RSS

FIN DE SEMANA

18 Nov

HOY EN EL CICLO DE CINE MUDO

HAROLD LLOYD

“Mi humor nunca fue cruel o cínico. Simplemente agarraba la vida y le daba un codazo de diversión. Lo hacíamos de manera que todo el mundo lo entendiera, sin las barreras del lenguaje. Parece que también hemos conquistado las barreras del tiempo”. “La risa es el sonido más hermoso del mundo”. Harold Lloyd

Harold Clayton nació en 1893 en la localidad de Burchard, condado de Pawnee en Nebraska en una humilde casita que actualmente está restaurada y convertida en museo. Era el segundo hijo de James Darsie Clayton y Elizabeth Lloyd. El matrimonio se divorció en 1910 y los niños acabaron viviendo con su padre, trasladándose a varias ciudades debido su espíritu bohemio. Desde pequeño, Lloyd era muy despierto, ingenioso, inquieto y sentía la misma pasión que su madre por el teatro.

A los doce años trabajaba como acomodador en el teatro Orpheum de Omaha, donde conoce y entabla amistad con John Lane Connor, un famoso actor de la época que le da el papel de Abe, un niño cojo, en la obra Tess of the D´Urbervilles. En aquella época su padre sufrió un accidente laboral en la compañía de máquinas de coser Singer y cobró una indemnización de 3.000 dólares. Con ese dinero marcharon a San Diego y Harold se apuntó a la Escuela de Teatro dirigida por su amigo Lane Connor. Al poco tiempo emprende varias giras teatrales por pueblos de la América profunda haciendo pequeños papeles en obras como Trilby y Oliver Twist, su mejor escuela. Cuando llegan a Balboa, entra a trabajar como extra en los estudios de la Edison Film Company y deja definitivamente el teatro.

Un jovencito Harold

En 1913 consigue entrar en los enormes estudios Universal Pictures disfrazado de figurante. Su carácter positivo y sentido del humor le hace entablar amistad con J. Farrel McDonald, director de un serial de éxito que le abre las puertas a varios trabajos. Un año después conoce a Hal Roach, con quién trabajaría durante diez años, primero de extras y después Hal como productor y Harold como actor protagonista. Las primeras películas sirvieron para que el rey de la comedia de la época, Mack Sennett, le ofreciera un contrato para imitar a Chaplin, pero pronto lo dejó para volver con Hal y creó a Willie Work y a Lonesomo Luke, personajes con aires de Charlot.

En el verano de 1917 Harold crea un nuevo personaje en el corto Sobre la valla: “El hombre de las gafas”, con aspecto de  hombre medio norteamericano, sombrero de paja y aspecto juvenil. Un personaje optimista, valiente, perseverante, atlético y dinámico; sus historias se desarrollaban en la ciudad ya que el ritmo frenético de la urbe moderna, encajado en el sistema capitalista, luchando por el ascenso social “jugando limpio”. La actriz Bebe Daniels se convierte en su compañera durante dos años tanto en la pantalla como fuera de ella. Ambos eran la pareja más popular en las fiestas de Hollywood, con el apodo de  “El Chico y La Chica” y  participaban concursos de baile. Su siguiente pareja de cine fue Mildred Davis, con quién se casaría en 1923, deja la actuación y será la madre de sus tres hijos, dos niñas y un niño. Los cortos de Lloyd tienen tanto éxito que se hace casi tan famoso como Chaplin. El día 24 de agosto de 1919 Lloyd posaba para los carteles promocionales de la película Haunted Spooks  encendiendo un puro con la mecha de una bomba, supuestamente falsa, y mientras el fotógrafo ajustaba la cámara, Lloyd aprovechó el momento para recolocarse las gafas alejando la bomba, justo cuando esta explotó. Debido a esto perdió la vista durante varios meses y sufrió la amputación de los dedos índice y pulgar de la mano derecha. Actuaba con un guante protésico y era capaz de realizar las mismas piruetas y acrobacias de siempre. Hasta muchos años después el público no se enteró de este accidente, que nunca allegó a aclararse.

Los felices veinte

En 1921 dio el salto a los largometrajes con Marinero de Agua Dulce, con una duración de 46 minutos y de éxito apoteósico.

Sus películas empiezan con un ritmo moderadamente lento, donde ‘El hombre de gafas’ se enreda en algún asunto amoroso o un reto, luego iba de chiste en chiste, cada vez más rápido, para llegar a un final donde la velocidad y las piruetas hacen que el protagonista salga victorioso contra la adversidad. El estilo de Lloyd se impone y populariza entre el público y antes del estreno realizaba funciones especiales y dependiendo de la reacción del público añadía u omitía partes del film.

Charlot y el Hombre de las gafas de carey no eran rivales, ambos actores siempre tuvieron una relación muy cordial y de mutua admiración.

El mimado de la abuelita completa

http://www.youtube.com/watch?v=C9EtmLcg3Mc&feature=related

Después de Marinero de agua dulce llegan en 1922 Grandma’s Boy (El Mimado de la Abuelita) y Dr. Jack. La primera es una parodia de un drama rural muy popular en esos años, donde el chico de las gafas lucha por el amor de su amada gracias al talismán que protegió a su abuelo en la  a Guerra de Secesión, una comedia plagada de excelentes gags con una trama muy bien elaborada. En 1923 se estrena Safety Last (El hombre Mosca), donde  un joven empleado de unos grandes almacenes hacer creer a su ingenua prometida que es un gran hombre de negocios. La larga escena final, con el protagonista escalando un edificio en pleno centro de Los Angeles, es un prodigio cinematográfico donde se une lo cómico y el suspense cuando se cree que el personaje está a punto de caer al vacío en varias ocasiones. Las escenas tenían truco, pues fuera de cuadro se mantenía una plataforma de seguridad que iba ascendiendo a la vez que lo hacía el propio actor. En los planos largos era Bill Strothers, conocido como la araña humana, realizaba las escaladas. Esta película es una metáfora sobre el ascenso social y la importancia del tiempo en la sociedad moderna, remarcado por la aparición de relojes durante todo el metraje, que va aumentando de tamaño a medida que nos acercamos al final. Es memorable la escena con Harold Lloyd colgado del enorme reloj del edificio, una imagen que forma parte de la historia del cine.

http://www.youtube.com/watch?v=OHiGowgYP4k

El hombre mosca, película completa con subtítulos en español

Tras su boda con Lloyd Mildred Davis es sustituida, como compañera de reparto, por Jobyna Ralston en Why Worry? (Venga Alegría), la historia de un rico hipocondríaco que marcha a una república sudamericana en busca de tranquilidad y reposo para verse involucrado, sin querer, en una revolución. Años después inspiraría a Woody Allen su película “Bananas”. Aquí se acabó la asociación con Hal Roach y el afamado actor crea la Harold Lloyd Film Corporation, para tener completa libertad creativa.

http://www.youtube.com/watch?v=Wp40qC0i6f8

Parte final de Freshman

En los siguientes años rueda Girl Shy (El Tenorio Tímido), con escenas románticas y una persecución final para impedir la boda de su amada con otro; Hot Water (Casado y con suegra), simpática parodia de la vida conyugal y los problemas con la familia política; The Freshman (El Estudiante Novato), que junto a “Safety Last” son sus películas más populares, y ésta última la más taquillera, donde interpreta un joven que desea alcanzar la popularidad en la universidad donde sus compañeros lo han elegido como el blanco de todas las bromas pesadas. La escena final en un campo de fútbol americano es célebre, con Harold luchando para conseguir el tanto final que dé la victoria a su equipo. También rodó The Kid Brother (El Hermanito) y Speedy (Relámpago), apodo que su padre le puso de pequeño, ambas películas fueron la despedida del cine mudo. Esta última es un completo documento gráfico de Nueva York y muestra el espíritu de la gente en Estados Unidos un año antes de la Gran Depresión.

La década de los veinte cierra con Harold Lloyd como uno de los 36 miembros fundadores de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Con solo 35 años ya había publicado su autobiografía “Una comedia americana” y participaba activamente en “The Ancient Arabic Order of the Nobles of the Mystic Shrine“, organización caritativa de corte masónico, actuando de manera generosa en el sostenimiento de diferentes hospitales infantiles. Durante la década de los veinte fue el actor más popular y mejor pagado del universo cinematográfico.

La familia

Los difíciles años 30 y el cine sonoro

Con problemas sociales y políticos en todo el mundo, Lloyd y sus personajes optimistas ya no son los preferidos del público.  Lloyd tomó clases de dicción y entrenamiento vocal y rehízo casi por completo la película Welcome Danger (¡Qué fenómeno!) para que fuera sonora y se gastó nada menos que un millón de dólares. Su nueva compañera cinematográfica sería Barbara Kent.  Fue Feet First (¡Ay, que me caigo!) la primera totalmente sonora y parecida en peripecias a Safety Last, pero sin tener la misma acogida público.

http://www.youtube.com/watch?v=gb8lDNrHtvU&feature=related

Cinemanía, película completa hablada con subtítulos en español

Dos años después vuelve con Movie Crazy (Cinemanía), con Constance Cummings. Es su mejor película sonora, pero no funcionó del todo en taquilla. Insiste con The Cat’s Paw (La garra del Gato), una comedia con altas dosis de crítica social al mejor estilo de Frank Capra. El hijo de un misionero criado en China, vuelve a los Estados Unidos para elegir esposa y se ve atrapado en una compleja y oscura red de intereses políticos. Corrupción, caciquismo, racismo, fascismo y la oposición oriente-occidente tienen cabida en una película oscura con un tipo de humor completamente distinto al gag lloydiano. En el cartel promocional de la película podía leerse: “Todo es nuevo menos las gafas”. En 1936 rueda  The Milky way (La Vía Láctea), su último intento serio por asentarse en el cine sonoro. Es la historia de un lechero que termina por convertirse en campeón de boxeo. En1938 filmó Professor Beware (No Se Duerma, Profesor), comedia flojita que fue un rotundo fracaso en taquilla y llevó a Lloyd a su retiro a la temprana edad de 45 años.

Retiro

Harold Lloyd pintor

A partir de ese momento Lloyd se dedicó a multitud de aficiones desde criar perros, jugar balonmano, fotografía en color y en tres dimensiones, pintura y hasta viajar por todo el mundo. En la década del 40 produjo un par de películas con poco éxito y trabajó un año como locutor radiofónico. Como fotógrafo se especializó en desnudos femeninos, retratando a Bettie Page, Dixie Evans y una joven casi desconocida Marilyn Monroe, entre otras. A diferencia de otros actores de la época, e incluso posteriores, Lloyd era el propietario de casi toda su obra fílmica, lo cual le aseguró una sólida fortuna durante toda su vida. En 1947 regresa al cine en la película The Sin of Harold Diddlebock (El pecado de Harold Diddlebock), en la que retoma su personaje de The Freshman, convertido en un triste contable maduro. El resultado no fue el mejor, pero se puede ver por última vez a Lloyd hacer piruetas en la cornisa de un edificio.

En 1953 recibió el Óscar honorífico por su aportación al mundo del cine y por ser “buen ciudadano”. Esta última afirmación era una clara indirecta a Chaplin, investigado en aquellos días por supuestas actividades antiamericanas.

Harold, Mildred y su nieta Suzanne

En la década de los 50, apadrinó a Debbie Reynolds, Robert Wagner y Jack Lemmon. Recibió varias ofertas para que sus películas fueran emitidas por televisión pero el siempre se negó considerando que el medio ideal para disfrutar de su obra era la pantalla grande. Esta decisión provocó el olvido que sufrió Lloyd durante varias décadas.

A finales de los 50 Mildred cayó en una profunda depresión que la llevó al alcoholismo al igual que Harold Junior, que no pudo aceptar su homosexualidad ni su fracaso como actor a pesar del apoyo paterno. Mientras, Harold continuaba con una vida muy activa, viajando, siendo conferenciante o presidiendo el jurado de la Berlinale de 1960. Convencido por su hijo preparó un par de recopilaciones televisivas con las mejores escenas de sus películas que tuvieron un éxito inmediato en 1962 y 1963.

Su esposa muere en 1969 y Harold Lloyd fallece en 1971 en Beverly Hills a causa de un cáncer de próstata.

El redescubrimiento de Lloyd

A diferencia de Chaplin, la popularidad de Lloyd declinó rápidamente a partir de los sesenta ya que sus películas nunca se proyectaban por la pequeña pantalla. Casi toda la obra fílmica de Lloyd está controlada por el Harold Lloyd Trust, que controla la obra fílmica de Lloyd, permite a finales de los 70  la emisión en televisión de algunas de las obras lloydianas. En 1989 la serie estadounidense “American Masters”, produjo Harold Lloyd, el tercer genio, espaldarazo para el “renacimiento lloydiano”. En 2005 New Line Cinema sacó al mercado Harold Lloyd Comedy Collection, una colección de 7 DVD con 13 cortos, 15 largometrajes (entre mudos y hablados) completamente restaurados y con contenido extra de todo tipo. El éxito de esa colección en Norteamérica anímó a la compañía para editarla en el resto del mundo. Este renacer de Lloyd se produce, en buena medida, gracias a la labor de Annette D´Agostino, “lloydmaníaca” confesa y Suzanne Lloyd, nieta del actor.

Fuente http://es.wikipedia.org/wiki/Harold_Lloyd

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 18, 2012 en ARTE, CINE CLÁSICO

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: