RSS

TALLER SANAR A MI NIÑO/A INTERIOR

24 Jul

Después de las semanas que llevamos trabajando puede que todavía haya alguien que se pregunte o alguien a quién habéis hablado de este taller que os pregunte: ¿Tanto influye la infancia en la vida adulta?

Pues así es. Los expertos afirman que es determinante. Todos los sistemas, conceptos, creencias, vida de los otros, la sexualidad están basados un 80% en la infancia. Si en esta etapa sufriste maltrato, o tuviste alguna mala experiencia, esto repercute en la vida adulta. Será difícil cerrar ciclos, habrá situaciones problemáticas, conflictivas y un tanto tóxicas. Todos en menor o mayor medida arrastramos necesidades emocionales no cubiertas o dolor reprimido desde su infancia. Pensamos que dejamos atrás la infancia, la vemos como una etapa más, sin darnos cuenta que es la parte esencial de lo que somos hoy en día. Al crecer ignorando a nuestro niño/a interior, dejamos a un lado lo que realmente nos gusta hacer, lo que verdaderamente nos hace sentir feliz.
Al llegar a la vida adulta nos dedicamos a cubrir las necesidades materiales sin darnos cuenta que lo esencial es invisible a los ojos. Los miedos, alegrías, frustraciones, tristeza, desesperación, rabia,… que sentimos en la actualidad están directamente relacionadas con el niño interior. Vive como el pequeño niño o niña que fuimos en nuestra infancia. Se manifiesta cada vez que le recuerdan situaciones que vivió en la infancia.

No somos nuestros padres, pero sin darnos cuenta, adquirimos cualidades o defectos que les pertenecían. Nuestro niño/a necesita una madre y un padre y a partir de este taller vamos a ser nosotros.
La forma más sencilla de sanar es convertirse en ma-pa (madre y padre). Aprender a conocer e identificar que nos faltó en la niñez y trabajarlo, por ejemplo falta de afecto o un padre ausente, problemas en el colegio, sentirnos protegidos,… Pero hay que decir que tanto el abandono como la sobreprotección son igualmente dañinas, y perjudiciales.
Es el momento de ser un ma-pa de nosotros mismos para no cometer los mismos errores que ellos cometieron. Establece relaciones sanas y permítete ser esa persona que te gustaría conocer.

Las creencias que aprendiste cuando eras pequeño/a aún las tiene tu niño/a interior. Si los padres tenían ideas rígidas y tú eres duro contigo mismo y propenso a construir muros a tu alrededor, probablemente tu niño interior continuará conformándose a las normas de tus padres. Si te enfadas contigo mismo/a por cada error, debe de ser bastante terrible para tu niño/a interior despertar cada mañana. «¿A causa de qué me va a chillar y regañar hoy?» Lo que nos hicieron nuestros padres en el pasado es un asunto de su conciencia. Ahora somos nosotros los padres. Nosotros usamos nuestra conciencia. Si continúas negándote a cuidar de tu niño interior, es que estás estancado en un rencor justiciero. Esto quiere decir que aún te queda alguien por perdonar. Así pues, ¿a quién has de perdonar? ¿De qué no te has perdonado? ¿Qué necesitas dejar marchar? Averigua que es y déjalo marchar. Si no amamos a nuestro niño/a ahora, y no ponderamos sus cualidades, no será responsabilidad de nuestros padres pero sí será nuestra responsabilidad. Ellos hicieron lo que creían que era lo correcto en ese tiempo y ese lugar. Pero ahora, en el momento presente, sabemos lo que podemos hacer para nutrir y criar a nuestro niño interior.

¿Como os fue la experiencia de dibujar con vuestro niño interior? ¿Habéis podido hacer toda la tarea completa?
Seguro que ha habido resultados extraordinarios y puede que os hayáis topado con nuevos descubrimientos y sorpresas.
Espero que todo lo que ha surgido con esta nueva experiencia lo plasmarais en vuestra libreta de trabajo.
Si habéis consultado los enlaces sobre los significados de los dibujos y no lo tengáis claro, me lo podéis consultar.
Quizás tengáis nuevas emociones, sentimientos o incluso más preguntas que antes. Pues bien. La primera parte de como comunicarte con tu niño interior ha sido el dibujo, pero ahora viene la segunda parte de como comunicarte con él o ella y es por medio de la escritura.
Todo lo que ha surgido en la tarea anterior se ha de trabajar en la tarea de hoy y será preguntándole a vuestro niño/a interior las dudas y preguntas que os han surgido. Así acabará de fluir la vital comunicación entre ambas partes para acabar de conocer, identificar y sanar las heridas.

TAREA 9
HABLA CON TU NIÑO/A INTERIOR POR MEDIO DE LA ESCRITURA

Vivir una vida donde no haya conflictos sería lo ideal, pero para lograr ese estado tenemos que sanar los conflictos que forman parte del crecimiento personal y colectivo. Hay que aprovechar cada dificultad que encontramos en el camino para ahondar más en ella y trabajarla. No cuestiones lo que te sucede o lo que has vivido. La búsqueda de un por qué, nos lleva a la culpa. Es una pérdida de energía y la necesitas para conocer la lección que esa situación te regala. Esto nos saca del pasado y nos permite centrarnos en el presente para aprender y encontrar una solución a nuestro malestar.
Has de amar a tu niño/a interior y has de amarte a ti mismo/a para liberarte del sufrimiento y sacar provecho a la situación.

-¿Recordáis que os comenté que tuvierais a mano una libreta y fuerais apuntando vuestras emociones y pensamientos?
Leed lo escrito y prestad atención a todo lo que ha ido surgiendo durante el curso. La tarea anterior os habrá proporcionado mucha información. Todas la dudas o peguntas que vayan ido surgiendo las apuntareis para consultarlas con vuestro pequeño/a.

-Buscad un día y un lugar tranquilo donde estéis a solas. Para estar más relajados encended velas e incienso y a quién le guste puede poner una música suave de fondo.

Vais a necesitar varias hojas de papel tipo DINA 4. Utilizad dos bolígrafos o rotuladores de colores distintos. Con uno de ellos en la mano dominante escribe una pregunta. Con el otro en tu otra mano haz que el niño escriba la respuesta. Es un ejercicio muy interesante. Cuando escribe la pregunta el adulto cree que conoce la respuesta, pero cuando coge el bolígrafo con la mano no dominante, la respuesta suele resultar distinta a la esperada.

Vais a hablar con vuestro/a niño/a interior. Sólo tú sabes cómo era, qué le pasaba, cómo se sentía. Tú sabes lo que le pasa le vas a decir que le vas a amar y a proteger siempre Intenta conocer todos sus sentimientos y emociones pregúntale acerca de lo que ha ido surgiendo a lo largo de la tarea anterior:

¿Qué te gusta? ¿Qué no te gusta? ¿A que le temes? ¿Qué sientes? ¿Qué necesitas? ¿Cómo pudo ayudarte a sentirte seguro? ¿Cómo puedo hacerte feliz?

Id preguntando lo que os habéis apuntado.

Mientras conversas con el ten compasión, apóyalo, demuéstrale que lo amas, que lo proteges y que puedes atender todas sus necesidades, hazle saber que estás ahí para ayudarle siempre. Aflorará mucha información.

Este ejercicio es muy útil para ayudar a comprenderte, entender tus conflictos, para terminar de liberar emociones reprimidas que todavía están coleando y los bloqueos que te hacen perder vitalidad.  Has de volver a amarte por ser quién eres realmente, sin juicios ni reproches.

Aquí tenéis más preguntas que os pueden ayudar:

¿Quién era?
¿Qué esperaba mi madre/ mi padre de mí?
¿Qué valoraba mi familia de mí?
¿Qué hice para ser amada/o durante mi infancia?
¿Cómo fue mi niñez?
¿Cómo me sentía?
¿Cuáles son mis mejores recuerdos?
¿Y cuáles son los peores?
¿Por qué lloraba?
¿Cuál era mi miedo más terrorífico?
¿Qué cosas odiaba hacer?
¿Cuáles eran mis secretos?
¿Alguien me decía palabras cariñosas?
¿Cómo lo pasaba en el colegio?
¿Alguien sabía lo que me pasaba?
¿Quién me protegía?
¿Cómo imaginaba mi futuro cuando fuese mayor?…

-Es posible que con un día sólo no será suficiente para conversar con vuestro niño/a interior. Podéis buscar horas sueltas repartidas en varios días. Tranquilos si necesitáis más de una semana para terminar el ejercicio. Tal vez habrá momentos que el niño o la niña no quiera hablar con vosotros. Tened paciencia.

Las preguntas que he puesto son una guía. Seguro que a cada uno le saldrán sus propias preguntas. Pensad que aquí el que realmente importa es vuestro niño/a interior. Son preguntas para sanarle y sanaros. No actuéis de forma egoísta ni por vuestro propio interés. No forcéis la situación. Dejaros fluir y dejadle/la fluir.


Conocernos nos ayuda a vivir de forma consciente y sin ceguera emocional. Si no, ¿qué puede pasar? Pues sin darnos cuenta provocamos una distancia afectiva con los demás y especialmente con relación a nuestros hijos, que es enorme, aunque nuestro discurso engañado nos haga creer que los queremos con locura y que está todo bien.

El tema es que la única manera de poder conectar de verdad con los demás es conectar contigo mismo/a, entrando en ti, y entenderte en profundidad, haciendo consciente todo lo que te ha acontecido.

El dolor se irá transformando en sanación.

Otro de los pesos que arrastramos es la vergüenza por el abandono o el maltrato recibido. Nuestras heridas nos avergüenzan y nos hemos aislado para vivir con una compañera muy ingrata que es la soledad.

El adulto que somos necesita reconocer y aceptar ambas cosas para dejarlas ir.

La herida ha empezado a cicatrizar.

Este es la tarea de la novena semana.

Hablar mediante la escritura con vuestro niño/a interior

¡¡¡Mucho éxito!!!

ERES VALIOSO

Este taller es propiedad de Magazineactivo. Se puede compartir pero nombrando al blog. Gracias.

Al final del curso compartiré las webs que me han ayudado a realizar este taller,, junto con meditaciones y libros de interés.

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 24, 2019 en CRECIMIENTO PERSONAL, TALLERES

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: