RSS

Archivo de la etiqueta: HÉROES DE LOS ATENTADOS DE LONDRES

¿QUIÉN MUEVE EL MUNDO?


HÉROES

8 personas murieron y 48 resultaron heridas, de las que una veintena estado crítico, tras los atentados del 3 de junio en el Puente de Londres y en Borough Market.

Yo no quiero hablar de locos asesinos. Ellos ponen la cara más fea del ser humano. Toca centrarse en el rostro más bello. El rostro y el nombre de los héroes que se enfrentaron a la maldad humana, salvaron vidas y alguno la perdió. Hay personas malas, pero debemos recordar que hay muchas, muchísimas más personas buenas en este mundo, capaces de actos heroicos y solidarios. En un momento en que en el Reino Unido no ve con buenos ojos a inmigrantes e incluso ha habido diversos ataque contra ellos, hay que remarcar que varios de estos héroes sean de otras nacionalidades.

Especial mención a personas anónimas que socorrieron a las víctimas, tanto en el puente como durante el recorrido de los ataques que incluso salvaron vidas y evitaron que hubiera más víctimas.

Agentes del orden

Un oficial de la Policía Británica de Transporte (PBT), que lleva solo dos años en la institución, se enfrentó a los atacantes armado sólo con su porra y resultó gravemente herido. Pero ahora se encuentra estable.

Otro policía que estaba de descanso (jugador amateur de rugby) fue uno de los primeros en llegar a la escena del atentado. El agente resultó apuñalado al tratar de detener a uno de los tres atacantes haciéndole un placaje como los que se hacen en rugby. El oficial está en condición crítica después de sufrir lesiones de cuchillo.

Taxistas

Un taxista llamado Chris estaba también en el Puente de Londres en el momento del ataque. “Vi a una joven siendo apuñalada en el pecho”. “Le dije a mi pasajero que iba a tratar de golpearlo. Me di la vuelta y lo intenté, pero él me esquivó”, añadió.

Rhiannon Owen se salvó gracias al aviso de un taxista

La estudiante de enfermería Rhiannon Owen estaba en un cajero cuando un taxista le gritó que huyera. “Vi el cuchillo y empecé a correr tan rápido como pude, dijo. La joven de 19 años vio a un atacante detrás de ella y corrió hacia el pub Applebee, cercano al puente, donde se unió a 30 u 40 personas y se escondió en un almacén. Owen dijo que le debe la vida al taxista y le pidió que se pusiera en contacto con ella: “Me salvaste la vida y te aseguraste de que otras personas estuvieran a salvo”.

Varios taxistas ofrecieron carreras gratis a cualquier persona atrapada en el área del puente.

Civiles

Kirsty Boden, de 28 años y australiana es otra de las víctimas. Trabajaba como sanitaria en Londres y, según ha explicado su familia, iba a socorrer a otras personas cuando fue asesinada.

Otro de los héroes es Geoff Ho, periodista del ‘Sunday Express’, que gracias a su enorme habilidad con las artes marciales. Uno de los terroristas atacaba a un portero de discoteca y se puso en el medio y empezó a dar patadas al atacante, que no dudó en acuchillarle en varias ocasiones. Aunque finalmente el terrorista salió corriendo, Geoff Ho tiene una profunda herida en el cuello y está en cuidados intensivos.

Una mujer hizo de ‘escudo humano’ para obstaculizar la entrada de uno de los autores del atentado de Londres en London Bridge. Su heroica acción permitió salvar decenas de vidas. Momentos después de desatarse el caos en el paseo que cruza el río Tamesis en Londres, Aksha Patel, un taxista testigo de los hechos, contó cómo su clienta se bajó del vehículo y decidió “durante unos segundos” actuar de barrera en la puerta de un restaurante donde estaba a punto de entrar uno de los terroristas, lo que permitió que la gente que estaba dentro del local, el restaurante Black and Blue, huyese por la puerta trasera. “Sabía que había gente mala que estaba intentando entrar en el bar”. Gracias a su acción, los clientes lograron huir por la puerta trasera del restaurante.

Florin Morariu, un panadero rumano, ha sido catalogado como “héroe” en las redes sociales. Ayudó a unas muy asustadas brasileñas a entrar a la panadería Bread Ahead. Las mujeres le dijeron que había tres hombres apuñalando gente en la calle. Morariu tomó dos cajas y salió a enfrentarlos. “Le arrojé una de las cajas a un atacante, sabiendo que la iba a evadir. Y mientras lo hacía me le acerqué y lo golpeé en la cabeza con la otra caja”, dijo el ciudadano rumano a un programa de radio de la BBC. Esto hizo huir al terrorista.

Carlos Pinto y su amigo Giovanni

Giovanni Sagristani, de 38 años, y sus amigos estaban en el restaurante El Pastor en Stoney Street, en el área de Borough Market, cuando uno de los atacantes entró y apuñaló a una mujer en el pecho. Carlos Pinto, de 33 años, que trabaja como enfermero de cuidados intensivos en la capital británica, asistió a la mujer, con la ayuda de un amigo, también enfermero. “Ellos cogieron un poco de hielo y paños y trataron de detener el sangrado. La mujer perdió medio litro de sangre. (Carlos) estaba manteniendo la presión sobre la herida”, dijo Sagristani. Los comensales habían logrado sacar al atacante del restaurante arrojándole sillas y botellas. Una vez que lo expulsaron, el personal bajó una puerta de seguridad y la gente se quedó dentro.

“Después del primer momento de pánico, todo el mundo trató de ayudar a la mujer y mantener la calma. Ellos la mantuvieron consciente. Fue muy afortunada de que estuvieran allí. Todos estábamos en la parte de atrás del restaurante, había disparos fuera y no sabíamos qué estaba pasando”, añadió. Pasaron más de dos horas antes de que los paramédicos llegaran. Gerard Vowls, fue uno de los comensales que lanzó botellas, vasos de cerveza y sillas a los hombres.

Restauradores

Mark Stembridge es el propietario de Cafe Brood, un restaurante situado en Borough Market, que, junto a su plantilla, protegió a los clientes, aproximadamente unas 130 personas, que estaban en el local en el momento del atentado. A Stembridge, las charlas sobre cómo actuar en casos de atentados le sirvieron para saber qué hacer e instruir a la plantilla de su establecimiento

Cuando vio que “tres hombres armados” se dirigían hacia su local, el propietario ordenó inmediatamente a su plantilla, entre los cuales hay algún exmilitar, que trasladase a todos los clientes del café hacia la azotea del local y se mantuvieran allí. “No puedo asegurarte lo que estaban gritando, pero creo que no se esperaban que estuviésemos tan bien organizados”, cuenta un testigo. Los autores del ataque se dirigieron después a un establecimiento cercano llamado Borough Bistro.

Sergio Fariña, de Pontevedra, es propietario del Arthur’s Hoopers, uno de los locales gastronómicos, situado en pleno corazón del Borough Market. Cuando los terroristas comenzaron su acción, Fariña y su personal comienzan a acoger a las personas que estaban por Borough Market. Una vez dentro del local, el propietario procedió a cerrar las puertas y las rejas para proteger a los que estaban dentro. Es en ese momento cuando uno de los atacantes trata de entrar en el restaurante, pero el dueño del negocio empujó la puerta para que no pueda acceder. Finalmente, el gallego lo consigue y el terrorista se va. Justo después de producirse este episodio, el terrorista fue abatido por la Policía a pocos metros del local que regenta este pontevedrés.

La generosidad de los ciudadanos de Londres

Con el hashtag #SofaForLondon (sofá para Londres), ciudadanos de Londres ofrecieron té, cargadores de teléfono y lugares para hospedarse a los que estaban cerca del Puente de Londres. Los usuarios ofrecieron tazas de té, alguien para conversar o un espacio para dormir.

Las amigas Holly Robinson y Mary Lynch fueron unas de las que abrieron su casa para aquellos que lo necesitaran. Y fue a George Moss, de 22 años, que después de que un periodista le prestara el teléfono para sus padres supieran que estaba bien, pudo pasar la noche en casa de Holly y Mary.

Los trabajadores del bar Royal Oak dieron refugio a unas 150 personas después del ataque. “Había gente en la calle que había sido evacuada de hoteles cercanos o que no podían regresar, así que los invitamos a entrar”, dijo el barman Radek Malis. “Había familias con niños, la gente estaba bastante sorprendida, muchos de ellos no hablaban inglés, eran turistas”. Estuvieron allí hasta las tres de la madrugada.

El taller de bicicletas de Makersville tuiteó: “#sofaforlondon Si estás atascado, avísanos”.

Mucha gente apoyó a los servicios de emergencia. Trabajadores de supermercados fueron fotografiados ofreciendo suministros a los oficiales de policía el domingo por la mañana. Un paramédico que estaba en la escena dijo que el gerente de un McDonald’s cerró el restaurante al público y entregó todo el resto de alimentos y cajas de agua a los servicios de emergencia.

Paul Ashworth, un fontanero del condado de Surrey, recorrió 33 kilómetros para llegar a Londres. Estaba en el área del puente en bicicleta, dando agua a la policía. “Acabo de llegar a darle agua fría a la policía. No es nada comparado con lo que hacen. Es sólo intentar retribuir con algo. Ellos nos protegen y nos salvan la vida”.

El héroe español

Ignacio Echeverría, de 39 año y vecino de Las Rozas (Madrid), venía de patinar con varios amigos cuando presenció cómo un atacante se apuñalaba a una mujer y a un policía. “En ese momento se tiró de la bicicleta y sin pensárselo dos veces, golpeó al agresor con un monopatín mientras otros dos le agredían por detrás y se quedó tendido en el suelo”, relató uno de los amigos con los que iba. Desde entonces, ni la familia ni sus amigos había logrado encontrar a Echeverría, al que los medios ingleses llamaron el “héroe del monopatín”. Fue visto por última vez el sábado en la zona de Borough Market.

Se iniciaban entonces cuatro días de angustiosa espera y desinformación por parte de las autoridades británicas, según ha denunciado la familia, que ha agradecido las gestiones y el apoyo del personal diplomático español en Reino Unido. La familia denuncia que en ningún momento del proceso se les ha permitido ver los cuerpos de las víctimas sin identificar para verificar si uno de ellos era Ignacio. Algo que no serviría para una filiación definitiva según el protocolo de la policía británica, pero sí pondría fin a la incertidumbre y la angustia de sus parientes.

Tras casi cuatro días de esperay después de haber proporcionado huellas dactilares, fotografías y muestras de ADN, la familia de Ignacio Echevarría recibió la noticia de que estaba entre los fallecidos.

Nacido en Ferrol pero criado en Madrid, era abogado y llevaba un año viviendo en Londres donde trabajaba en el banco HSBC como analista de prevención de blanqueo de capitales.

Críticas por la mala gestión en la identificación de los fallecidos

Su caso y la gestión de las identificaciones de los ocho fallecidos ha puesto sobre el foco a las autoridades británicas y ha desatado las críticas del Gobierno español. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, expresó su malestar y “cierta perplejidad” por la demora en la información. “Realmente es difícil poder comprender este retraso”. “Podemos respetar cualesquiera protocolos que deban ser puestos en práctica, pero hay que tener en cuenta la situación en la que vive la familia, que también son víctimas, una situación que no está lejos de poder ser calificada como inhumana”, advirtió el jefe de la diplomacia española.

Dastis, que habló en dos ocasiones desde el sábado con su homólogo británico, Boris Johnson, volvió a hacerlo tras la identificación, y le pidió que sus familiares pudieran ver cuanto antes el cadáver de Ignacio, lo que fue posible el jueves. “La familia de las víctimas son víctimas ellos mismos y tienen derecho a ver a su hijo o hermano lo antes posible”, dijo Dastis.

Ante las críticas, el Ministerio del Interior británico y la policía se escudan en que están siguiendo el protocolo. “Identificar un gran número (¿8 personas un gran n? En los atentados del 11M en Madrid murieron 192) de muertes en un incidente grave es un proceso complejo y desafiante”, declararon en un comunicado. Una escusa muy torpe que evidencia claramente que la idea que tuvo Theresa May, mientras fue ministra de interior, de desmantelar gran parte de la policía británica, no fue muy buena. Ahora esa decisión está pasando factura a los británicos.

Regreso de los restos mortales a España

El Gobierno ha concedido a Echeverría la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, una de las más altas distinciones del Estado, por su valentía al enfrentarse a los terroristas durante el ataque en la zona del Puente de Londres, que causó ocho víctimas mortales y 48 heridos.

El féretro con el cuerpo del español Ignacio Echeverría, llegó este sábado a las 16.00 horas de la tarde, a la base aérea de Torrejón de Ardoz en un avión militar. Fue recibido con honores por Mariano Rajoy y la ministra de Defensa Dolores de Cospedal.

La familia dejó que todos aquellos que lo desearan pudieran acercarse al tanatorio para rendirle homenaje. El entierro fue el domingo 11, en el cementerio de Las Rozas y el lunes se ofició el funeral en la Parroquia del Corpus Christi.

Para finalizar diré que con cada terrible atentado, se despierta entre la ciudadanía una hermosa oleada llena de solidaridad, generosidad y empatía. Cuanta más oscuridad quieren sembrar estos criminales, de más luz se llena nuestro mundo.

Fuentes: bbc.com, recuperandolacordura.com y elconfidencial.com

Montse M.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 14, 2017 en NOTICIAS

 

Etiquetas: