandes aeronaves y una zona de estacionamiento para aeronaves de larga duración. Según el último informe concursal elaborado por los administradores concursales, el valor actual del aeropuerto rondaría los 700 millones de euros. ¡Vamos, una pirámide en plena Ciudad Real!

             Lo peor es que no es el único aeropuerto “vacío” que tenemos en España. Tenemos el de Castellón, cerca el de Manises, cerrado, donde los políticos quitan hierro al asunto diciendo que en ningún lugar de España los ciudadanos pueden dar hermosos paseos por un aeropuerto de verdad, cosa que so podrían hacer si estuviera en activo. (¡Qué sentido del humor tienen! Eso, o se creen que somos tontos.) Otros aeropuertos que son lo opuesto a lo rentable son los de Huesca, Lleida, Salamanca, León o Burgos.  En algunos aún no ha despegado ni aterrizado ningún vuelo desde su inauguración hace ya siete meses.

  ¡Así tiran nuestro dinero y después se lían a hacer recortes!

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 31, 2011 en NOTICIAS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: