RSS

¿QUIÉN MUEVE EL MUNDO?

11 Mar

50 AÑOS DEL “DOMINGO SANGRIENTO”

NYC32278

Este fin de semana se ha estrenado en los cines de España la película “Selma” precisamente en el 50 aniversario de los acontecimientos que convulsionaron Estados Unidos y que dieron paso a las primeras conquistas por los derechos civiles para sus ciuadadanos afroamericanos.

El 7 de marzo de 1965. La policía y soldados del estado de Alabama atacaron con gases lacrimógenos y golpes, a 600 manifestantes por los derechos civiles que se encontraban realizando una marcha desde Selma hacia Montgomery (capital del estado). A consecuencia de la represión, este día quedó en la historia como ‘Bloody Sunday’ (‘Domingo Sangriento’). Encabezada por Martin Luther King, la marcha se prolongo durante 87 km. El movimiento por los derechos civiles denunciaba en los años 60 la dificultad para ejercer el derecho a voto como el principal obstáculo para participar en democracia cambiar las leyes discriminatorias y abrir la puerta a que los afroamericanos ejercieran en la política.

El detonante fue el disparo a Jimmie Lee Jackson, por parte de un policía, cuanto trataba de proteger a su madre y a su abuelo en un café en el que se habían refugiado mientras eran atacados por policías montados, durante una manifestación por los derechos civiles. Jackson murió ocho días después a causa de una infección en la herida de bala.

Se organizaron tres marchas.

558x367

2078077

En la primera los manifestantes llegaron al puente Edmund Pettus, a la salida de Selma, donde fueron arrinconados por la policía estatal y la policía montada y atacados brutalmente, en presencia de numerosos medios de prensa. Este ataque dejó a diecisiete personas hospitalizadas y numerosos heridos. El objetivo de la marcha era que el gobernador George Wallace protegiera los derechos de los votantes negros. La policía actuó de este modo porque Wallace denuncio la marcha diciendo que era una amenaza contra la seguridad pública.

NYC12846

Martin Luther King decidió organizar una segunda marcha, el 9 de marzo, e hizo un llamamiento a la gente para que se unieran a él. Numerosas personas llegaron desde todo el país y procedente de distintas partes del mundo, convocadas por las violentas imágenes que habían visto en la televisión. Unas 2.500 personas marcharon de nuevo de Selma a Montgomery. Esta vez Martin Luther King quiso contar con apoyo judicial por lo que pidió una orden por la cual la policía no pudiese interferir. El juez federal Frank Minis Johnson impidió la marcha hasta que pudiera tener una audiencia. Luther King decidió realizar la marcha igualmente, que llegó hasta el puente Edmund Pettus, donde rezó brevemente antes de regresar a Selma. No quería ponerse en contra a uno de los pocos jueces sureños que simpatizaban con su causa.

Ese mismo día, después de la marcha, el clérigo blanco de Boston y miembro de la organización de King, James J. Reeb fue atacado con palos por un grupo de blancos y murió dos días después. A la semana siguiente el juez Frank Minis Johnson aprobó la realización de la marcha y ordenó al Estado que no la bloqueara.

NYC12856

622x350

NYC32490

El 21 de marzo se organizó la tercera marcha, que por fin llegó a Montgomery el día 24. Cinco meses después dio sus frutos, cuando el presidente Lyndon Johnson firmó la Ley de Derecho a Voto de 1965, que abolió los tests de alfabetismo como pre requisito para votar e implementó el registro federal de votantes. 25 mil personas cerraron una marcha histórica que se ha convertido en uno de los mayores hitos de la historia racial norteamericana: El gobernador George Wallace no recibió a la delegación que quería entrevistarlo. La marcha fue custodiada por 1.863 guardias nacionales de Alabama, 1.000 soldados del Ejército, 100 hombres del FBI y otros tantos oficiales de policía. No hubo incidentes.

Una conmemoración que deja claro que hay que seguir trabajando por los derechos civiles

base_image

Barack Obama, el primer presidente afroamericano de la historia de Estados Unidos recorrió este sábado los mismos pasos que Martin Luther King y conmemoró en la localidad sureña de Selma los triunfos del movimiento por los derechos civiles de las minorías raciales, al que tantas veces ha agradecido la posibilidad de que él llegara a la presidencia.

Un aniversario que llega en un momento en que la nación está sacudida por las similitudes entre la represión policial en Selma y en Fergusón, Misuri, 50 años más tarde. “Muchas veces cometemos el error de sugerir que el racismo ha terminado, que el trabajo de Selma se ha completado y que las tensiones que permanecen se deben a que algunas personas utilizan la raza para su provecho”, dijo Obama en Selma. “No necesitamos Ferguson para saber que no es cierto. Basta con abrir los ojos, los oídos, los corazones, para saber que la historia racial del país todavía proyecta una larga sombra sobre nosotros”.

1425758393_021232_1425762144_sumario_normal

Obama se abraza al congresista John Lewis.

Entre los agredidos en Selma hace 50 años estaba el ahora congresista John Lewis, que sufrió una fractura de cráneo. La escena de un agente golpeándole en el suelo es un calco de las que se produjeron en Ferguson durante las protestas por la muerte de un joven negro por los disparos de un agente blanco.

150307160322_eeuu_50_aniversario_selma_624x351_ap_nocredit

John Lewis golpeado por un policía

Las manifestaciones en Ferguson por la muerte de Brown, como en nombre de Eric Garner en Nueva York o de Trayvon Martin en Florida, reivindican que la desigualdad va más allá del trato policial. La policía respondió con contundencia: desplegó vehículos blindados y agentes antidisturbios con equipación militar y rifles que lanzaron gases, pelotas de goma y efectuaron decenas de detenciones. La muerte de un negro a tiros de un agente es un suceso habitual en EE UU, pero no es el único problema con que se enfrenta la población afroamericana. El nivel actual de desempleo entre los afroamericanos es el doble que el de los blancos, su nivel de ingresos es cada vez más bajo, por debajo del resto de la población, y tienen cinco veces más posibilidades de entrar en prisión que el resto de ciudadanos.

selma_655x438

Esta misma semana, el Departamento de Justicia presentaba sus conclusiones sobre la actuación de la policía en Ferguson en un claro ejemplo de que el trabajo del movimiento por los derechos civiles no ha terminado. El informe de Justicia denunció “un patrón de discriminación racial” que guiaba a los agentes, cuyas prácticas han sido calificadas por Obama como “abusivas y opresoras”.

selma-8_642x428

Esa lucha sigue vigente. El Departamento de Justicia investiga los intentos de varios estados para impedir el voto de las minorías raciales, un factor que jugó un papel clave en las presidenciales de 2012. El año pasado, el Tribunal Supremo anuló uno de los apartados principales de la ley del 65, en un claro revés a los avances impulsados por el reverendo King. “Si de verdad queremos honrar este día”, dijo Obama, “regresemos a Washington con el compromiso de restaurar la ley este mismo año”.

Con los ojos de un activista.

1425704041_501150_1425705078_sumario_normal

Tory Russell, ha viajado a Selma con una cincuentena de vecinos, entre ellos el padre de Brown, invitados por los organizadores de los actos de conmemoración del domingo sangriento. Russell es cofundador de Hands up United, un grupo nacido tras las protestas por la muerte de Brown. Hay decenas de otros similares. Su organización reclama cambios en el sistema policial, económico y penitenciario para mejorar las condiciones de los afroamericanos. También impulsa que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU investigue la situación de la comunidad negra en EE UU.

1425704041_501150_1425704979_noticia_normal

Misma escena con 50 años de diferencia: Selma (Alabama) en marzo de 1965 y Ferguson (Misuri) en agosto de 2014.

El paralelismo inquieta a Tory Russell, activista afroamericano de 30 años de Ferguson: “Cuando las miras de lejos, si no fuera porque unas fotografías son en blanco y negro, y las otras en color no sabrías a qué año corresponden”.
En estos 50 años ha habido avances como el fin de la segregación legal hasta el incremento de las oportunidades para los negros o la llegada del primer presidente afroamericano a la Casa Blanca. A pesar de todo, todavía hoy, la población denuncia la discriminación policial contra la comunidad negra, las injusticias sociales-económicas-judiciales y hace patente que la tensión racial permanece.

Russell afirma que es importante impulsar cambios y tener una sólida base en el ámbito local para que luego se pueda trasladar al nacional. Pero ha visto, decepcionado, la apatía de los habitantes de Selma y teme que no se consiga activar el “poder” que demostraron las multitudes en la calles, hace 50 años.

Fuentes: internacional.elpais.com y taringa.net/Fotogaleria-La-Marcha-de-Selma-a-Montgomery

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 11, 2015 en NOTICIAS

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: