RSS

¿QUÉ PASA EN EL MUNDO?

17 Mar

SEXTO ANIVERSARIO

EXPLOSION BARCELONA

17 de marzo de 2008. Barrio de la Verneda, cerca de la Gran Vía. Lunes de Semana Santa. La mayoría del vecindario todavía durmiendo. A las 07:30 un fuerte ruido nos despierta. Mi primer pensamiento es que ha sido una bomba, pero en nuestro barrio me extraña. Me levanto y mi hermano me comenta que a él también le ha despertado el fuerte ruido. Voy al otro lado del piso para ver si mi madre se ha despertado. Ella al estar en una habitación que da al exterior lo ha oído con más fuerza. Abro la ventada y empezamos a oír gritos de pavor. Gritos que permanecerían en nuestra cabeza durante varios días. En un edificio de la misma fila de edificios ha habido una explosión. Nos vestimos y nos vamos a la calle. Está abarrotado de gente y vemos fuego y humo. Me llevo a mi madre a casa de mi hermana para alegarla de ese desastre. Seguimos oyendo los gritos y me aterra pensar que el edificio pueda caerse con todas esas personas dentro. Unas horas más tarde vamos toda la familia a ver lo que ha pasado. Me había mantenido bastante serena, pero al ver que dos pisos han desaparecido por la explosión me da un mareo y me tengo que sentar. Las paredes, los tabiques y las ventanas habían desaparecido.

Han pasado 6 años, pero todavía está en el recuerdo de los que vivimos esta experiencia más cerca. Una familia que conozco y aprecio mucho vive allí y hasta última hora de la tarde no supe nada de ellos. Estaban bien, pero José, el chico que iba a trabajar bajaba por la escalera en el momento de la explosión. Una par de minutos antes y le hubiera alcanzado.

A medida que fueron pasando las horas supimos que había tres víctimas mortales y 14 heridos por quemaduras e inhalación de humo. Poco a poco nos fuimos enterando de lo sucedido. Ann M. P. una vecina a quién esa mañana iban a desahuciar preparó unas bombonas de gas para que explotaran y roció todo el piso con gasolina. ¿Quería provocar sólo un incendio o una gran explosión? No lo sabemos. Esta mujer, de 53 años, sufría algún trastorno mental y mantenía una relación problemática con las otras personas que habitaban el inmueble. Algunos vecinos han afirmado que, en alguna ocasión, se habían enfrentado a la mujer, aficionada a cartas del tarot, porque había puesto aceite con sal en los pasillos para ahuyentar a los espíritus. El día antes había estado comprando caramelos en la tienda donde yo trabajaba. La había visto varias veces y me daba un poco de yuyu por cómo se comportaba o lo que decía. Aquel domingo estaba tranquila y serena.  Según su abogado la mujer estaba diagnosticada de síndrome de obsesión mayor y él también declaró que el viernes antes había hablado por teléfono con ella y estaba tranquila.

EXPLOSION BARCELONA

Aquella mañana la vieron haciendo viajes bajando bolsas y paquetes. Algo le salió mal y en uno de los viajes cuando estaba en el rellano su artilugio explosionó provocando un gran incendio que se propagó a los pisos superiores a través del patio interior y afectó principalmente a su piso y al de al lado, pero a todos los pisos del edifico en mayor o menor medida. Fue tan fuerte la explosión que desintegró su piso y casi todo el piso de al lado, donde estaban Neus y su hermano Lluis desayunando en la cocina. Sus vidas se acabaron en ese momento, mientras que Antonia, su madre, que dormía en la habitación más alejada se despertaba y trataba de salir por la ventada sufriendo quemaduras en ambas manos. Fue horas después cuando se enteró de que dos de sus tres hijos habían muerto en la explosión. Antonia es una buena mujer que ha sufrido mucho y tiene un gran coraje para poder mantenerse en pie y seguir adelante, después de haber sufrido un golpe tan terrible poco tiempo después de quedarse viuda.

EXPLOSION BARCELONA

Durante varias horas 37 personas permanecieron en los balcones de su casa mientras los bomberos los iban evacuando. El jefe de bomberos elogió la serenidad de estas personas, cuyo comportamiento evitó que hubiera más víctimas. El hecho de que algunos de los residentes se encontraran de vacaciones de Semana Santa evitó una desgracia mayor. Por suerte el edificio estaba construido con pilares de carga que evitaron su derrumbamiento.

EXPLOSION BARCELONA

Los edificios adyacentes también sufrieron daños y algunos coches aparcados en la zona quedaron completamente calcinados. Una docena de dotaciones de bomberos participaron en los trabajos de rescate.

Los vecinos tardaron varios meses en poder regresar a sus pisos, justo a tiempo para que Geni pudiera salir de casa de sus padres vestida de novia y fotografiarse con todos sus vecinos delante de la fachada.

Montse M.

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 17, 2014 en NOTICIAS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: