RSS

Archivo de la categoría: MUJERES EN LA HISTORIA

¿QUÉ SE MUEVE EN BARCELONA?


MAÑANA EMPIEZA LA FERIA MODERNISTA DE BARCELONA

Este viernes, sábado y domingo se celebra la edición número 14 de la Fira Modernista de Barcelona. Este año está dedicado a la pintora modernista Lluïsa Vidal en conmemoración de los 100 años de su fallecimiento. Ella fue una de las poquísimas pintoras modernistas que pudo hacer de su pasión, su profesión.

La Feria la organiza Coreixample junto con el Instituto Municipal de Paisaje Urbano y el Mercado de la Concepción. La Fira está enmarcada dentro de la Fiesta Mayor de la Derecha del Ensanche, donde también participa el distrito del Ensanche y la comisión de Fiesta Mayor. Esta iniciativa nació con el objetivo de revivir el espíritu del Eixample de hace más de 100 años, durante el movimiento del modernismo.

Durante estos días se cierra la calle Girona (entre Diputación y Diagonal) y se convierte en una gran rambla para pasear y disfrutar de las variadas actividades. La Actividades principales se encuentran en las calles Girona entre Av Diagonal y Aragó.

Podremos encontrar actividades lúdicas y culturales, relacionadas con el modernismo y muchas de ellas dedicadas a la pintora catalana.

Actividades en la Feria

La feria cuenta con una amplia gama de actividades para destacar el movimiento modernista catalán, como un centenar de puestos de venta en las calles donde comprar productos artesanalesjuegos infantiles, bailes, espectáculos, talleres, una gran carpa con coches de época, exposiciones, cine mudo, títeres, un tren en miniatura y un paseo en bicicleta, llamada Bicicletada Modernista. Naturalmente, la experiencia es aún más modernista si te atreves a vestirte con traje de época.

Si paseáis estos tres días por la Feria también descubrirás La Pianola Modernista, el Photocall Modernista, la exposición de carteles modernistas de alimentación del Mercado de la Concepción o el espectáculo modernista, Los secretos de Mr. Estrómboli.

Cada noche habrá música: swing, canto coral, de pincha diques, J.’s y el Concierto Joven del Casal de Jóvenes de la Derecha del Ensanche, una noche de salsa, folky funk.

1-3 de Junio 2018

Eixample derecho | Metro L4: Girona – L5: Verdaguer

Gratuito

Viernes 1 de junio:

Durante el primer día de feria, se ajardinarán los alcorques de los árboles de la calle Girona. Las entidades, escuelas o comerciantes plantarán todo tipo de plantas para hacer más ecológico nuestro espacio público. Por la tarde, las calles se llenarán con el desfile feminista de la Feria Modernista de Barcelona recordando el movimiento sufragista, “Soirée dedicada a Lluïsa Vidal”. Un desfile protagonizado por el grupo de teatro, Descabellades y de Teatro Mujer, con vestidos de época y pancartas reivindicativas.

Sábado 2 de junio:

Podréis asistir al pregón de la Fiesta Mayor, este año a cargo de la actriz Anna Barrachina, al Mercado de la Concepción. Durante el día podréis disfrutar de todo tipo de actividades infantiles, talleres de trabajos manuales, del campeonato de morcilla o del VI Desfile de Coches Antiguos de la Feria. No hay que olvidar el tradicional “Asamos una vaca”, una degustación muy especial en la cual repartiremos más de 700 raciones. Por la noche habrá cena popular.

Domingo de 3 junio

La 8a Bicicletada Modernista, sólo hay que inscribirse e ir vestido de época. Si preferís ir a pie, muy atentos a la 9a Transeixample gegantera, con la presentación de figuras inclusivas para abrir la participación de las mujeres en el mundo geganter o para personas con movilidad alternativa.

Programa de les actividades de la Festa Major i de la Fira Modernista. Las actividades modernistas están identificadas con el icono de un panot (la baldosa de Barcelona) delante:

https://ajuntament.barcelona.cat/eixample/sites/default/files/documents/programa_fm_dretaeixample_2018.pdf

LLUÏSA VIDAL

Lluïsa Vidal i Puig (1876-1918) fue una gran pintora modernista, pero su condición de mujer, a pesar de las buenas  críticas del momento y las actuales, hizo que  cayera en el olvido. Fue una pionera: la primera mujer que logró hacer de la pintura su profesión y y la primera que estudió en París. Expuso en numerosas ocasiones en la Sala Parés, recibió encargos de toda la burguesía de la época y tuvo taller propio  donde impartía clases. Metas difíciles de conseguir y entender a principios del XX, cuando las mujeres pintaban en casa como ‘hobby’.

Pertenecía a una familia acomodada y culta, que se relacionaba con el ambiente modernista de la época. Eran doce hermanos, nueve niñas y tres varones. Su padre era Francesc Vidal, ebanista, decorador y fundidor, dedicado al arte y los negocios. Lluïsa creció en un ambiente propicio a las creaciones artísticas.

Su participación en el mundo artístico se inició en Els Quatre Gats, donde fue la única mujer que expuso. Colaboró en la revista Feminal, en ella ilustró cuentos de las mejores escritoras catalanas del momento (Dolors Monserdà, Caterina Albert, Carme Karr, etc.). En 1910 se incorporó al Instituto de Cultura y Biblioteca Popular para la Mujer, creado por Francesca Bonnemaison, del cual fue presidenta del Tribunal de exámenes y jurado de la sección de arte. También participó en el Patronato de Obreras de la Aguja, fundado por Dolors Monserdà, y en La Llar, la residencia para estudiantes y profesores fundada por Carme Karr.

Pintó muchos retratos a la sanguina y al óleo, ambas técnicas que siempre dominaría excelentemente, sobre todo escenas íntimas de género. Su pintura ha estado considerada como modernista por los tonos de su paleta, el uso de la transparencia luminosa en los colores de fondo, y también en la elección de los temas.

Falleció con sólo 42 años, víctima de la gripe española, y llegó el olvido. “Con su muerte desaparecieron ella y su obra. Murió soltera, la familia se separó y nadie respetó su trabajo”, explica Consol Oltra, la historiadora que ha seguido su rastro hasta recuperar el personaje y su legado y que fue comisaría de la exposición que le dedicó el MNAC a finales de 2016. La primera en Barcelona desde el 1919, año en que hubo una muestra póstuma en la Parés, y con el paréntesis de la pequeña presentación que el Museu del Modernisme le dedicó en el 2014.

“También se aprovechó mucha obra suya que apareció después firmada por otros autores más cotizados, inexplicable pero cierto”, prosigue Oltra para justificar tanto ostracismo. Y es que Vidal era tan buena que sus piezas se mutilaron para firmarlas de forma apócrifa a pintores que daban más réditos, como Ramon Casas y Santiago Rusiñol. Un ejemplo es  ‘Mujer con labor’, un óleo que en 1972 entró en el Museu de Vilafranca con el legado de Manuel Trens como un trabajo de Casas. Los bocetos encontrados por Oltra no dejan ninguna duda de que se trata de una pieza de Vidal y así se ha retribuido.

Lluïsa e dedicó a los retratos y a la pintura de género, raramente hizo paisajes o bodegones, y su gran aportación, a juicio de Oltra, es su “mirada del entorno femenino, de la intimidad del hogar” hasta entonces retratado siempre por hombres. “Vidal da una visión diferente porque es una mirada amiga, una mirada acostumbrada a dicho entorno”, afirma la historiadora.  Pinta siempre a las mujeres en actitud dinámica, sonriendo y de forma optimista, como en ‘Amas de casa’, “la imagen más moderna que nadie ha mostrado nunca de una tarea tan banal como hacer la colada”.

Para saber más de Lluïsa Vidal

http://www.mujeresenlahistoria.com/2016/09/lluisa-vidal.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Llu%C3%AFsa_Vidal

Montse M.

Fuentes

http://www.barcelonacheckin.com/es/r/guia_barcelona/festivales/feria-modernista

http://ajuntament.barcelona.cat/eixample/ca/festa-major-dreta-eixample-2018

https://www.coreixample.com/es/actividad/14-fira-modernista-de-barcelona

https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20160922/lluisa-vidal-exposicion-mnac-5405913

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 31, 2018 en MUJERES EN LA HISTORIA, NOTICIAS

 

Etiquetas: , ,

¿QUIÉN MUEVE EL MUNDO?


UN CALENDARIO DE MUJERES ASOMBROSAS

La historia suele ignorar el papel de la mujer como partícipe de la evolución y el desarrollo de la sociedad. Recuerdo que en 2016 Planeta Agostini sacó al mercado una colección en colaboración con Playmobil sobre La aventura de la historia, donde todos los personajes eran masculinos. Esto provocó una gran polémica y puso en marcha un movimiento por medio de change.org para que se corrigiera el error. Ambas empresas reconocieron que se habían equivocado y para el 2017 editaron una nueva colección con personajes históricos de ambos sexos. La historia la hacemos todos porqué para empezar, sin mujeres no habría habido historia ni estaríamos aquí. El hombre no debería olvidar que si existe es porqué una mujer lo trajo a este mundo.

Primera colección

Colección rectificada

Conocemos la vida y milagros grandes personajes como Marco PoloIsaac Newton o Martin Luther King, pero pocos conocen a Wu Zeitan,  la única emperatriz que reinó como soberana en China, llegando a proclamar su propia dinastía; que Carmen Rupe fue la primera drag queen australiana de origen maorí y una férrea defensora de los derechos de los colectivos discriminados, o que Anuradha Koirala es una activista nepalí, fundadora de la organización Maiti Nepal, que se dedica a ayudar a niñas y mujeres víctimas de redes de prostitución infantil.

Hay un gran esfuerzo en nuestros días para que estas mujeres, ignoradas por la historia, sean reconocidas. Hoy os hablo de la ilustradora Wendy Montasell, que desde hace tres años publica un calendario muy especial donde reivindica a grandes personajes femeninos. Ya estamos en mayo, pero aún así, vale la pena hablar de él.

La ilustradora Wendy Monastell. JOAN PUIG

«La mitad de la humanidad se ha quedado fuera de la historia», afirma la ilustradora. Por las mañanas, esta joven de 26 años se dedica al diseño gráfico y, por las tardes, ilustra proyectos propios o en colaboración con otros artistas. Wendy es una ilustradora de gran talento creativo y fuertes convicciones a quién deberíamos seguir la pista.

«Hace un tiempo me di cuenta de que tenía muy pocos referentes femeninos, más allá de las mujeres de mi propia familia. Y me pregunté: ¿cómo es posible, si yo me considero una persona feminista?». Tras esa reflexión empezó a investigar y darse cuenta lo fácil que era encontrar mujeres pioneras en ciencia, destacadas en arte,… mujeres imprescindibles para comprender la historia, pero había que buscarlas. «Los calendarios de ‘Mujeres asombrosas en la historia’ son mi pequeña contribución para visibilizar el papel de mujeres extraordinarias que han sido borradas de la historiografía oficial», explica Montasell.

EL CALENDARIO

Es un calendario de pared en el que cada mes hay una mujer asombrosa ilustrada, y al final se encuentra una doble página con un poco más de información sobre los logros de los personajes que aparecen. «Llega un momento en que tienes cuatro paredes en casa y no puedes colgar más imágenes, así que pensé en el calendario como un objeto útil y cotidiano -explica la ilustradora-. Además, es una forma didáctica de memorizar nombres y rostros a través de la ilustración. Si la sociedad no tiene referentes femeninos, ¿qué nos espera a las mujeres?».

Este proyecto supone una doble ruptura con la visión preestablecida: androcéntrica, por considerar al hombre como motor único del mundo, y eurocéntrica, por identificar a Europa como el centro de la civilización. Montasell reconoce que ella misma se impone requisitos para elegir qué personajes formarán parte de los calendarios y así evitar caer en esta percepción dominante, como, por ejemplo, que sean mujeres de diferentes nacionalidades, que pertenezcan a distintas épocas y que sus acciones sean significativas en ámbitos variados para conseguir un retrato heterogéneo como la realidad.

Las mujeres que protagonizan el calendario de este años son, de enero a diciembre: Alice Guy (la primera persona en filmar una película); Teodora (emperatriz bizantina y defensora de los derechos de la mujer); Chimamanda Ngozi (escritora nigeriana); Levi Montalcini (científica); Anuradha Koirala (más de 20 años de lucha contra la trata infantil en Nepal); Margaret Court (laureada tenista australiana); Lady Trieu (conocida como la Juana de Arco vietnamita); Chavela Vargas (cantautora mexicana); Carmen Rupe (drag queen de origen maorí defensora de los colectivos que sufren discriminación); Angela Davis (filósofa y activista afroamericana); Maruja Mallo (pintora surrealista española) y Henrietta S. Leavitt (astrónoma estadounidense).

«Si después de ver mis ilustraciones de mujeres extraordinarias hay alguien que tiene curiosidad y quiere saber más sobre alguno de los personajes, objetivo cumplido».

EL PODER DE LA AUTOEDICIÓN

El mundo de los fanzines -publicaciones autoeditadas- se escapa del mercado cultural dominante y aprovecha la libertad que le brinda la autogestión para realizar creaciones de maravillosa personalidad. «Yo decidí ilustrar referentes femeninos y llevar a cabo mi proyecto porque creo en su función social», explica Montasell, defensora incondicional de la autoedición.

«Este es un ámbito en el que la solidaridad entre artistas y muchas horas de trabajo son esenciales. La primera edición del calendario de ‘Mujeres asombrosas en la historia’ contó con una tirada modesta para saber qué aceptación tendría la iniciativa, que imprimí en la imprenta de unos conocidos que me hacían un buen precio». Tres años más tarde, los almanaques se pueden encontrar en las librerías Sons of Gutenberg (Ferlandina, 32), Pebre Negre (Clot, 41) y Fatbottom (Lluna, 10) de Barcelona, además de en su tienda online. Este año, además, también han llegado hasta diferentes establecimientos de MadridGranada Jerez.

La joven ilustradora recibió, junto con Sara Bea y Annie Mimo, el premio al mejor fanzine en las Jornadas de cómic y autoedición Kboom por su proyecto ‘Tarot‘. Se trata de una serie finita de 22 fanzines (de momento van por el cuarto) que juega con la simbología de las cartas del Tarot y cuenta con la colaboración de distintos ilustradores. ¿El premio que recibieron? La posibilidad de desarrollar otro proyecto común con los costes de impresión pagados. Será el libro Historias inesperadas, una recopilación de relatos de artistas, para el que Montasell ha escrito e ilustrado su cómic más largo: En otro lugar.

Web oficial Calendario 2018

http://wendymontasell.com/calendario-mujeres-asombrosas-vol-3/

En la web podemos encontrar the shop online y el cómic SuperWhoops

Fuente: OnBarcelona de elperiodico.com Artículo Heroínas borradas de la historia, escrito por Natàlia Queralt

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 1, 2018 en MUJERES EN LA HISTORIA

 

Etiquetas: ,

AMPARO POCH Y GASCÓN


Ayer se cumplieron 50 años de la muerte de Amparo Poch y Gascón, médica, luchadora antifranquista, defensora de las libertades y precursora del feminismo.

Desde muy niña supo que quería ser médico. Hija de un militar y una mujer religiosa en extremo, su familia no entendía que hablara públicamente en cafés, vistiera pantalones y corbata o escribiera en periódicos. La transgresión, frente a los comportamientos sociales opresores de su época, fue una de las claves personales de Amparo Poch, en la que estaba inmersa la lucha por la emancipación de la mujer.

Como su padre consideraba que la medicina no era carrera de mujer, la obligaron a estudiar magisterio. Amparo Poch ingresó en la Escuela Normal Superior de Maestros, de Zaragoza, en 1917 y en 1922 iniciaba el preparatorio en la Facultad de Medicina, en Zaragoza, la única mujer en el curso académico 1922-23, junto a 435 compañeros. Al curso siguiente ya eran cuatro las alumnas.

Obstinada dedicación social

Amparo Poch nació el 15 de octubre de 1902 en Zaragoza, en la calle Pignatelli. A los 12 años la familia se trasladó a la calle de la Misericordia, en el mismo barrio. A unos pasos estaba el Hospital de Nuestra Señora de Gracia, que atendía a indigentes, donde a diario contemplaba el dolor humano; La Real Casa de la Misericordia, el hospicio, donde las madres dejaban a sus hijos en el torno de la Caridad; y desde su casa-cuartel, vulgo Pontoneros destinada a los oficiales, veía salir a los soldados a «servir al Rey» en las guerras coloniales de África o en aquella época de agitación política y social, al ejército a reprimir a los obreros. En esa calle que reflejaba el azote del mundo a los más débiles, nació la obstinada dedicación social, hacia la causa de las clases humildes, desde el campo de la medicina y la pedagogía, que constituyó la dimensión real de su existencia.

Amparo Poch obtenía el Premio Extraordinario de licenciatura en el curso 1928-29. Los aspirantes fueron seis hombres y ella. La nueva doctora de Medicina y Cirugía, anunciaba el 13 de octubre en ‘La Voz de Aragón’ la apertura de un consultorio médico para mujeres y niños, con horario especial para obreras. Ella quería como médica, mitigar el dolor y el sufrimiento a las gentes que carecían de recursos económicos para sufragar atención médica, en un tiempo en que no existía asistencia sanitaria obligatoria. Y una mayoría de médicos se negaba a visitar a domicilio a enfermos sin solvencia, en hacinadas viviendas, sin la más elemental higiene y salubridad.

Labor pedagógica para educar a la mujer

Los conocimientos de Amparo Poch de medicina y sociología, le permitieron informar generosamente a la mujer obrera sobre temas esenciales, primeros pasos para su emancipación. En su empeño por desterrar su atraso e ignorancia, les inculcaba enseñanzas básicas a través de escritos, cursos y charlas, con un sentido pedagógico sobre maternidad, puericultura, sexualidad e higiene. Así como información general sobre las plagas de la época: sífilis, tuberculosis y alcoholismo. ‘La Cartilla de Consejos a las Madres’ aparece en Zaragoza, en 1931, y al año siguiente fechaba en su ciudad el estudio de ‘La vida sexual de la mujer’, donde denunciaba el «inmenso desierto» de resignación sustentado por la ignorancia, que para gran parte de las mujeres ha sido su propia sexualidad.

La férrea moral de la Iglesia

Amparo Poch consideraba que «la resignación es, casi siempre, en vez de virtud (según la Iglesia), un defecto de resultados desastrosos». Esa sociedad había impuesto, secularmente, la moral pública. Uno de sus principales dogmas sociales consistía en preservar la honra femenina hasta el matrimonio. En muchas ocasiones, cuando la virginidad femenina no estaba presente en el lecho de bodas, provocaba repudio por parte del marido e incluso el asesinato o el encierro en un convento de la recién casada.

La mujer tan discriminada, era la vestal del honor familiar, a costa de su represión sexual. Amparo Poch evoca en ‘La vida sexual de la mujer’ un hecho vivido en sus tiempos de prácticas universitarias, en el Hospital de Zaragoza, para ilustrar hasta qué punto la gente asociaba la ‘deshonra’ con la pérdida del himen: Una joven, víctima de una dolorosísima enfermedad de su aparato genital tuvo que ser operada y en la intervención perdió la virginidad. La muchacha aceptó que los médicos la hubiesen deshonrado a seguir sufriendo. Pero antes de abandonar el hospital pidió al cirujano un certificado que acreditara la causa de su deshonor.

Una labor divulgativa

Amparo Poch, desde muy joven se interesó por la teoría de la evolución del mundo científico, los descubrimientos o las sugestivas hipótesis, comprobadas por la investigación, que luego divulgaba en sus escritos. En 1933, en la revista valenciana ‘Estudios’, revelaba en un artículo, ‘El hombre ante la vida’, las aportaciones de los investigadores científicos, persuadida de que sus descubrimientos cambiarían el mundo. Hablaba de la importancia de la Biología que progresaba paralelamente a la Fisioquímica (Darwin); de que la vida era una manifestación de la radioactividad (Zwaardemaker); de cómo prolongarla (Metchnikoff); de su hermanamiento con la Química (Bohn); y de la posibilidad de prolongar la vida, en el tiempo, si se lograba rebajar un grado la temperatura de la sangre (Loeb).

Una revista que quería erradicar los tabúes sexuales

Amparo Poch prodigaba sus conferencias sobre estas materias en ateneos obreristas y en actos de propaganda, consciente de la necesidad de erradicar los tabúes, los miedos y el sentimiento de culpa, el pecado, que suponía a los ojos de la Iglesia gozar libremente de la sexualidad, supeditada a la procreación. Amparo Poch escribió el ‘Elogio al amor libre’, una de las descripciones más poéticas, lúcidas y apasionadas sobre el tema, en la revista ‘Mujeres Libres’, que fundara con Lucía Sánchez Saornil y Mercedes Comaposada, en Madrid en la primavera de 1936, donde había llegado en 1934, desde su Zaragoza natal. La célebre publicación pretendía preparar a la mujer intelectualmente, para que adquiriese conciencia de su condición, emancipándose de atavismos ancestrales. Amparo Poch inauguraba en la revista el epígrafe ‘Sanatorio de Optimismo’, bajo la rúbrica Doctora Salud Alegre, donde utilizaba su irónico sentido crítico, en clave de humor, con ilustraciones propias. Otro registro de Amparo Poch en esta publicación, fueron sus poemas inspirados por la lucha del pueblo contra el fascismo.

https://es.wikipedia.org/wiki/Mujeres_Libres

Su implicación en proyectos sociales

La vida de Amparo Poch estuvo marcada por un incansable altruismo en pro de las causas justas. En València, en 1936 fue directora de Asistencia Social, junto a la doctora Mercedes Maestre, y Federica Montseny como Ministra de Sanidad, cargo para el que estuvo propuesta la doctora Poch. El 26 de agosto de 1936, Amparo era nombrada, en representación del Partido Sindicalista, miembro de la Junta de Protección de Huérfanos de Defensores de la República, creada por el Ministerio de Instrucción Pública. En Barcelona, en 1937, dirigió el Casal de la Dona Treballadora, donde se capacitaba a la mujer obrera con un programa cultural, profesional y social. Bajo su dirección estuvieron cientos de niños refugiados de Madrid, en Granjas-Escuelas, con un programa pedagógico de su autoría. En plena guerra fue responsable directa de las expediciones de niños llevados fuera de nuestras fronteras, para alejarlos del hambre y de las bombas. Mercedes Comaposada señaló: «Lo más sorprendente de su personalidad fue siempre su capacidad de trabajo y esa espléndida generosidad que trascendía de su exuberante e infatigable naturaleza».

Su vida en el exilio

Su actuación humanitaria continuó en el exilio. A principios de 1939 entraba a Francia  por Prats de Molló, custodiando a un grupo de niños refugiados. En septiembre de 1939, al comenzar la segunda guerra mundial se trasladó a Nîmes, donde sobrevivió pintando pañuelos y bordando para unos grandes almacenes. Al mismo tiempo ejercía su profesión clandestinamente, para las gentes que solicitaban sus servicios, a riesgo de ser extraditada a la España de Franco, ya que estaba prohibido a los refugiados ejercer libremente sus profesiones.

Al acabar la segunda guerra mundial se trasladó a Toulouse, donde la orden del 6 de agosto de 1945, en su artículo 3, autorizaba a los médicos españoles a ejercer en el país de acogida. En el Hospital de Varsovia, de Toulouse, asiste a los guerrilleros españoles y en el dispensario de la Cruz Roja, de la rue Pergaminiêres, presta sus servicios como médica general y ginecóloga, sin abandonar sus colaboraciones en la prensa del exilio y en la pedagogía sanitaria, con la entrega que caracterizó su vida militante y altruista.

En la primavera de 1961, Marie Laffranque, profesora universitaria en Toulouse, prestigiosa hispanista y principal ‘lorquista’ (estudiosa de Federico García Lorca), del grupo Nosotros, de acción no violenta frente a la guerra  de Argelia, se puso en contacto con Amparo Poch. Estaban organizando el envío de personal sanitario, de Francia a Argelia, destinado a atender a la desasistida población nativa, y muy particularmente al barrio más humilde de la ciudad de Argel: La kasba, y le pedía a la médica aragonesa su colaboración. Amparo Poch le respondió en el acto que estaba dispuesta a unirse al equipo que iba a prestar servicio a Argelia. Pero la firma de la paz con Francia, anuló el compromiso de Amparo.

A finales de1967, al caer enferma, la llamada ‘Ángel de la Guarda de los refugiados españoles’, ausente de su Zaragoza natal desde su exilio, quiso volver a su tierra, pero sus hermanas, ultracatólicas, le prohibieron su regreso dada su vida de mujer libre, alejada de la Iglesia (la verdad, a mi entender las que estaban más alejadas del cristianismo eran sus hermanas y no Amparo, que dedicó su vida a asistir al prójimo). Amparo Poch falleció en Toulouse, el 15 de abril de 1968, asistida por sus compañeros de exilio a quienes legó sus pertenencias. 

El Institut Català de les Dones, prepara un homenaje a los 50 años de su fallecimiento. 

http://dones.gencat.cat/ca/ambits/sensibilitzacio/commemoracions-2018/commemoracio-dels-cinquanta-anys-de-la-mort-damparo-poch-y-gascon/

Amparo Poch junto a otras valientes mujeres, fue la que plantó las primeras semillas para la emancipación de la mujer, una ardua labor que les debemos todas nosotras. El franquismo las condenó al olvido, pero ahora es el momento de que sus vidas y sus luchas salgan a la luz.

Fuente:

Artículo escrito en el periódico de Catalunya por Antonia Rodrigo, autora de la biografía de Amparo Poch y Gascón

https://www.elperiodico.com/es/mas-periodico/20180414/amparo-poch-gascon-doctora-libre-6750793

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en abril 16, 2018 en MUJERES EN LA HISTORIA

 

Etiquetas: ,