RSS

¿QUÉ PASA EN EL MUNDO?

30 Ago

EN PRISIÓN Y TAN A GUSTO

Habitación de Breivik en prisión

Gimnasio de Breivik

Los países democráticos miran tanto por los derechos humanos, que la mayoría de las veces anteponen la protección y el bienestar de los criminales, que la memoria y el respeto a sus víctimas. Estos días hemos visto un claro ejemplo. A Anders Breivik , el asesino noruego, le han condenado 21 años por haber matado el año pasado a 77 personas. En Noruega es el máximo de tiempo al que una persona puede ser condenada, aunque sí cuando llegue el momento de salir de la cárcel es considerado un peligro para la sociedad, podía prolongarse su estancia. Cuando oyó que iría a prisión su rostro mostró una sonrisa triunfal, él no quería ser considerado un loco e ir a un centro mental. Aprovechando el momento mediático pidió perdón a los nacionalistas por no haber matado a más personas. ¡Un encanto de persona! Cientos de familias rotas y llorando a sus hijos, nietos, sobrinos y hermanos, pero el contento, feliz y satisfecho. ¿Cómo pasará este señor los años en la cárcel? En primer lugar está aislado de los presos comunes. Hay que proteger su valiosa vida para que no le hagan ningún daño. En segundo lugar vivirá en una zona con tres estancias, una de ellas un gimnasio muy bien equipado. De momento llenará el tiempo escribiendo sus memorias, que alguna editorial comprará para convertirlo en un libro, que personas varias adquirirán en librerías. Ganará dinero o eso es lo que espera. Vivirá a cuerpo de rey. ¿Es esto un castigo por sus crímenes? Si tantas ganas tenía de ir a prisión deberían ponerlo con los presos comunes, con un compañero de celda que le diera un par de ostias de vez en cuando y que le borrara esa sonrisa cínica de la cara. Si se quiere entretener a escribir sus memorias que lo haga, pero ninguna editorial debería comprárselas, ninguna librería debería aceptar vender su libro y lo más importante nadie debería comprarlo. La ética en este mundo está de capa caída y a mí me queda la sensación de que en los países democráticos las víctimas son doblemente víctimas, se ríen de ellas o las ignoran. Aquí en España sabemos mucho de esto, pero es otra historia, otros monstruos y otras víctimas, pero con la misma sensación de perplejidad e injusticia. La sensación de que los gobiernos democráticos protegen y tienen más consideración con los asesinos que con las familias de los asesinados o los supervivientes de sus desmanes.

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 30, 2012 en NOTICIAS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: