RSS

¿QUÉ PASA EN EL MUNDO?

25 Mar

LA DACIÓN EN PAGO, ¿UNA PANACEA O UNA TRAMPA?

Dación

Hace tiempo que somos testigos de una gran injusticia, una de tantas que pasan en España en los últimos años. Vemos en los informativos como familias pierden la casa, pero deben seguir pagando la deuda que tienen con el banco. Una verdadera atrocidad, algo que no entra en la lógica humana, pero si en la avaricia bancaria y capitalista. Pierden la casa, pierden el dinero invertido y lo peor es que han de pagar algo que nunca será suyo. Se está luchando para que se imponga la dación en pago, es decir entregar la casa o el piso y así saldar la deuda con el banco. De momento el gobierno ha pedido a los bancos que colaboren, pero no les obliga a aceptar la dación en pago.

Para muchos es un alivio, pero ¿es realmente la dación en pago una panacea? Esta media solución tiene trampa. El Gobierno central, a través de Hacienda, ha encontrado un chollo en este asunto. Pensábamos que las familias desahuciadas descansarían en paz, pero no todo lo contrario. Ahora resulta que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas reclama a una decena de familias de Badia del Vallès entre 9.000 y 20.000 euros en concepto de plusvalías después de que hayan devuelto sus pisos al banco al no poderlos pagar.

dacion-como-pago-hipotecario

¿? ¿Qué pasa aquí? Pues que formalmente la dación en pago es una compraventa, es decir, se entiende que las familias venden su piso al banco, de modo que Hacienda considera que existe un enriquecimiento patrimonial. ¿Cómo os habéis quedado? De piedra, me figuro, y pensando que Hacienda y el Gobierno de Rajoy tienen el coeficiente intelectual de una lombriz.

Resulta que devuelves el piso al banco sin un céntimo de euro a cambio y algún listo ha pensado en sacar beneficio público de unas personas que están en el paro, se quedan sin casa, sin ahorros y en una situación extrema camino a la pobreza. Alguien se está riendo de ellos, de nosotros y pensando “No pagaréis a los bancos, pero os vamos a exprimir de otra manera”.

Este pequeño municipio del Vallès es de los más pobres y el de más paro de toda Cataluña. El 99% de viviendas son de protección oficial. Aunque de momento han 12 familias afectadas, se calcula que realmente son 48. Con todo esto se ha puesto al descubierto que además fueron víctimas de una estafa urbanística. Los pisos que compraron tenían un valor real de entre 60.000 y 90.000 euros, los fijados como vivienda protegida, pero los afectados llegaron a pagar por ellos hasta 250.000 euros. Un precio considerado “económico” comparado como estaba el mercado inmobiliario.

Badia del Valles

Imagen de Badia de Vallès

Este fraude fue descubierto por el gobierno tripartito. Pese a presentar escrituras legales a la Generalitat, los vendedores cobraban sumas entre tres y cinco veces superiores. La diferencia se pagaba en negro o contrayendo segundas hipotecas. Entre los implicados las entidades financieras, los intermediarios y los notarios que sabiendo lo que pasaba se hicieron los suecos.

A partir de febrero de 2010 y sobre todo en 2011, la Secretaría de Vivienda comenzó a firmar un centenar de convenios con CatalunyaCaixa (la entidad que había concedido la mayoría de los préstamos) aceptando las daciones en pago: las familias devolvían los pisos pero se podían quedar cinco años de alquiler. En junio pasado, al presentar la declaración de renta, se encontraron con la desagradable sorpresa de que se les reclamaba un dinero en plusvalías irreales que no pueden ni quieren asumir.

El denominado decreto Guindos de junio de 2012 eximió de pagar la plusvalía derivada de dación en pago a las familias en el umbral de exclusión que definió esa norma. Pero pese a que el grueso de las familias afectadas de Badia está en paro, Hacienda no perdona los ejercicios anteriores al nuevo decreto.

El diputado popular Daniel Serrano asegura que “la cuestión está resuelta, porque Hacienda ha comprobado que no se ha producido incremento patrimonial” y que “puede haber casos puntuales” de los cuales, asegura desconoce los motivos.

Familia de Cristna Pozo pago plusvalías

La familia de Cristina Pozo, a la que se requiere el pago del impuesto de plusvalías.

La de Cristina Pozo es una de las familias a las que Hacienda reclama plusvalías tras entregar sus viviendas en 2011 al no poder pagarla. El Ministerio reclama 4.000 euros a ella y otros 4.800 a su marido. Ella está en paro. Él no, trabaja, pero por horas, sin un sueldo fijo. Tienen dos hijos de uno y tres años. No pueden pagar estas cantidades. Ni declararse insolventes, porque a veces el sueldo de su marido supera el mínimo. Sus ingresos (ella cobra el subsidio de los 426 euros) les permiten pagar el alquiler, pero no la plusvalía, que pidieron fraccionar. Pozo reconoce ahora que comprar un piso en Badia por 177.500 euros fue un disparate. “El triple, lo sé. Pero era 2007 y Badia era el único sitio barato de la comarca, hay gente que compró por mucho más”, asegura y reparte culpas también entre “la inmobiliaria que fijó el precio, el banco por tasar esta barbaridad y Adigsa por hacer la vista gorda”. De momento ha de esperar la resolución del caso, y con las cuentas embargadas, sobreviven con un préstamo que han pedido a los padres de ella.

Montse M.

Fuente http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/03/16/catalunya/1363462742_501148.html

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 25, 2013 en NOTICIAS

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: