RSS

FIN DE SEMANA

06 Oct

UNA ARTISTA CENTENARIA

Angeles_Santos_rodeada_algunos_cuadros

El pasado jueves falleció a la edad de 101 años, Ángeles Santos Torroella, la artista precoz, vanguardista y pintora de inquietante trazo. Nacida e Portbou en 1911 se estrenó en la pintura con apenas 14 años, mientras estudiaba en un colegio de monjas en Sevilla, y en 1929, con tan solo, 18 firmó las que está consideradas como sus grandes obras: «Tertulia» y «Un mundo», óleo de grandes dimensiones y trazo surrealista que luce en las paredes del Reina Sofía de Madrid, de forma permanente. Inspirada por unos versos de Juan Ramón Jiménez pintó Un mundo, una sorprendente visión surrealista del planeta en forma de cubo. Ese mismo año realizó su segunda gran obra Tertulia, influenciada por la nueva objetividad alemana.

Un mundo

Un mundo

“Lo pinté en Valladolid. Yo le dije a papá: “Quiero pintar el mundo. Todo lo que yo he visto”. Él encargó una pieza entera de lienzo a Madrid. a la casa “Macarrón”. Cuando lo recibimos lo clavamos con chinchetas en la pared de mi habitación. Era una tela muy grande y cuadrada. Al principio no sabía cómo llenarla, pero iba a pintar algo en ella. Luego ya inventé. En lugar de representar la tierra redonda la hice cuadrada, en planos, porque yo había leído sobre el cubismo y me resultaba más fácil ir colocando las cosas. Entonces leía mucha poesía de Juan Ramón Jiménez, de Baudelaire, y a todos ellos me los imaginaba como unos seres espirituales. Después cuando conocí a algunos me decepcioné.

Yo ponía los títulos a mis obras. Este lo pondrían en Madrid, cuando lo mandé: “Un mundo”… no sé… Yo leía las poesías de J.R. Jiménez, por eso en lugar de poner: “Ángeles malvas// apagaban las verdes estrellas.// Una cinta tranquila// de suaves violetas (…)” Yo puse en el lienzo que las encendían. Me sirvió la imagen para pintar unos espíritus que encienden unas teas en el sol, bajan la esclaera de cristal y allí encienden las estrellas. Entonces se hablaba de ir al planeta Marte. Yo imaginaba que allí existirían unos seres extraños y así me inventé lo que hay en la parte inferior del cuadro: las madres de los espíritus que realizan el milagro del sol. Ellas no tienen oídos, están con los ojos cerrados y en lugar de esqueleto tienen un armazón de alambre, ya se ve… como una especie de hierro oscuro, y unas manos puntiagudas. Me lo inventé así sin pensar”.

(http://verdadmujeresarte.blogspot.com.es/2010/12/un-mundo-de-angeles-santos.html)

angeles santos2

Tertulia

A finales de los años 20 con sus dos primeros cuadros, Ángeles revolucionó la pintura española y tuvo  sus pies a intelectuales y artistas de de la época, como Federico García Lorca y Jorge Guillén y Ramón Gómez de la Serna con quién mantenía una activa correspondencia. Está época en la que vivía en Valladolid, fue la de mayor producción y los años que le dieron nombre y fama. Tras exponer en el IX Salón de Otoño de Madrid el año de 1929, sus apariciones se multiplicaron, con exposiciones individuales y colectivas en París, Copenhage y Pittsburgh y en la Bienal de Venecia de 1936.

angeles_santos_foto

La historia de la pintura le guardaba un destacado lugar, pero decidió apartarse después de casarse con el también pintor Emili Grau Sala. Era hermana del escritor y crítico Rafael Santos Torroella y madre del artista Julián Grau Santos.

angeles-santos2

Tras una exposición en la Galeries d’Art Syra de Barcelona, que resultó ser un fracaso debido a lo tenebroso de su pintura, muy alejada del noucentismo de la Cataluña de entonces, donde vivía desde 1933, decide renegar de sus cuatros y marchar a Francia durante la Guerra Civil. Conocer a su marido y el impresionismo francés hizo que su pintura diera un vuelco de 180 grados, suavizando el color de sus cuadros y centrándose en pintar paisajes, bodegones y retratos. Regresó a España en 1937 para dar a luz a su primer hijo y aparcó los pinceles hasta 1963, cuando se reunió de nuevo en París con su marido.

angeles_santos_131421 Aurretrato

Autorretratos

Unos vaivenes vitales que la llevaron a vivir en Valladolid, Barcelona, Madrid y París y que se trasladaron también a su pintura, que pasó de acercarse al surrealismo y el cubismo para acabar rindiéndose al paisajismo y el postimpresionismo. En 1986 el Museu de l’Empordà , en Figueres, le dedicó un retrospectiva y en 2005 recibió la Creu de Sant Jordi de la Generalitat.

Niña (Retrato de Conchita) MNAC Barcelona

http://art.mnac.cat/fitxatecnica.html?inventoryNumber=214515-000&lang=es

Pintó durante toda su vida sin pensar en el pasado ni en la artista que pudo haber llegado a ser si hubiera permanecido en el surrealismo. Murió el 3 de octubre de 2013, en su casa de Madrid.

Análisis de su obra

http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81ngeles_Santos_Torroella#Estilo

Fuentes: elperiodico.es y abc.es

Montse M.

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 6, 2013 en ARTE, NOTICIAS

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: