RSS

¿QUIÉN MUEVE EL MUNDO?

04 Dic

DÍA INTERNAICONAL DE LOS VOLUNTARIOS

Voluntario2013120519151120430

Hoy es un día especial para homenajear a las personas que dedican de forma altruista su tiempo, energías y capacidades para cambiar el mundo hacia un futuro mejor. Una forma de reconocimiento y agradecimiento a una labor imprescindible, tanto en países en vías de desarrollo, como en países más desarrollados pero con grandes carencias, como el nuestro. Un homenaje a aquellas personas que donan parte de su tiempo y energía para hacer más fáciles las vidas de otras personas.

El 17 de diciembre de 1985 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 40/212 “invita a los gobiernos a celebrar todos los años, el 5 de diciembre, un Día Internacional de los Voluntarios para el Desarrollo Económico y Social, y los exhorta a adoptar medidas para que se cobre mayor conciencia de la importante contribución que aportan los voluntarios, lo cual estimulará a más personas de toda condición a ofrecer sus servicios como voluntarios, tanto en sus países de origen como en el extranjero”.

El slogan de este año es: «El mundo cambia. ¿Y tú? !Hazte voluntari@!».

voluntario

Aunque el trabajo de voluntariado es altruista, aporta beneficios personales haciéndote sentir bien contigo mismo, valorarte y sentirte útil para la sociedad, de una manera que a veces trabajando no se logra. El voluntariado también puede aportar otros tipos de beneficio, que la mayoría de veces se ven a largo plazo. Tener una experiencia como voluntario te puede permitir, en el futuro, encontrar un trabajo. Cada vez más de valora la experiencia acumulada de forma que incluso puede formar parte del currículum a la hora de buscar un empleo.

El voluntariado enriquece, ayuda en el crecimiento personal y también favorece la búsqueda de empleo, dándonos alternativas a nuestras capacidades laborales.

Conocemos personas nuevas, muchas en nuestra situación, y otras que están trabajando y que deciden dedicar su tiempo libre a estas actividades solidarias. Estas personas pueden servirnos como enlace para acceder a nuevos proyectos profesionales. El voluntariado nos prepara para ser versátiles y asumir diferentes roles en una misma actividad.

Nos ayuda a desarrollar habilidades relacionadas con la comunicación, la resolución de conflictos, el trabajo en equipo, la planificación, la organización de proyectos y, lo que es más importante, nos enseña a ser empáticos y poder entender a las personas o su situación personal. Nos hace sensibles a las carencias sociales y a ver que no son extraños, son personas cómo nosotros, pero con otra situación de vida.

El voluntariado constituye una eficaz alternativa para completar tiempos de inactividad laboral estos espacios vacíos en el currículum.

Es una buena opción cuando se está sin trabajo, te mantiene ocupado y te permite dejar de pensar en tu propia situación.

La mayoría de personas que han realizado un voluntariado quieren volver a repetir la experiencia como una manera de superación, de mejorar y aceptar nuevos desafíos.

Esto que expongo no lo digo por decir o porqué lo haya leído en una página web. Hablo por propia experiencia. Yo era dependienta, pero hace catorce años no encontraba un trabajo para compaginar con mis estudios de informática. Tenía mucho tiempo libre y hacía años que deseaba colaborar como voluntaria, aunque no sabía de qué manera. Pensé que tal vez en mi propio barrio habría algo en que pudiera participar y me ofrecí como voluntaria en una residencia de la tercera edad. Estuve un año y medio colaborando por las mañana con la animadora sociocultural, para después estar en el comedor ayudando a cortar la comida o dando de comer. Fue una época muy enriquecedora, en la que disfruté mucho con las manualidades y las actividades lúdicas, pero que también me hizo ver, afrontar y superar situaciones que eran difíciles para mí. Conocer de primera mano lo que representa para una persona abandonar su vida anterior, su casa, sus pertenencias y ver su declive, no es fácil. El voluntariado te pone frente a una parte fea de la vida, el ser humano y de la sociedad. (Una sociedad que no podría sostenerse sin la participación de los voluntarios.) Tras varios años trabajando otra vez de dependienta, volví a encontrarme sin trabajo y gracias al tiempo que trabajé como voluntaria pude encaminar mis pasos como cuidadora, un trabajo que llevo realizando hace casi cinco años.

Fuentes: Wikipedia.org y muypymes.com

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 4, 2015 en NOTICIAS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: