RSS

SALUD Y BIENESTAR

08 May

HOY OS VOY A COMENTAR LA EXPERIENCIA DE PARTICIPAR EN UNA CONFERENCIA SOBRE BUDISMO KADAMPA

(ESTE POST ES UN POCO LARGO, PERO VALE LA PENA RESERVAR UN RATO PARA LEER EL CONOCIMIENTO QUE TIENE, ÚTIL PARA TODAS LAS PERSONAS SEA CUAL SEA SU RELIGIÓN)

Conferencia

El lunes 29 asistí a la reunión semanal de La Pizarra de Raimunda y vi que anunciaban para el jueves 2 de mayo una charla sobre budismo en el Centro Cívico de Sant Martí. El tema de la conferencia era. ¿Se puede ser feliz? Y yo que me hago esta pregunta y trato de buscar la respuesta, imagino como todos, decidí ir a ver qué aprendía. El jueves por la tarde cuando estaba llegando al centro vi a un monje budista que bajaba las escaleras, me miraba y me sonreía. Pensé, ¿será a mí? Si y cuando llegó a mi lado me saludó. Yo también le sonreí, le saludé y de paso le pregunté si se haría la charla. Amablemente me contestó que sí, que salía a prepararse. Cuando entré una monja iba entregando folletos informativos a los interesados. Era pronto y al principio había poca gente, pero acabó llenándose la sala de actos. En el escenario había un cuadro de Buda, unas flores y un retrato de un maestro. El monje que había visto afuera del edificio era quién nos daría la charla y su nombre es Guen Kelsang Rabjor.

Buda Kadampa

Aquí os dejo las palabras de sabiduría que escuché y mi forma de entenderlas.

Ser feliz es importante, no sólo para que podamos vivir bien con nosotros mismos, también nos permite vivir en armonía con los demás. Cuando estamos de mal humor los que están a nuestro alrededor acaban sintiéndose mal. Todos somos diferentes en nuestro exterior en nuestra forma de vestir nuestro peinado,… pero en el interior todos somos iguales, pues todos deseamos lo mismo: ser felices y sentir bienestar. En esta vida que llevamos el estrés y la tensión nos agobian y necesitamos relajarnos. Normalmente necesitamos estar solos para poder relajarnos, pues la gente nos puede hacernos sentir incómodos. Necesitamos acercarnos a los demás y acortar distancias, pero ¿cómo hacerlo? Es muy importante sentir y comprender que la persona que tenemos enfrente o al lado es igual que nosotros y al igual que nosotros, busca la forma de ser feliz, aunque haya personas que lo busquen de formas erróneas.

La conferencia también era una manera de presentar el libro Budismo moderno, del maestro Gueshe Kelsang Gyatso. Yo lo compré porqué prefiero leer un libro que leer en el ordenador, pero este y otros libros se pueden descargar en la pág. web. El deseo del ser humano y, yo diría que la razón de ser, es lograr la Felicidad y librarse del sufrimiento. Para esto hay que abrirse a nuevos conocimientos pues tenemos una gran ignorancia en trascendentalidad del ser humano. La pregunta clave es, ¿Hay alguien que quiera sufrir? La respuesta es No. Necesitamos herramientas para liberarnos de las preocupaciones que nos invaden y la mejor herramienta, diría que la única, es la meditación, que nos dará la claridad para encontrar respuestas y dejar de lado los problemas. Cada persona es diferente, ya lo hemos dicho. Cada personas tienes sus vivencias y problemas específicos y, eso quiere decir, que no hay una sola respuesta para todos. Buda daba consejos a aquellos que acudían a él, a cada persona el consejo adecuado para mejorar su vida, según sus necesidades. Las enseñanzas budistas se han ido transmitiendo de maestro a estudiante hasta nuestros días. Una cosa curiosa, que no creía que sería al revés, es que para las personas de la antigüedad era más fácil aceptar y captar la sabiduría que para nosotros. En la época actual estamos invadidos por pensamientos, sentimientos y estímulos de todas las clases, lo que significa que para poder llegar al conocimiento debemos liberarnos de todos estos obstáculos para conseguir una visión clara. Perturbaciones mentales, engaños, apegos, falsas creencias, odio envidia, ira, miedo,… todo esto nos causa pesar y desasosiego.

Budismo_moderno

Maestro

Maestro Gueshe Kelsang Gyatso

El libro Budismo moderno nos muestra las enseñanzas adaptados a la época actual. Estamos en unos años en que la falta de tiempo y la tecnología dominan nuestra vida. Tenemos la conciencia de que Tecnología es = a una vida más sencilla, pero estamos equivocados, pues en los tiempos que corren estamos rodeados de más peligros y, aunque poseemos cosas materiales no somos felices. Son tiempos en que sentimos en nuestra propia carne que el poder hace a las personas peligrosas y perjudiciales para la gran mayoría. Pensamos que cuanto más tengamos más felices seremos, pero estamos equivocados por qué la causa de la felicidad no está en el conocimiento exterior. La felicidad sólo podemos encontrarla en nuestro interior, la Felicidad es un estado del bienestar una emoción que se consigue después de alcanzar paz y quietud de mente. Incluso en caso de enfermedad podríamos lograr la curación o afrontar el momento final con plenitud. No nos enseñan a ser felices ni ha dejar de sufrir, la verdad, es que la mayoría de religiones y también la sociedad, nos dicen que tenemos qu sufrir y que ese sufrimiento nos llevará al cielo.

Guen Kelsang Rabjor nos habla de una mujer americana que cursó estudios tibetanos cerca de los monjes de la montaña y vio por sí misma que las gentes del lugar, a medida que se hacían mayores eran más felices, lo contrario que en Estados Unidos. Ella quería conocer las enseñanzas budistas para conseguir esa Felicidad que en los países más desarrollados se nos escapa.

La única manera es a través de la ciencia de la mente. La Felicidad es un estado mental, una experiencia que sólo puede alcanzarse tomándonos un tiempo para adentrarnos dentro de nosotros mismos. La Felicidad No existe en el exterior, debemos dejar de centrarnos en los placeres temporales. Debemos poder sentirnos bien, seguros y felices, a pesar de lo que ocurra a nuestro alrededor. ¿De qué color es el sufrimiento? No tiene color ni forma. El sufrimiento, aunque lo sintamos en el cuerpo físico no es una sensación física. Cuando alguien o algo nos desagrada,  es nuestra actitud hacia ella lo que nos molesta. Es difícil aceptar lo que voy a decir, pero debemos saber que los problemas no existen fuera de nosotros. Cada persona enfoca la vida y las situaciones que le toca vivir según su actitud. Lo primordial es conseguir paz y gozo en el corazón, desechando las sensaciones desagradables que nos causan pesar.

Con la meditación conseguimos calmar la mente por medio de la respiración y para demostrarlo hacemos una meditación de grupo. A mí personalmente me resultó relajante. Claro que no consigues detener del todo los pensamientos, pero a mí me resulta más fácil gracias a tres años de yoga y relajaciones. Llevaba todo el día un poco inquieta por un ligero malestar y conseguí que esas sensaciones se evaporaran. Después de la meditación se nos invita a llevarnos puesta, como si fuera un traje, esta nueva aptitud y emoción que hemos experimentado. Para ir bien deberíamos meditar a diario para poder hallar las soluciones a nuestras preocupaciones. Es necesario para obtener las respuestas saber identificar el origen de los problemas. Hay dos clases, los problemas internos y externo y debemos saber distinguirlos. El coche se estropea, el cuerpo enferma,… son problemas externos. Las emociones que nos embargan son problemas internos causados por nuestra actitud y son estos los que deben convertirse en el foco de nuestra atención interior para poder transformarlos. Ahora ya tenemos las herramientas apropiadas y debemos practicar para desarrollar la mente.

Una señora del público preguntó si los monjes budistas habían alcanzado ese estado de Felicidad. Con una sonrisa se nos explicó que el camino de la Felicidad es practicar toda la vida, aprender y mejorar.

Tenemos la oportunidad de crear paz, para nosotros y para el mundo. Debemos dejar de distraernos con cosas superfluas y buscar lo esencial. Gracias a la meditación podremos conseguir un caudal de energía positiva que podremos emplear para un buen fin, en nuestras vidas y en nuestro entorno.

Al final de la conferencia varias personas nos quedamos hablando con una joven monja muy agradable y nos regalaron lilas cultivadas cerca de la montaña de Montserrat. ¡Una tarde preciosa!

Para saber más: http://www.meditarabcn.org/

Aquí encontraréis meditaciones guiadas y cursos. La sede central en Barcelona está en la Calle Déu i Mata, 125 y las meditaciones se realizan en locales situados en diversos barrios de la ciudad. Este sábado 11 hay un curso de un día y el domingo 12, en el Templo principal de Montserrat, en el pueblo de Sant Salvador de Guardiola, un día de puertas abiertas.

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 8, 2013 en SALUD Y BIENESTAR

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: