RSS

¿QUE PASA EN EL MUNDO?

21 May

CUANDO SER ESTUDIANTE Y MARCHAR A OTRO PAÍS ES UN PELIGRO

En Barcelona hay iranís que estudian o trabajan. Hasta aquí normal. ¿Qué pasa cuando deciden volver a su país? Omid Kokabee, un joven estudiante que trabajaba de becario ha sido condenado a 10 años de cárcel, al regresar a Teherán. Antes de la sentencia, Omid, ha estado 15 meses en prisión preventiva y, sólo, por haber estado en el extranjero y haber vuelto. Fue detenido en el aeropuerto cuando, después de unas vacaciones se marchaba a Texas para seguir estudiando. ¿De qué se le acusa? De Conspirar contra la república islámica. Junto a él han sido juzgados 12 personas más. Omid es un físico de 29 años que ha estado tres años trabajando en el Institut de Ciències Fotóniques de Castelldefels. Es un chico apolítico, que cobraba un sueldo de becario y su carrera estaba despuntando. Ni su familia ni amigos ni compañeros entienden esta injusticia.

La comunidad iraní en Cataluña está asustada. Algunos no se atreven a volver a casa. El miedo no sólo se remite a Irán, tienen miedo y desconfían unos de otros, incluso han cancelado las celebraciones del año nuevo persa, un día festivo en el que todos se reunían. Según palabras de una gestora cultural iraní “…el gobierno sabe que no tiene legitimidad… y somete a la población con el miedo”. También afirma que nadie aprueba lo que está pasando, pero que no se puede hacer nada. Cada vez hay más estudiantes que se marchan en busca de un ‘clima’ más benigno. Parece ser que el gobierno pidió varias veces al joven que colaborara con ellos y su negativa no les gustó. A través de una carta ha informado que fue obligado firmar una confesión después de que amenazaran con represaliar a su familia. El temor compartido es que todo científico que esté en el extranjero sea considerado un espía. Aquí la famosa frase, o estás con ellos o en contra de ellos. Durante su encierro en espera de juicio, Omid, ha estado enseñando el inglés a sus compañeros. De momento ha de esperar a que pongan fecha para una apelación. Una estudiante resume la situación del país “…Los cambios que proponen las élites progresistas necesitan desestabilizar el país, pero la mayoría de la sociedad no quiere perder lo que tiene.” Otra estudiante nos recuerda que el oro negro iraní interesa demasiado a las potencias extranjeras para intervenir a favor del pueblo.

No sólo el miedo, también la comodidad y perder la seguridad que se tiene, impiden a la población mover un dedo. En este caso puede ser comprensible, aunque esto no pasa sólo en Irán, también en los países demócratas. Cuando nos pisan “el pie” sólo nos quejamos por lo bajini, bajamos la cabeza y miramos para otro lado.

Montse M.

FUENTE: EL PERIÓDICO DE CATALUÑA

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 21, 2012 en NOTICIAS

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: