RSS

¿QUIÉN MUEVE EL MUNDO?

03 Mar

CAYÓ EL TELÓN DEMASIADO PRONTO

Rosa Novell B-N

“Querer es lo más importante.”

La actriz y directora teatral Rosa Novell murió el viernes 27 en Barcelona a los 61 años, demasiado joven, víctima de un cáncer de pulmón. Lo sentí mucho y los ojos se me llenaron de lágrimas. Todavía era joven para irse de este mundo y dejarnos huérfanos de su talento.

La pareja

Rosa y Eduardo paseando por La Rambla

El sábado en el tanatorio de Sant Gervasi su pareja, el escritor Eduardo Mendoza, tenía el gesto cansado y los ojos llorosos. Sus palabras lo dijeron todo: «Ha sido horroroso, muy duro y cansado. Un proceso tan largo… Ahora ya descansa en paz». No estaba solo el mundo de la cultura catalana, amigos y compañeros de Novell y Mendoza, quisieron arropar a la familia. El domingo a las 14.00 horas se celebró el funeral.

Germans

Con su hermano

De las risas al dolor extremo pasó su hermano Queco Novell, que la noche el viernes interpretó a Mariano Rajoy en Polònia. El musical. Esa noche la obra celebraba las 100 primeras representaciones del hilarante montaje y no quisieron informarle de la muerte de su hermana hasta después del espectáculo. Antes de actor de comedia y triunfar con los programas, Polònia y Crackòvia, Queco Novell fue presentador de Telenotícies.

Su lucha a pesar de la enfermedad y la ceguera

Rosa Novell

En mayo de 2013 se manifestó la enfermedad en forma de embolia pulmonar y debido al tratamiento perdió la vista el año pasado. A pesar de todo volvió a los escenarios en el mes de octubre en el Teatre Romea con la obra “L’última trovada” de Sándor Márai.

Muy ilusionada, desafió la oscuridad provocada por el tratamiento subiéndose al escenario con la obra L’última trobada, de Sándor Márai y dirigida por Abel Folk, también protagonista. Su imagen, más delgada, el cabello corto, serena, con un aspecto frágil, pero que destilaba una gran fuerza y luz interior. Como si de una premonición se tratace, fue un emocionado último encuentro con su público.

En febrero, debido a un empeoramiento de la enfermedad, fue sustituida por Anna Barrachina en las funciones programadas para la Llotja de Lleida.

La sabiduría tras la enfermedad

Premio Butaca

Era una mujer luchadora, que se entregaba totalmente en cada nuevo proyecto, tanto en su trabajo de actriz, como de directora. «Creo que ahora soy mejor actriz. Es la gente la que me ve diferente», Pero lo que más aprendió de la gran «sacudida» que la dejó ciega, declaraba, era que «lo importante es el amor». «Lo que más me ha emocionado este tiempo es el cariño de los amigos, de mucha gente, más que los aplausos». La actriz que había hecho de la escena su vida declaraba: «El teatro está bien, pero ahora hay otras cosas que han pasado a primer término. No sé cuánto tiempo me queda, ni si podré resistir mucho así… No me quiero quejar».

«Me gusta mucho tener fama de persona seria. Soy muy responsable y puntillosa en el trabajo». «He sido reina, puta, fregona y señora estupenda en el teatro, así que no tengo necesidad de serlo en mi vida privada. Esencialmente, soy tímida, indecisa y un poco llorona. Sigo siendo muy criatura», se describía la gran dama de la escena. Una mujer tierna y entrañable que se ocultaba bajo una imagen dura.

Su vida, su trabajo

Barcelona. Cultura.

«Yo fui una niña extraña y tímida y luego una adolescente que tartamudeaba al hablar en público. La primera vez que me subí al escenario vi que todos me miraban, me escuchaban y que además pagaban religiosamente por hacerlo. Me dije: este es mi lugar», contaba la actriz y directora barcelonesa de su terapéutica irrupción entre bastidores. Había estudiado Filología Catalana, pero en 1974 empezó su viaje escénico, del que ya nunca quiso apearse: debutó con Les troianes, de Eurípides, en la Universitat Autònoma de Barcelona, bajo la dirección de Joan Lluís Bozzo, el director de Dagoll Dagom.

Se especializó en personajes complejos y fuertes en la década de los 80 con El balcó, de Jean Genet; Al vostre gust, de William Shakespeare; La ronda, de Arthur Schnitzler; Oh, els bons dies, de Samuel Beckett; La marquesa Rosalinda, de Valle-Inclán; Elsa Schneider, de Sergi Belbel, y, en 1990, Restauració, de Eduardo Mendoza. Memorias de Adriano, Plaça dels herois, La noche de Molly Bloom y Fedra fueron otros de sus títulos como intérprete. «Arriesgarse es el deber de toda artista», declaraba.

Mario Gas la dirigió en La ronda, La senyora Florentina i el seu amor Homer, Zona cero y Un frágil equilibrio, entre otros montajes.

También se reveló como una directora teatral de gran talento con montajes como Maria Rosa, de Àngel Guimerà; Olga sola, de Joan Brossa; Les dones sàvies, de Molière; Greus questions, de Mendoza, y Fi de partida, de Samuel Beckett.
También se hizo popular con series televisas catalanas de éxito, como ‘El cor de la ciutat’, ‘Nissaga de poder’, ‘Estació d’enllaç’, ‘Majoria absoluta’, ‘Jet lag’, ‘Germanes de sang’ y ‘Crims’.

Puso su voz en el telefilme ’14 d’abril. Macià contra Companys’ (2011) y sus últimas películas fueron ‘Xtrems’ y ‘Desátate’ (2009) y ‘Ràstres de sàndal’ (2014).

Premios

Premi Most

El público, en pie, le dio una gran ovación

A lo largo de su trayectoria recibió importantes reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Interpretación en 1988; el Margarida Xirgu 1989, el Premi de la Crítica y, en el 2007, la Creu de Sant Jordi. En noviembre pasado recibió su último galardón, el Butaca que lleva el nombre de la fallecida Anna Lizaran, por su «trayectoria y valentía». Muy emocionada, la actriz y directora recordó a Lizaran y dio las gracias a los que la acompañaron en su retorno a los escenarios. El mismo mes en el Most, el Penedès Festival Internacional de Cine del Vino y el Cava, le rindió un sentido homenaje con un premio especial a su carrera. Poco después, la Acadèmia del Cinema Català la nombró Membre d’Honor.

En primavera se estrenará un documental, filmado por Agustín Villaronga, que sigue los ensayos de Novell de El testamento de María, que debía llevar a escena en catalán (este mes Blanca Portillo lo representará en el Lliure en castellano). Es una María ya anciana que reflexiona sobre su vida y la muerte.

La última entrevista

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/rosa-novell-teatro-quitado-vida-quiza-pueda-devolver-3653978

Fuente: elperiodico.com

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 3, 2015 en ARTE, CATALUÑA, NOTICIAS

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: