RSS

ANIVERSARIO CON AIRES REIVINDICATIVOS

16 Ago

LEÓN GIECO, CANTAUTOR DE CANCIÓN PROTESTA AÑOS 70

León Gieco es uno de los cantantes populares más importantes de Argentina especializado en la canción protesta y de concienciación social. Su proyección es internacional y está considerado “el Bob Dylan de Argentina” desde su álbum debut de 1973.

Su nombre real es Raúl Alberto Antonio Gieco y León es su apodo.  Al principio de su carrera musical estaba preparando los instrumentos para una prueba de sonido, junto a los integrantes de su primer conjunto “Los Moscos”. Al realizar la conexión e instalación de unos aparatos de amplificación, lo hizo en forma incorrecta y el equipo se quemó. Uno de los integrantes del conjunto lo increpó diciéndole “Qué hacés, este sí que es rey de las bestias” y años más tarde Gieco decidió adoptar el sobrenombre de León “el rey de las bestias”.

Su estilo se caracteriza por mezclar el género folclórico con el rock argentino y por las connotaciones sociales y políticas de sus canciones, a favor de los derechos humanos, los campesinos y pueblos originarios, el apoyo a los discapacitados y la solidaridad con los marginados.

En sus más de 40 años de carrera artística ha grabado más de cuarenta trabajos discográficos entre los que se incluyen álbumes en vivo, colaboraciones con otros artistas, recopilaciones, versiones de sus propias canciones y de otros compositores, además de haber publicado varios volúmenes de canciones inéditas.

PRIMEROS PASOS EN UNA LONGEVA CARRERA ARTÍSTICA

Raúl Alberto Antonio Gieco nació el 20 de noviembre de 1950 en una chacra cercana a la localidad de Cañada Rosquín, en el centro de la provincia de Santa Fe en Argentina. Empezó a trabajar con 7 años y con sus primeros sueldos se compró una guitarra. No tardó mucho tiempo en formar un grupo de música folclórica, a la vez que tocaba en el grupo de rock Los Moscos, que pronto adquirió cierta popularidad en los pueblos vecinos. Interpretaban canciones de los Beatles, los Rolling Stones y del Spencer Davis Group, llegando a ganar un concurso para tocar en el Canal 5 de Rosario en 1965.

A los dieciocho marchó a la ciudad de Buenos Aires, donde conoció a Litto Nebbia y a Gustavo Santaolalla, quien le dio la oportunidad de actuar como telonero para artistas más reconocidos. Logró tocar junto a diferentes cantantes como David Lebón, y partició en el Buenos Aires Rock Festival en 1971, 1972, y 1973. Ese año se publicó su primer álbum León Gieco lanzado por el flamante sello de rock de Argentina, Music Hall, después de haber sido grabado de manera independiente junto a Gustavo Santaolalla durante los dos años anteriores. Las canciones principales eran Hombres de hierro cuya composición se basa en las sensaciones experimentadas por él a partir de la insurrección popular conocida como «El Cordobazo» https://es.wikipedia.org/wiki/CordobazoEn el país de la libertad (donde Gieco expresaba el deseo de todo un pueblo de vivir con justicia pero también con libertad, cercenada por los sucesivos gobiernos dictatoriales) y el disco logró bastante reconocimiento.

EL PAÍS DE LA LIBERTAD

HOMBRES DE HIERRO B.A. ROCK 1971

Un año después, su segundo LP, La banda de los caballos cansados, mantuvo el mismo estilo de tratar de «entender el destino de los pueblos, el porqué de las injusticias». “Si ves a mi padre” fue la canción de más éxito y “John, el cowboy” que con su frase “Y John mató al sheriff y el pueblo gritó libertad”, le llevó a uno de tantos interrogatorios policiales a los que era requerido.

BANDA DE CABALLOS CANSADOS 1974 DISCO COMPLETO

Gieco realizó una serie de conciertos con un grupo estable de músicos y con Porsuigieco, con el que tuvo un relativo éxito y lanzaron un disco homónimo en 1976.

PORSUIGIECO  FULL  ALBUM 1976

Cuando su otro grupo se disolvió tenía dos shows pendientes a los que acudió en solitario, algo que agradó al público y fue decisivo para decidir continuar su carrera el solitario.

En 1976, lanzó El fantasma de Canterville. El disco sufrió la censura del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional; Gieco tuvo que cambiar la letra de seis canciones y eliminar otras tres. Sin embargo, el disco fue un éxito y realizó conciertos no sólo en Argentina, sino también en otros países de Sudamérica.

Sobresalen la canción del mismo título del álbum, escrita por Charly García y que durante la gira tuvo que reemplazarla y le obligaron a modificar la letra.

EL FANTASMA DE CANTERVILLE. VIDEO MUSICAL CON LA LETRA ORIGINAL

Y la canción Los Chacareros de dragones, dedicada al cantautor de canción protesta Víctor Jara, a quien la dictadura de Pinochet torturó cercenándole las manos y luego lo asesinó acribillándole a balazos. Gieco lo cuenta con todo su dramatismo, pero, pero sin odio ni tristeza. La melodía fue mezclada con la voz del artista asesinado, para que no se terminara de entender el verso donde canta «Allá donde mil poesías gritaron/cuando le cortaron al poeta sus manos».

LOS CHACAREROS DE DRAGONES

A partir de ese momento la presión del gobierno argentino para censurar su locuacidad, le obligó a mudarse a Los Ángeles y en 1978 editó IV LP, con una de sus canciones más famosas, que lo haría conocido en todo el mundo: «Sólo le pido a Dios». La compuso junto a su padre durante una estancia en el pueblo de su infancia. Primero creó la música con su armónica y su guitarra, para luego empezar a escribir sentimientos personales, que se convirtieron en frases inspiradas en duros acontecimientos sociales de la época como la dictadura militar de su país, el exilio de Mercedes Sosa y conflicto entre Chile y Argentina que estaba a punto de derivar en guerra.

SÓLO LE PIDO A DIOS

 Sólo le pido a dios
Que el dolor no me sea indiferente,
Que la reseca muerte no me encuentre
Vacio y solo sin haber hecho lo suficiente.

Sólo le pido a dios
Que lo injusto no me sea indiferente,
Que no me abofeteen la otra mejilla

Después que una garra me arañó esta suerte.

Sólo le pido a dios
Que la guerra no me sea indiferente,
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente.
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente.

Sólo le pido a dios
Que el engaño no me sea indiferente
Si un traidor puede más que unos cuantos,
Que esos cuantos no lo olviden fácilmente.

Sólo le pido a dios
Que el futuro no me sea indiferente,
Desahuciado está el que tiene que marchar
A vivir una cultura diferente.

Sólo le pido a dios
Que la guerra no me sea indiferente,
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente.
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente.

En este álbum de 1978 hay también una canción que me gusta particularmente y que fue censurada en el álbum El fantasma de Canterville y que es:

TEMA DE LOS MOSQUITOS

Que los disfrutéis!!!

Fuentes: wikipedia.org y letras.com

Montse M. y Josep Barcelon@

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 16, 2018 en ESPECIALES, Uncategorized

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: