RSS

SALUD Y BIENESTAR

18 Ago

EL ACEITE Y LOS FRUTOS SECOS ENRIQUECEN LA DIETA MEDITERRÁNEA Y MEJORAN LA CAPACIDAD COGNITIVA

mediterranea

Cada vez hay más estudios científicos que evidencian los beneficios de una buena alimentación para prevenir infartos e ictus en un 30%. En España se ha realizado el que hasta ahora es el mayor estudio sobre este tema, que con el nombre de Predimed y con los datos de 7.500 personas, observó hace dos años que los efectos de la dieta mediterránea se refuerzan con aceite de oliva extra o los frutos secos.

Los beneficios del aceite de oliva virgen y de los frutos secos

En la actualidad, el mismo equipo dirigido por Emilio Ros, del Institut d’Investigacions Biomediques August Pi i Sunyer (Idibaps), del Hospital Clínic de Barcelona, ha centrado su trabajo en la función cognitiva entre las personas mayores (67 años de media de edad). Los resultados demuestran que en personas sanas, la beneficiosa dieta mediterránea aumenta la prevención e incluso el retraso de la pérdida de facultades mentales relacionadas con el envejecimiento, sí se consume aceite de calidad o frutos secos. El estudio se ha publicado ya en la revista JAMA Internal Medicine.

Las personas que han formado parte del estudio han sido sometidas a un seguimiento que ha durado cuatro años, con una evaluación al principio y otra al final del proyecto.

Aceite de oliva virgen extra

De entre los participantes que tomaban la dieta mediterránea se seleccionó a 115 personas a las que se dio un suplemento de un litro por semana de aceite de oliva extra; a 147 que tomaron una ración de 30 gramos diaria de una mezcla (15 gramos) de nueces, avellanas y almendras. A 145 se les recomendó disminuir el contenido en grasa de su alimentación. Las capacidades cognitivas se midieron con la realización de nueve test neuropsicológicos y el resultado que se ha conseguido comparando las respuestas de los diferentes grupos participantes.

Al término del estudio, los investigadores advirtieron que las personas que tomaron la dieta mediterránea reforzada con suplementos tenían una capacidad cognitiva mayor y que las restantes habían sufrido mayores pérdidas en la función cerebral.

frutos_secos_embarazada

Los que consumieron frutos secos preservaron mejor la memoria (una de las pruebas para medirla consistía en memorizar siete palabras y recordarlas al cabo de tres minutos). Los que tomaron aceite de oliva, mejoraron la función ejecutiva (eran más rápidos a la hora de unir con un trazo 12 números puestos al azar sobre un papel).

Esta mejora de la función cognitiva es independiente de variables como la edad o el sexo de los participantes (de los 447 voluntarios, 223 eran mujeres). “Las dos dietas mejoraron significativamente los resultados del grupo de control” destaca Ros, que también dirige un grupo en el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición.

El investigador subraya que el estudio demuestra un efecto preventivo, pero no está probado que sirva para frenar los efectos de un proceso de demencia cuando ya ha comenzado a manifestar sus síntomas. “La dieta analizada frena el deterioro cognitivo asociado a la edad, pero de momento no podemos decir que se prevenga, por ejemplo, el alzhéimer, aunque sí la condición patológica previa alzhéimer”, comenta. El ensayo muestra cómo un cambio de hábitos, en este caso alimenticios, es un recurso eficaz para prevenir la degeneración cognitiva, aunque tenga lugar en edades avanzadas.

De momento el estudio no responde a cual es el mecanismo que da al aceite y a los frutos secos, el efecto preventivo. “Los efectos beneficiosos probablemente se deban a la gran cantidad de agentes antiinflamatorios y antioxidantes” según Ros. Para que aumenten los benéficos de la dieta se ha de consumir aceite de oliva virgen extra que es muy rico en polifenoles con actividad antioxidante. Lo mismo sucede con las nueces, que son el segundo alimento vegetal con mayor poder antioxidante, por detrás del escaramujo, el fruto de un tipo de rosal salvaje. Y en cuanto a que los frutos secos engordan, pues como todo si se come en exceso.

Un reto para la ciencia

mayores

En una época que disfrutamos de una mayor expectativa de vida, el interés por prevenir el deterioro físico, cognitivo o emocional relacionado con el paso de los años está concentrando cada vez más esfuerzos de la comunidad investigadora internacional.

Rafael Tabarés, catedrático de Psiquiatría en la Universitat de València e investigador principal de uno de los grupos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental conoce bien los trabajos relacionados con el ámbito cognitivo.

Y estas son sus conclusiones:

Pese a los esfuerzos realizados para frenar el declive de las facultades mentales asociadas a la edad, la solución no es farmacológica (aunque sí hay medicamentos cuando la demencia se ha manifestado) y sorprende que la respuesta esté relacionada con los hábitos de vida saludable. Además de la dieta también es efectivo el ejercicio físico moderado frente al sedentarismo. Y los más importante de los diferentes estudios es que sí es beneficioso para las personas mayores, lo es también para el resto de la población.

Fuente elpais.com

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 18, 2015 en SALUD Y BIENESTAR

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: