RSS

DULCES REYES MAGOS!!!

05 Ene

Los Reyes Magos son mágicos, capaces de recorrer el mundo entero en una sola noche y repartir los regalos de todos los niños, que les dejan unas galletas, dulces, fruta o frutos secos y licor como agradecimiento. En sus viajes pasan por multitud de ciudades, donde pajes y ayudantes se ponen a sus órdenes para cumplir con sus tareas durante la cabalgata, todo ello en la noche más emocionante del año para los niños. Así que se pasan la noche repartiendo juguetes y recuperando fuerzas, mientras que nosotros por la mañana la pasaremos abriendo regalos y jugando, para después también reponer fuerzas. Y mientras les dejamos galletitas y fruta a sus Majestades Magos, nosotros nos reservamos un suculento postre para después de la comida……….el delicioso Roscón de Reyes!!! Magos no somos, pero tontos tampoco!!! Je, je!!!

Como otras tradiciones precristianas que se han incorporado en las celebraciones de corte religioso está la tradición de este delicioso dulce de Reyes ( y de plebeyos, por suerte!!!). según parece en el siglo II a.C., a mediados del mes de diciembre, tras la finalización de los trabajos en el campo y a lo largo de una semana, se realizaban unas celebraciones paganas conocidas como ‘las Saturnales’ (como homenaje a Saturno, dios de la agricultura y las cosechas) en las que se festejaba la finalización del periodo más oscuro del año y el inicio de la luz; pero hemos de tener en cuenta que en aquella época el año no acababa en diciembre, sino que se alargaba hasta finalizar el mes de febrero. Las Saturnales era un periodo de fiesta y jolgorio en el que a los esclavos se les daba permiso para no ir a trabajar y podían pasar esos días de una manera divertida y licenciosa.  Entre las muchas viandas que se preparaban para tal celebración preparaban una torta a base de miel y en la que se le introducía algunos frutos secos, dátiles e higos. Este postre se convirtió en uno de los más populares durante la celebración de la ‘fiesta de los esclavos’, como también era conocido dicho festejo.

Se calcula que fue en el siglo III d.C. cuando se introdujo la conocida haba, ya que ésta se consideraba un símbolo próspero y de fertilidad, por lo que a aquel que se encontraba en su porción de torta con esta legumbre se le auguraba prosperidad durante el resto de año.

Tras finalizar la persecución a los cristianos e imponerse como la religión oficial en el Imperio Romano, las celebraciones paganas (entre ellas las Saturnales) fueron desapareciendo, pero no así algunas costumbres como la de la torta que contenía un haba y que con los años había ido adquiriendo la forma de roscón.

La costumbre de comer este postre quedó muy arraigada en Francia donde se convirtió en toda una tradición entre la aristocracia y realeza gala y en la que adquirió gran parte de su actual popularidad. Las familias se reunían para comerlo y ver quién era el afortunado al que le salía tal preciada legumbre, comenzando a ser conocida tal celebración como ‘el Rey del haba’ (le Roi de la fave). Así que un delicioso manjar que de la que disfrutaban los esclavos y pobres pasó a ser disfrutado por los más ricos.

Pero fue en el siglo XVIII en el que, un cocinero, con ganas de contentar al pequeño rey Luis XV, introdujo como sorpresa en el roscón una moneda de oro (algunas fuentes indicaban que fue un medallón de oro y rubíes). Evidentemente, a partir de ese momento la moneda adquirió más valor simbólico que el haba, convirtiéndose en el premio deseado, mientras que nadie quería que le tocase la famosa legumbre.

Aunque la tradición de comer el roscón y todo lo que conllevaba ya era conocida en España, Felipe V trajo la nueva modalidad de introducir una moneda como premio (que con los años se cambió por una figurita de cerámica) a la vez que el haba en el postre se había convertido en un símbolo negativo.

Algunas fuentes apuntan que, durante un tiempo, la costumbre de introducir un haba desapareció, volviendo a reaparecer a mediados del siglo XIX, siendo escogida la tradicional fecha del día de Reyes para ser degustado y creando alrededor de este riquísimo dulce toda una parafernalia en la que el afortunado al que le salía la figurita era coronado como el ‘rey de la fiesta’ y al que le salía el haba debía pagar el postre, a la vez de ser nombrado por todos como el ‘tonto del haba’ (origen del famoso insulto ‘tontolaba’).

Aunque su origen varíe, lo que no cambia es su sabor exquisito y su forma de corona adornada con frutas escarchadas que imitan a las piedras preciosas, tan propias de una corona de reyes.

Y después de ser un manjar de reyes, los currantes hemos podido recuperar la oportunidad de disfrutar de este delicioso postre que puede ser de mazapán, nata, crema, cabello de ángel, chocolates,…

Qué lo disfrutéis!!!

https://www.guiainfantil.com/1440/el-roscon-de-reyes.html

https://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/cual-es-el-origen-del-tradicional-roscon-de-reyes/

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 5, 2018 en Uncategorized

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: