RSS

Archivo de la categoría: COSECHA PROPIA

FIN DE SEMANA


EL JUEVES ME JUNTÉ CON LAS EXCOMPAÑERAS DE INFORMÁTICA. CADA DOS O TRES MESES QUEDAMOS EN UNA CAFETERÍA DEL BARRIO Y NOS TOMAMOS UN CHOCOLATE O UN SUIZO CON PASTITAS. COMO A TODAS NOS GUSTA LA LITERATURA Y LA POESÍA, APROVECHAMOS Y TRAEMOS ESCRITOS, QUE LEEMOS Y COMPARTIMOS EN BUENA COMPAÑÍA.

¿QUÉ PODÍA ESCRIBIR ESTA VEZ? NO TENÍA NINGUNA IDEA CONCRETA, HASTA QUE LEÍ UNA NOTICIA SOBRE UN GATO, CANDIDATO A LA ALCALDÍA DE UNA CIUDAD DE MÉXICO. ME PARECIÓ ORIGINAL HACER UN RELATO SOBRE ESTE MININO, EN PRIMERA PERSONA. ADJUNTO NOTICIA AL FINAL.

AQUÍ OS DEJO LAS IMPRESIONES DE UN GATO METIDO A POLÍTICA. ESPERO QUE OS DIVIERTA Y OS AYUDE A EMPEZAR LA NUEVA SEMANA CON OPTIMISMO.

MORRIS, CANDI-GATO A LA ALCALDÍA

MORRIS VISIONARIO

Mi nombre es Morris y soy un gato. Hace diez meses fui adoptado por Sergio Chamorro de 35 años, mi nuevo amo. Hasta hace poco tenía una vida gatuna como la de cualquier gato. Cuando Sergio se marchaba al trabajo me quedaba en casa paseando, comiendo, durmiendo e incluso haciendo pequeñas escapaditas para contentar a la población femenina de gatos de mi barrio. Pues bien, hace unas noches, en una de las reuniones que Sergio hace con unos amigos, donde beben cervecita, comen pizza y juegan a las cartas, salió a relucir el tema de los políticos y lo mal que lo hacen todos, no sólo en México, si no también, en todo el mundo. Los hombres parece que no lo pueden remediar, se ven tentados por el dinero y el poder, son egoístas y les importa un bledo el bienestar del pueblo. Pues estaba yo tumbado sobre mi cojín, cuando Sergio comentó que muchos políticos se quedan dormidos en sus cómodas butacas y se dedican a dejar pasar el tiempo. Sergio me miró  me acarició la panza y les dijo a sus amigos, que yo, su gato Morris, “Duerme casi todo el día y no hace nada, eso le da el perfil de un político”. Las risas y las bromas fueron subiendo de tono hasta que mi querido amo decidió presentarme como candidato a las próximas elecciones a la alcaldía de Xalapa, en el estado de Veracruz. Diego dijo, que mejor llamarme “el Candi-gato” y otra vez las risas. Después de estar un rato atendiendo a tanta tontería opté por echarme de nuevo a dormir, ¡para lo que hay que oír! ¡Mira que los humanos dicen tontadas!

Al día siguiente cual fue mi sorpresa cuando Sergio me llevó al sastre para que me hiciera un par de trajes a medida, uno beige y otro azul marino con raya diplomática. Sólo pude decir… miau, me había quedado sin palabras. Dos días después, tras recoger los trajes, fui llevado a una sesión de fotos. Primero tuve que batallar con Sergio, que se empeñaba en meterme el traje y aunque pude escapar unos minutos de sus manazas, acabó por cogerme. ¡No podéis imaginar lo que es moverse y querer saltar alturas vestido con un traje! Al fin llegó el momento de inmortalizar la elegancia gatunalizada. Sergio me sujetaba por la cintura mientras una  bella señorita me hacía las fotos de rigor. Gracias al photoshop se borraron las manos de mi amo y parece que estoy de pie dando un discurso. Las fotos se han colgado por toda la ciudad, en televisores y en periódicos. El lema de la campaña es “¿Cansado de votar por ratas? Vote por un gato“. No hago más que oír hablar de ratas, me relamo, las busco, pero verlas no veo ninguna. ¡Estos humanos son difíciles de entender!

La idea ha gustado mucho y en otras ciudades y pueblos se han presentado también candidatos singulares como un burro, una gata, un perro, una gallina,… pero yo con mi página web, mi facebook y mi twitter he conseguido más seguidores que cualquier candidato humano. Así que arrastrado por esta descabellada idea y bajo la tutela de Sergio, me estoy empezando a emocionar y os pido vuestro voto para mí, el candi-gato que acabará con las ratas y repartirá el dinero y la comida entre los más necesitados de cada una de las especies de este planeta. Eso sí, siempre y cuando mi amo, que es un humano, no se deje tentar por el dinero, el poder y la vida fácil.

Montse M.

NOTICIA

CANDI-GATO MORRIS

http://www.20minutos.es/noticia/1843602/0/candi-gato/morris/alcade-xalapa/

PARA ACABAR

San Juan

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 23, 2013 en COSECHA PROPIA

 

FIN DE SEMANA


HOY UN POEMA DE COSECHA PROPIA, BASADO EN UNA HISTORIA QUE MI MADRE ME CUENTA DE CUANDO ERA PEQUEÑA

ZAPATOS DE DOMINGO

Domingos de luz,

De paseos por la Rambla

La niña con su mejor vestido.

Cinta de terciopelo,

Para un lazo en el pelo

Calcetines de puntilla

Y zapatos de charol,

Negros y brillantes.

— 

De padres trabajadores,

De lunes a sábado

La niña viste de uniforme.

Tiene un vestido sencillo

Para estar por casa.

— 

Espera con impaciencia

La llegada del domingo

Para poder ponerse

El vestido estampado,

Que le hizo su madrina.

Ha de cuidarlo, no mancharlo,

Pues ha de durar varios años.

Le encantan sus zapatos,

Que le trajo su papá

De su viaje a Bilbao.

— 

Llega un domingo,

Después de seis meses.

Su madre le cepilla el pelo

Y le pone el lazo de terciopelo.

Ella sola se pone el vestido,

Que tanto le gusta.

Va a buscar sus zapatos,

Que brillan como el primer día.

¡Qué extraño! Se sorprende.

Le cuesta meter el pie,

Hace un esfuerzo.

Por fin puede ponérselos,

Le aprietan bastante,

No dice nada a su madre.

Camina por la habitación,

Podrá aguantar el paseo, piensa.

— 

Es un domingo más triste

Tratará de conservarlos,

¿Dos, tres, cuatro domingos?

Pero sabe que tendrá que darlos.

Los llevará su prima pequeña

Y a ella le comprarán

Unos zapatos sencillos de piel

Porque aquí, en Barcelona,

Los zapatos de charol

Son demasiado caros.

— 

Crecerá y siempre tendrá,

En el recuerdo de su infancia,

Sus bonitos y brillantes

Zapatos negros de charol.

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 20, 2012 en COSECHA PROPIA

 

FIN DE SEMANA: COSECHA PROPIA


UN POEMA DEDICADO A LAS PERSONAS QUE PADECEN FATIGA CRÓNICA, UNA ENFERMEDAD QUE LA SOCIEDAD IGNORA E INCLUSO CUESTIONA PROVOCANDO EN LOS PACIENTES UNA SENSACIÓN DE SOLEDAD Y ABANDONO

LA SOMBRA DE LA MUERTE

Hoy es uno de esos días

en que la sombra de la muerte

atenaza mi cuerpo y mi alma.

Desde hace varios años,

casi sin comprender por qué,

durante unos días

que pueden ser dos, tres o siete,

una fatiga extrema

me desgarra el alma

cual puñal clavado.

Cuando ese momento llega

mi cuerpo extenuado

siente el peso del Universo,

y apenas puedo moverme,

incluso me resulta difícil tragar.

Como si todo fuera un gran esfuerzo.

Un vacio profundo de fuerza y energía

oprime mi alma devastada

y me arrastra hasta el oscuro abismo

hasta las puertas del mismo infierno.

Clamo al cielo para que me libere,

arranque de mí este tormento.

Entonces me siento morir,

lucho, me rebelo, lloro por dentro

pero el sufrimiento es en vano.

Sólo tengo una opción,

entregarme a los brazo de la muerte

como si de un amante esperado fuese.

La sensación es tan extrema

que  al fin claudico

e imagino que mi vida se acaba,

está vez, si, no puedo más

y me veo frente al abismo.

Pero llega un nuevo día,

abro los ojos y la sombra no está

¡Mi alma se llena de regocijo!

Puedo volver a levantarme,

a hacer vida normal

y estos días pasados

se borran de mi memoria.

Hasta la próxima vez,

que se que la habrá,

pues la sombra volverá de nuevo,

agazapada para atacar

mi dolorido cuerpo y mi alma cansada.

Aquí estaré yo, esperando,

para volver a luchar contra ella

y con el amanecer echarla

de mi cuerpo y de mi alma.

MONTSE M.

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 19, 2012 en COSECHA PROPIA

 

Etiquetas:

COSECHA PROPIA


EL JOVEN PASTOR

NIÑO CON OVEJA DEL PINTOR I. SEGUIMON

            Carlos era un joven pastor, su padre tenía 32 ovejas. En verano mandaba a su hijo al monte donde tenían una cabaña y allí se pasaba todo el verano, pues las ovejas pastaban en aquellos hermosos prados cada semana. Su padre mandaba un sirviente para que le llevar comida y todo lo que le hiciera falta.

            Por la mañana temprano les abría la cerca para que salieran al prado a pastar todo el día y por la tarde, sobre las siete las recogía de vuelta.

            Carlos se lo pasaba muy bien porque le gustaba el campo, la naturaleza y toda clase de animales. A veces sacaba a algunos de algún apuro. Un día hubo una gran tormenta de verano, caía una gran cortina de agua, el río que veía desde la ventana había aumentado su caudal. Los animales estaban nerviosos, los había cerrado en el redil. Detrás de la cabaña había un establo cubierto, era un poco pequeño pero les abrió la cerca para que fueran saliendo y las condujo hasta el establo para pasar la noche.

            Por la mañana ya no llovía, desayunó y luego fue al establo para llevar a las ovejas al aire libre, les dio de beber y las dejó marchar al prado. Las fue contando dándose cuenta de que faltaba una, él las conocía a todas, cada una tenía su nombre, faltaba Blanquita, que tenía que tener a su primera cría. Dejando a las demás se fue en busca de la oveja perdida. No la encontraba en ninguna parte, la llamaba como él tenía costumbre, pero nada. Se quedó quito un momento y vio un tronco con algunas ramas, se asomó viendo que Blanquita estaba acurrucada y con su cuerpo tapaba a su pequeña ovejita. Carlos se puso manos a la obra, ya sabía que hacer, su padre se lo había enseñado, hacía años ya había ayudado a nacer a varias crías. Cogió a la recién nacida y se fue hacia el redil, Blanquita le siguió. Cuando llegaron le puso comida a la madre y mientras comía, el pequeño corderito se levantó y se puso a mamar. Carlos sonrió y dijo: ¡Ya tenemos 33!

            Pasaron los meses de verano, tenía que volver a casa. Un día de estos vendrán a buscarlo, había cosas que tenía que llevarse y el sólo no podía. Estaba contemplando a sus queridas ovejas y vio a un conejito que andaba cojo, fue hacía él, lo cogió y vio que tenía una patita rota.

            -No temas. Te la curaré.- Puso unas tres ramitas envueltas con unas tiras de ropa y lo dejó dentro de la cabaña con la puerta abierta por si quería salir, que no creyera que estaba preso.

            Al día siguiente vio que el conejito estaba echado, pero al sentir ruido se levantó empezando a andar cojito. Reconociendo a Carlos fue acercándose a su lado y este le dio algarrobas, hierbas, que comió con mucha hambre. Después marchó al prado con las ovejas y se llevó al conejo en una cesta. Allí lo dejó en el suelo por si quisiera comer o andar un rato.

            Pasaron varios días, entonces le quitó los palitos que inmovilizaban la pata del conejo y este empezó a correr y a saltar de alegría, marchando hacía el prado.

            Una mañana llegaron tres sirvientes de su padre con dos carros, para recoger las cosas y a las ovejas para llevarlas al rancho, allí pasarían el duro invierno. Tres días después emprendieron la marcha. La sorpresa fue que Carlos vio al conejito, parecía que le daba las gracias y detrás de él le seguían seis conejitos pequeñitos. Carlos se detuvo y los acarició.

            Cuando llegaron al rancho le estaban esperando toda la familia, además de los trabajadores y sus familiares. Recibieron a Carlos con gritos y cantos, todos le querían de veras pues era muy buen chico, cariñoso con todos. Sus padres al ver al pequeño corderito se alegraron, pues vieron que podrían confiar en su hijo Carlos.

Rosa Puig

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 15, 2012 en COSECHA PROPIA

 

Etiquetas: ,

DOMINGO: CUENTOS, RELATOS Y POESÍA


EL VIENES 25 FUE EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO. HOY EN COSECHA PROPIA UN POEMA SOBRE EL MALTRATO PSICOLÓGICO, TAN IMPORTANTE COMO EL MALTRATO FÍSICO, QUE DEJA HUELLAS INVISIBLES, EN EL CUERPO, LA MENTE Y EL ALMA. MALTRATO PSICOLÓGICO QUE NO SOLO ENCONTRAMOS ENTRE PAREJAS, TAMBIÉN DE PADRES A HIJOS, HIJOS A PADRES, ENTRE HERMANOS, DE JEFE A EMPLEADOS Y ENTRE COMPAÑEROS DE TRABAJO. UN MALTRATO QUE NO ENTIENDE DE GÉNEROS NI EDADES.

¡YA ESTOY HARTA!

 PALABRAS QUE ME HIEREN SIN DESCANSO

 MI ALMA SE DESGARRA CON CADA SONIDO DE SUS LABIOS

 LLUVIA DE CRÍTICAS MOJAN MI CARA

 Y GOLPEAN MI ALMA

 OBJETIVO DE MIRADAS INQUISIDORAS

 PALABRA TRAS PALABRA

 JUICIO  TRAS JUICIO

 

 SIEMPRE TE EQUIVOCAS

 NO VALES PARA NADA

 NUNCA SABES LO QUE TIENES QUE HACER

 NO SABES NADA

 INÚTIL

 NO HACES NADA

 TODO LO TENGO QUE HACER YO

 SI NO LO HAGO YO, ¿QUIÉN?

 TODO LO HACES MAL

 ¿QUE SERÁ DE ESTA PÁNFILA?

 TIENES QUE HACER ESTO

 TIENES QUE HACER AQUELLO

 O

 ESTO NO ESTÁ BIEN

 NO DEBES HACERLO

 EN LUGAR DE ESTAR AQUÍ TENDRÍAS QUE ESTAR ALLÍ

 TIENES QUE SER ASÍ, ASÁ, ASÚ,…

 

SOY UN SER HUMANO, TENGO SENTIMIENTOS

 SOY PEQUEÑA, NI MEJOR NI PEOR QUE EL RESTO DEL MUNDO

 ME AHOGO EN ESTE MAR TÓXICO

 ME CUESTA DAR PASOS, TOMAR DESICIONES

 RODEADA COMO ESTOY DE ESTE BOMBARDEO CONSTANTE

 ME SIENTO ATRAPADA

 NO ENCUENTRO LA PUERTA DE SALIDA

 ME GUSTARÍA ESCAPAR LEJOS

 OLVIDAR

 Y…

 EMPEZAR DE NUEVO

 

 ME EQUIVOCO COMO TODOS

 NO SOY PERFECTA POR QUE NADIE LO ES

 A VECES NO TENGO RAZÓN, OTRAS SÍ

 NADIE ESTÁ EN POSESIÓN DE LA VERDAD AL 100%

 SU VERDAD ES UNA VERDAD A MEDIAS

 UNA IMAGEN DISTORSIONADA

 QUE NO DEJA VER COMO SOY EN REALIDAD

 NI A ELLOS, NI A MÍ

 SOY UN SER DIGNO DE AMOR

 RECEPTÁCULO DE PALABRAS DULCES

 ACEPTO EL CARIÑO QUE ME PUDAN DAR

 UN POQUITO DE ELOGIO NO IRÍA MAL

 UNA SONRISA, UNA FLOR

 UN POQUITO DE AMOR

 MONTSE M.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 27, 2011 en COSECHA PROPIA

 

Etiquetas: , ,

COSECHA PROPIA


HOY FOTOGRAFÍA DIGITAL

EL ARTE DE  MONTSE C., UNA DE LAS INTRÉPIDAS Y COLABORADORAS DE ESTE BLOG

             Empecé tomando clases de informática. Fue muy importante para mí, me hacía sentir bien ver que era capaz de aprender y hacer cosas que yo no me había planteado antes.  Me propusieron intervenir en la revista  y lo hice con muchas ganas y entusiasmo. De allí resurgió mi pasión por la fotografía, largo tiempo olvidada y me aficioné al photoshop. Sin darme cuenta y gracias a todo esto, me propusieron dar  clases como voluntaria en un casal de avis. Pero una gran sorpresa me llevé cuando en el Hospital de Bellvitge me propusieron organizar una exposición de fotografías hechas de photoshop para el día de la mujer trabajadora. Todo ha salió muy bien.

             La fotografía creativa me permite dar rienda suelta a mi imaginación y crear imágenes sorprendentes. Esta exposición es un homenaje a las mujeres que tienen que superar una enfermedad, a las que están a su lado para apoyarlas y a las mujeres valientes y generosas que dan su órganos para salvar vidas.

La exposición es un ejemplo extraordinario de que los límites los ponemos nosotros  mismos en nuestra  cabeza. Si  luchamos podemos perder pero sí no luchamos estamos perdidos.

¡Espero que os guste!

ALGUNAS DE MIS OBRAS

LUNA EN HORIZONTE

 

FRACTALES LUZ

 

OLAS BUENAS

 

OJO 2

 

¡SEGUIRÉ TRABAJANDO PARA OFRERCER LO MEJOR DE MI AL MUNDO!

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 30, 2011 en COSECHA PROPIA

 

Etiquetas:

DOMINGO: RELATOS, CUENTOS Y POESÍA


HOY EN COSECHA PROPIA UN CUENTO

EL GLOBO DEL ABUELO

            Eran dos hermanos, Carlos de 14 años y su hermana Clara de 12 años. Vivían con sus padres y su abuelo, que toda la vida había estado inventando cosas. Tenía muchas ideas y disfrutaba con ello. Hacía dos años que estaba trabajando en un globo, pues su deseo era poder volar, pero le parecía que le faltaba algo para que fuera más seguro. Sus nietos estaban entusiasmados cuando les decía que faltaba muy poco para probarlo.

            Un día mientras almorzaban el abuelo les dijo que ya lo consideraba a punto para probarlo. El sábado sería el día perfecto. Se fueron a la escuela contentos pues solo faltaban dos días.

            Llegó el día. Madrugaron mucho y ayudaron a su abuelo a sacar todas las cosas al jardín. El globo fue hinchándose hasta quedar perfecto. Al ver el globo la gente se había acercado la gente del pueblo, entre ellos muchos niños, que quedaron maravillados viendo lo grande que era y los colores tan vivos que tenía.

            -Mañana, si el tiempo lo permite saldré a probarlo, dijo el abuelo.

            Al día siguiente salieron al jardín los padres y los dos niños. El abuelo ya se había subido en el globo. Pidió que soltaran las cuerdas que lo mantenían atado e inmediatamente el globo empezó a subir hacia los cielos. Todos estaban contentos y los niños gritaban de emoción. Dio varias vueltas alrededor del pueblo para bajar al jardín de la casa. Tiró las cuerdas para que las ataran. Cuando bajó del globo todos aplaudieron por lo bien que había ido todo.

            Dos días después llamaron a  la puerta de nuestros amigos. La madre fue a abrir. Era un vecino que les dijo que no encontraba a su hija María y que podía haberle ocurrido algo. El abuelo le dijo que estuviera tranquilo, que la irían a buscar. Llamó a su nieto Carlos. Vendrás conmigo, pues te necesitaré. Los padres estuvieron conformes. El abuelo le dijo al padre de la niña que cogiera el coche y fuera siguiéndoles por la carretera, mientras él la buscaba por desde el aire. Así lo hicieron.

            Muchos vecinos cogieron su coche y siguieron al globo por diferentes caminos, algunos estaban muy mal. El globo fue subiendo, pero no muy alto, para ver si podían localizar a María.

            Estuvieron dando vueltas, pero no veían nada extraño ni que les llamara la atención. El abuelo le dijo a Carlos que mirara a su derecha. Me ha parecido ver algo, pero no se que puede ser. Bajaron un poco y volvieron atrás dando una vuelta. Carlos dijo: creo que es María, de aquí no se ve bien. Tenemos que bajar algo más y me bajaré para asegurarnos. Carlos tiró una  cuerda y bajó hasta llegar al suelo. María estaba sentada. Se puso muy contenta al verlo. Le dijo que le dolía el brazo y la pierna derecha. No podía moverse. Carlos llamó a su abuelo para que le tirara otra cuerda para poder subir a María. Tiró la cuerda y ató a la niña. La fueron subiendo hasta que llegó junto al globo y el abuelo pudo cogerla. Después volvió a tirar la cuerda para que subiera Carlos. Algunos vecinos que iban en los coches vieron de lejos el rescate y regresaron al pueblo.

            En la plaza mayor se reunió todo el pueblo. El globo fue bajando despacio y cuando faltaban unos dos metros tiraron las cuerdas para que sujetaran el globo. Pusieron dos escaleras, en una subió el padre de María y por la otra un policía. Bajaron entre los dos a la niña y una ambulancia se la llevó al hospital. Terminaron de atar bien el globo, recogieron las escaleras y cada uno se fue a su casa.

            Les telefonearon diciendo que a María la estaban visitando, pues tenía un brazo roto y un esguince en una pierna. Se la quedarían unos días en el hospital. Al día siguiente sonó el teléfono y se puso el abuelo. Le dijeron que la niña estaba mejor y más tranquila. En dos días la llevarían a casa. Todos los vecinos quedaron tranquilos.

            El abuelo estaba en el jardín arreglando y limpiando el cesto del globo. Vio que se acercaban unos niños y les dijo que pasaran mañana, que les dejaría subir, pero sin ponerlo en marcha. Subiréis de dos en dos. Los niños saltaban de alegría.

            A la mañana siguiente cuando salió Carlos al jardín vio que estaban todos los niños amigos suyos esperando para entrar. Les abrió la valla y entraron. Cuando vieron salir al abuelo todos le saludaron dándole los buenos días. Había soltado un poco las cuerdas y el globo estaba a un metro del suelo. Fueron subiendo de dos en dos por una escalera de cuerda. Estaban un buen rato y se bajaban para subir otros dos. A todos les gustó mucho y se lo pasaron de maravilla. Por la noche se marcharon a casa después de dar las gracias al abuelo por esa extraordinaria experiencia.

            El abuelo les dijo que si vuestros padres os dan permiso, un día os llevaré a dar una pequeña vuelta por el pueblo para poder ver lo hermoso que es volar. ¡Eso sí que sería fantástico!

Rosa Puig

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 2, 2011 en COSECHA PROPIA

 

Etiquetas: ,