RSS

LA POLÍTICA EN ESPAÑA

05 May

NUEVAS ELECCIONES Y NUEVO GASTO DE LAS ARCAS PÚBLICAS

253296-620-282

Después de 4 meses, los partidos políticos no han querido ponerse de acuerdo para formar una coalición que permitiera la marcha del Parido Popular. Todos han mirado su propio interés y una vez más se han olvidado de nosotros, los sufridos ciudadanos de a pie.

Aunque el propio rey Felipe ha pedido a los partidos políticos reducir los costes de la nueva campaña electoral, la normativa vigente y que los diversos partidos tengan que ponerse de acuerdo, harán difícil conseguir un ahorro sustancial a las arcas públicas. Porqué resulta que somos nosotros los que pagamos las elecciones, la propaganda que nos envían a casa y las subvenciones a los partidos.

El Estado español dedicó algo más de 177 millones de euros en la organización de las elecciones del pasado 20 de diciembre. 130,2 correspondieron a gastos de organización: 12,5 en logística (papeletas, locales, campañas de incentivación al voto), 55,1 en costes imputables a las administraciones públicas (entre ellos, el despliegue de las fuerzas de seguridad), 48 en gastos de correo (voto a distancia, envío de propaganda), 12,8 en telecomunicaciones (escrutinio, difusión de datos) y 1,5 para imprevistos, de acuerdo a los datos difundidos por el ministerio del Interior.

Los restantes 47,7 fueron para las subvenciones que reciben los partidos por cada escaño conseguido. Según los cálculos de 20minutos, el PP, la fuerza mayoritaria, se embolsó 17,4 millones; el PSOE 12,2 millones. Podemos y Ciudadanos consiguieron 9,4 y 3,6 millones, respectivamente.

Este cuantioso presupuesto está regulado por la Ley de Régimen Electoral General, que establece tanto el dinero que reciben los partidos como la duración del proceso electoral [15 días para pedir el voto y 54 días de plazo desde la firma del decreto de convocatoria hasta el día de la votación]. No queda tiempo para modificar la ley y la única solución es que los partidos decidan donar una parte a fines sociales. (Ja, ja, ja). Ahora nos toca pagar el fracaso político con un nuevo sablazo a las arcas públicas.

Uno podría pensar que con el dinero que reciben de las subvenciones pagarán la publicidad que nos llega a casa. Pues no. El 100% lo pagamos nosotros y ningún partido va a ser menos que otro gastando en cuñas, anuncios, vallas, banderolas,… porque lo más importante es preservar nuestro derecho a estar informados sobre las promesas que nos harán los políticos y que casi seguro, después, no cumplirán.

¿Qué se gastaron los partidos políticos según la cuentas? El PP ha confirmado que gastó unos 12 millones de euros para sufragar la última campaña de Mariano Rajoy. El PSOE dedicó 9 millones, un 30% menos que en 2011. Podemos y sus confluencias (En Marea, En Comú Podem) invirtieron 3,6 millones obtenidos gracias a microcréditos, por los 4 de Ciudadanos. IU tuvo el menor presupuesto: 2,5 millones.

Y ahora viene otra cuestión. ¿Dónde va a parar el dinero que resulta de la diferencia entre el dinero recibido de la subvención y el dinero invertido en campaña? Si hacemos cuentas, vemos que no se lo gastan todo.

¿Qué se podría hacer con esos 177 millones de euros?

platica-inductiva-bienestar-social-primera-unidad-2012-8-728

El dinero que el Estado se gastará en organizar unas nuevas elecciones podría dedicarse a las siguientes partidas presupuestarias y actuaciones sociales de las Administraciones:

-Ampliaría un 14% el gasto en ayudas a la dependencia. Los 177 millones que costaría aproximadamente la nueva campaña suponen un mes entero del presupuestos del Estado para Servicios Sociales y promoción social, que asciende a 2.093,22 millones. Son partidas en favor de ancianos, migrantes, infancia y drogodependencia. También aquí se incluye la ayuda a la Dependencia, para la que se han presupuestado 1.252 millones en 2016. Es decir, el gasto de la campaña cubriría dos meses del programa de dependencia… o permitiría ampliarlo un 14%.

-Sufragaría casi todo el programa PREPARA de ayuda a parados. Este programa de recualificación para desempleados que se quedan sin ayudas nació en 2011 y combina políticas activas de empleo con ayudas económicas de acompañamiento. El programa está dotado este año con 219 millones, es decir, un poco más que los 177 millones que nos podríamos gastar en una nueva campaña electoral.

-Corresponde a un mes y medio de todo el gasto en becas. Las políticas educativas del Estado, una de las partidas afectadas por los recortes en los últimos años, podrían contar con una ayuda extra si se sumase el dinero de la campaña a los 1.472 millones que el Estado dedicará este año al programa de becas y ayudas al estudio.

-Cubriría todo el gasto en Universidad y Educación infantil. El dinero de la campaña también podría dedicarse completamente a sufragar dos partidas este año: el programa de Enseñanzas universitarias, que está dotado en por el Estado con 118,87 millones de euros; o el de Educación infantil y primaria, dotado en 2016 con 161,57 millones.

-Equivale a un mes del gasto en pensiones no contributivas. Según los presupuestos de este año, el crédito destinado a pensiones no contributivas de vejez e invalidez se eleva a 2.290,85 millones de euros, excluido País Vasco y Navarra. El dinero de las elecciones, ayudaría a pagar un mes de estas ayudas.

-Es la mitad del dinero destinado a la Seguridad Social de los funcionarios. Las prestaciones del Estado para los regímenes de mutualidad de los funcionarios (Muface, Isfas…) asciende a 363,95 millones de euros, así que el dinero de la campaña podría dedicarse a cubrir casi la mitad de este presupuesto.

-Pagaría un mes de ayudas a la maternidad. El Estado dedicará en 2016 hasta 2.203,92 millones a prestaciones vinculadas a la cesación temporal en el trabajo por nacimiento de hijo, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia, por lo que los 177 millones de esas elecciones sufragaría un mes de las ayudas por nacimiento de hijo.

-Ahorraría cuatro meses de políticas de vivienda. El dinero asignado por el Gobierno en los presupuestos de 2016 en políticas de acceso a la vivienda, fomento a la rehabilitación y remodelación de barrios se eleva a 587,11 millones de euros para todo el año, así que el dinero de las elecciones podría dedicarse a sufragar todo un cuatrimestre de esta partida.

-Cubre todas las partidas de Sanidad y sus organismos autónomos. Los presupuestos de este año asignan una partida de 168 millones de euros para financiar todo el Ministerio de Sanidad, la Agencia Española de Consumo (15,81), la Organización Nacional de Trasplantes (4,06)y la Agencia Española de Medicamentos (46,16). Todo este gasto estaría cubierto por el dinero que se dedicaría a unas nuevas elecciones.

-Cubriría dos meses y medio de promoción de la Cultura. El Estado dedica 803,57 millones anuales a proteger y promocionar la Cultura. Evitar unas nuevas elecciones ahorraría suficiente dinero para cubrir dos meses y medios de fomento de las industrias culturales y deportivas españolas. O de forma particularizada, cubriría todo el presupuesto dedicado al deporte (170 millones), o bien a sufragar gran parte de las ayudas al cine (74 millones), al teatro (53 millones) y a la música y danza (94 millones).

Jueves 5 de abril. Primera reunión en el Congreso, sin éxito, para tratar de ponerse de acuerdo sobre el recorte del gasto electoral

Recorte gasto electoral

Los portavoces de todos los partidos han coincidido en reducir gastos ante esta convocatoria “excepcional”, pero no se ponen de acuerdo en cómo hacerlo. Normal, después de estos meses siendo incapaces de llegar a un acuerdo para formar gobierno. El próximo miércoles volverán a reunirse para tratar de llegar a un acuerdo. De momento parece que en lo único que están de acuerdo es en eliminar la publicidad exterior, aunque hay discrepancias sobre qué se considera publicidad exterior. Algunos, como el PSOE, lo incluyen todo, pero los partidos nacionalistas no quieren eliminar la publicidad en los autobuses o las banderolas de las ciudades para ser más visibles.

Los dos partidos con mayor número de votos en las últimas elecciones, PP y PSOE, han decidido acordar una reducción del gasto del 30% con respecto a la pasada campaña, donde entre ambos partidos se gastaron 21 millones de euros, por lo que el ahorro superaría ahora los seis millones de euros. En cambio Ciudadanos propone un gasto 6,5 millones por partido, Podemos reclama un tope de 3 millones y los partidos más pequeños piden que el ahorro sea proporcional, ya que para ellos al cobrar mucho menos que los grandes partidos tendrían más difícil la campaña.

El otro desacuerdo tiene que ver con el mailing (las cartas de los partidos que reciben todos los ciudadanos). Se baraja la posibilidad de eliminar la publicidad exterior que representaría un 20% del gasto.

Fuente: 20minutos.es

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 5, 2016 en NOTICIAS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: