RSS

Archivo de la etiqueta: SANANDO A LA NIÑA INTERIOR

TALLER SANAR A MI NIÑO/A INTERIOR


Hoy acabamos el taller Sanar a mi niño/a interior. Os comparto la última tarea del taller. Como indiqué en la entrega anterior esta es la segunda parte de una serie de tareas que vais a tener que ir realizando de  ahora en adelante.

Te recuerdo que tu niño/a interior forma parte de ti y formará parte de ti siempre. Vas a tener que hacerle un hueco en tu vida y buscar momentos para pasar en su compañía.

La semana que viene os pasaré un anexo con meditaciones, libros y enlaces que os pueden seguir ayudando si ha quedado algo por trabajar o cerrar.

COGE A TU NIÑO/a DE LA MANO Y ÁMALO. CREA UNA VIDA MARAVILLOSA PARA TI Y TU NIÑO/A INTERIOR.

SEGUNDA PARTE 

TAREA 12

HACED COSAS JUNTOS, INVOLUCRA A LA PARTE FELIZ DE TU INFANCIA Y ATIENDE A TU PARTE ADULTA.

-Rutina de un día a la semana o unas horas para pasarlas con tu niño/a interior.

Una vez a la semana di: Estoy dispuesto/a a amar a mi niño/a interior cada día. Estoy dispuesto/a a buscar tiempo para estar con él o ella. Estoy dispuesto/a a disfrutar y a ser feliz.

Es posible, que el niño herido haya crecido demasiado rápido. Dejando de hacer actividades propias de su edad como jugar o aprender. Apúntate a aprender algo nuevo.

Juega con éldiviértelo, deja que salga su espontaneidad. Sigue imaginando y visualizando que te llevas a tu niño a donde le apetezca ¿Dónde deseabas ir cuando eras niño? ¿qué capricho deseabas y no pudiste tener?

Haz cosas que te hagan sentir feliz e imagina que él/ella está contigo haciendo lo mismo

¿Hace cuánto que no te comes tu helado favorito? ¿Te hace feliz llenar globos con agua y reventarlos? ¡Hazlo!, no frenes esa esencia tan importante de ti.

Juega con tu niño interior. Haz cosas que le gusten a tu niño. ¿Qué te gustaba de verdad hacer cuando eras pequeño? ¿Cuándo fue la última vez que lo hiciste? El padre o la madre que llevamos dentro nos impide divertirnos porque no es cosa de adultos. Tómate tiempo para divertirte. Haz las cosas tontas que hacías cuando eras niño/a, como saltar sobre montones de hojas o pasar corriendo bajo el chorro de agua de una manguera o meterte entre los chorros de agua de una fuente.

 El placer de las pequeñas cosas. Sal a tomar un café, pinta, escribe,… Salid a pasear a tu perro y si tú no tienes perro y siempre te gustó imagina que tu niño/a interior tiene uno y lo lleváis a pasear juntos. Prepara un pastel o unas galletas. Vete a tomar un batido o tu helado favorito. Una vez a la semana prepara la comida que más te gustaba de pequeño/a. Si te gusta hacer cosas más movidas, cómprate una bicicleta o alquila una, practica senderismo, aprovecha los fines de semana para hacer pequeños viajes. Ve a un parque de atracciones, al cine pero a ver películas de animación o que sean divertidas. Este finde han estrenado Mascotas 2, una oportunidad buenísima para llevar al cine a tu niño/a interior.

-Una vez al mes reúne a tu niño/a interior en vías de sanación con tu niño/a interior feliz. A ver cómo reaccionan. Toma nota de todo. Vizualiza el momento y a ver que hacen. ¿Qué sienten?

Rememora los momentos felices de tu infancia que vienen de tu niño/a interior feliz y vuelve a vivirlos con el niño o la niña que está sanando. Que jueguen juntos/as.

La parte feliz de tu infancia ayudará a tu parte en recuperación.

-Dedicarte tiempo para cuidar de ti: No olvidemos el autocuidado, ya que, es una manera también, de sanar nuestro interior. Cuanto más mimos y tiempo de calidad pasemos con nosotros mismos mejor. Más fácil será ir sanando las heridas emocionales de la infancia que nos pueden haber dejado huella.

Cuídate y lo/la estarás cuidando.

Imaginemos que estás haciendo una tarea, concentrada/o, sin pensar en ti para nada. Ves la imagen de un niño o una niña que se siente abandonado, triste. De golpe, tomas conciencia de que necesitas una pausa, tienes hambre o sed, de que tu cuerpo necesita descanso, de que tu mente está sobrepasada. Entonces, paras y te relajas un rato. En una palabra: atiendes una necesidad tuya de la que no eras consciente. Tu Niño/a te ha hecho cuidar de ti mismo/a. Si ahora vuelves a recordar su imagen, estará contento/a, atendido/a, satisfecho/a. ¡El sentimiento y la imagen están en íntima conexión!

Tú cuidas de él/ella y él/ella cuida de ti.

Ahora tú le puedes dar lo que desee. Salir y divertiros, y cuando tu niño interior se sienta motivado y alegre, vuélvelo a su hogar. Déjalo allí a salvo y despídete de él, diciéndole que cada vez que lo necesite irás a ayudarle, a comprenderle y a darle más amor.

Cuídalo, quierelo y aceptalo y empezarás a notar mejoría emocional y tu autoestima quedará reforzada.

LA ADOLESCENCIA

Ya os comenté al principio de este taller, que llevaríamos más de un niño/a herido/a en nuestro interior. Tal vez también nuestra adolescencia fue dura.

Recuerda que también llevas a tu adolescente en tu interior. Dale la bienvenida. Hazle una fiesta. Trabaja con él o ella de la misma forma que lo has hecho con el niño o la niña. ¿Qué dificultades tuviste en tu adolescencia? Hazle preguntas a tu adolescente igual como se las haces a tu pequeño/a. Ayúdale a pasar por las situaciones y los momentos de aprensión de la pubertad. «Corrige» esa época. Aprende a amar a tu adolescente igual como has aprendido a amar a tu niño.

Podéis realizar las mismas tareas del taller para sanar a vuestro/a chico/a herido/a.

Te aconsejo que dejes pasar un tiempo, más bien varios meses. Necesitas acabar de sanar a tu niño/a, procesar toda la información y organizar un plan de vida en el que haya espacio para él. Pasará el tiempo y seguirán apareciendo nuevas revelaciones que os ayudarán a crecer juntos.

Cuando sientas que estás centrado/a, entonces tómate tiempo para reencontrarte y acoger a tu adolescente interior.

Si veis que solos no podéis con el trabajo, acudid a un profesional para que os ayude en el proceso.

Cualquier duda que surja me la consultáis.

No cambiarás el pasado pero si tus emociones y tus sentimientos.

Sigue creciendo!!!

Este es la tarea de la duodécima semana

Busca tiempo para hacer cosas juntos y cuídate

¡¡¡Mucho éxito!!!

ERES VALIOSO

Este taller es propiedad de Magazineactivo. Se puede compartir pero nombrando al blog. Gracias.

Montse M.

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 23, 2019 en CRECIMIENTO PERSONAL, TALLERES

 

Etiquetas: , , ,

TALLER SANAR A MI NIÑO/A INTERIOR


Bien. Hemos llegado casi al final del taller. Os comparto las últimas tareas, que se tienen que ir realizando de ahora en adelante. Lo haré en dos partes.

Tu niño/a interior forma parte de ti y formará parte de ti siempre. Tendrás que hacerle un hueco en tu vida y buscar momentos para pasar en su compañía. Te daré varias indicaciones.

El amor es la mejor goma de borrar que conozco, decía Louise L hay. El pasado no se puede borrar, pero… El amor borra hasta los recuerdos más dolorosos y profundos, porque penetra más al fondo que ninguna otra cosa. Has realizado un duro trabajo para dejar ir el pasado. Quizás todavía queda algo pero las tareas realizadas están diluyendo el dolor y sanando las heridas. Sigue adelante. Estás mejor y una nueva puerta al presente y al futuro se ha abierto para ti. Elige poner alegría en tu vida.

<<No importa lo que nos hacen, lo que importa es lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros. – Jean Paul Sartre>>

El niño y la niña interior sano/a tiene alegría en su rostro, está contento/a de poder contar con alguien que le escuche, que le proteja y que le quiera tal y como es. Ya no necesita el cariño de sus padres porqué ahora te tiene a ti. El niño y la niña cuando ha recuperado su capacidad creativa y de juego, es capaz de saltar, correr y sonreír sin máscaras.

Sólo necesita ser, vivir y experimentar para ir aprendiendo cómo gestionar las emociones que va sintiendo internamente.

Le hemos dado nuestro amor y le hemos dicho lo maravilloso que es. Con nuestros abrazos y empatía, está sanando y preparándose para vivir plenamente. Él/ella y tú.

COGE A TU NIÑO/A DE LA MANO Y ÁMALO/A. CREA UNA VIDA MARAVILLOSA PARA TI Y TU NIÑO/A INTERIOR.

PRIMERA PARTE

TAREA 11

CONECTA CONTIGO Y CON LA INFANCIA

-Conecta con tu cuerpo

Has algún tipo de ejercicio como yoga, pilates, tai chi, baile, teatro, running, da paseos, algún deporte …. Imagina que lo que haces tú, también lo hace tu niño/a interior. Está a tu lado. Redescubre tu cuerpo y vuelve a conectar con él y al mismo tiempo te permitirá poner los pies en la tierra, para tomar conciencia de tu presencia en el mundo. Realizar actividades que te diviertan harán que conectes más con tu niño/a sano/a.

Recomiendo un par de ejercicios. Con la palma de la mano ahuecada palmea tu cuerpo para activarlo y ponte crema presionando con cariño cada parte de tu cuerpo. De estas dos maneras te conectas con la realidad y te haces más presente en la vida. Estás vivo/a y tu niño/a interior, también. Siéntelo.

Aquí os dejo un interesante enlace:

https://institutoqigong.com/automasaje/taoista/

Pasa tiempo con niños para inspirarte en su fresca alegría.

Si hay alguien que está conectado a su ser esencial, y es puro amor, cien por cien emoción, son los niños.

Si tienes hijos, será genial para poder contagiarnos de su felicidad. Sino también sirven sobrinos, hijos de amigos, o realizar algún voluntariado con niños para poder recuperar nuestra frescura olvidada.

Observa a los niños cuando juegan. Te traerá recuerdos de los juegos que jugabas. Si deseas más diversión en tu vida, comunícate con tu niño interior y actúa desde ese espacio de espontaneidad y alegría. Conviértete en su mejor amigo/a. Vas a volver a divertirte y a divertiros juntos, mientras los dos crecéis a la par, porque él era el responsable de tus desdichas pero también es el responsable de tu felicidad.

Tus hijos pueden ayudarte muchísimo a sanar pero para ello tienes que entrar en su mundo, dejarte llevar por sus locuras de niños, sin juicios, sin reproches, solo sintiendo y liberándote.

Tírate por el suelo, has piruetas, disfrázate y baila dejándote llevar por completo, o empezar a imitar animales como si se les fuese la vida en ello, inventa cuentos e historias para representarlas… No te limites a hacer un puzzle o leer un cuento. Métete de pleno en su mundo y desinhíbete por completo.

-Tómate un momento cada día para decirle que te interesas por él/ella.

Dile: Te quiero. Me importas. De verdad te quiero.

Hablarle y demuéstrale tu cariño hacia él/ella. Tal vez le has estado diciendo esto a la persona adulta que llevas dentro. De modo que empieza a decírselo también a tu niño. Imagínate que le coges la mano y ambos vais a todas partes juntos durante unos días. Verás las felices y alegres experiencias que podéis tener. Poned a trabajar la imaginación, tan propia de la infancia. Lo puedes hacer, créelo. Prueba. Tómate unos días de prueba.

Abrázale mentalmente y darle todo el amor que puedas. Nunca es tarde para tener una infancia feliz y nunca es tarde para que este niño/a reciba todo el cariño que no tuvo en el pasado. Ahora es nuestra misión transmitírselo.

-Visualízalo e imagínalo con frecuencia.

La imaginación y la visualización son recursos geniales para poder acceder a tu niño interior. Con solo cerrar los ojos basta para sentir una conexión emocional con ese niño que un día fuimos.

Quizás no te atreves a salir a la calle e imaginar que llevas a tu niño/a contigo. Utiliza la imaginación en casa. Reserva un tiempo para estar a solas e imagina que hacéis cosas juntos/as.

También puedes reparar las situaciones que tu Niño no pudo manejar en la infancia, por falta de edad, por falta de recursos, por no tener el apoyo adecuado. Entonces es verdad que no podías. ¡Pero ahora ya puedes! Lo que pasa es que la emoción que te embarga hace que olvides completamente que ya tienes recursos de sobra. Pero podemos conseguir el efecto contrario: cambiando la imagen, la emoción también cambia. Lo que está en tu mente está afectando tu cuerpo y tus emociones, de manera que si introduces transformaciones en las imágenes, ¡tus sensaciones también se transformarán! A través de tu Niño/a, puedes cambiar reacciones que aprendiste en el pasado por otras más adecuados y más agradables.

Si hay algo que todavía te está afectando, imagina que eres el salvador/a de tu niño/a. Apareces en el momento que le estaban haciendo daño y le salvas de la situación. ¿Cómo? Quizás eres un superhéroe o una asistenta social, un maestro,… O simplemente imagina que eres esa persona de la familia que debió hacer algo para librarte de la situación. Como te sientas más cómodo/a. Al visualizarlo, la mente lo toma como algo real.

Vuelvo a insistir. No cambiarás el pasado pero si tus emociones y tus sentimientos.

Este es la tarea de la undécima semana

Conectar contigo y con la infancia

¡¡¡Mucho éxito!!!

ERES VALIOSO

Este taller es propiedad de Magazineactivo. Se puede compartir pero nombrando al blog. Gracias.

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 16, 2019 en CRECIMIENTO PERSONAL, TALLERES

 

Etiquetas: , , ,

TALLER SANAR A MI NIÑO/A INTERIOR


A pesar te todo el dolor que viviéramos en nuestra infancia y a pesar de no recordarlo, os aseguro que hay un niño o una niña que también vivió momentos felices. Tenemos también a un niño o a una niña feliz dentro de nosotros. La semana pasada tuve la suerte de recordar y conectar con mi niña alegre, vital y feliz que había olvidado.

Vamos a conectar con esa parte de nuestra infancia. Para seguir adelante lo necesitamos. Es una parte que habita en todos nosotros y está para recordarnos qué la autenticidad, la alegría y el disfrute forman parte de nuestra vida.

El niño interior es una bonita metáfora para definir nuestra esencia, aquella parte dentro nuestro que es frescura, vive en el presente y tiene capacidad de disfrutar de los pequeños instantes de la vida cotidiana. Gracias a nuestro niño interior, podemos sentir emociones, conectarnos con nuestra ingenuidad y ser amorosos con nosotros mismos y con los demás.
Pero cuando hay un niño o niña interior herido, la esencia del niño o niña interior feliz queda oculta. No podemos verla. Y es muy necesario recuperarla.

El niño interior herido sufrió en su infancia de tal manera que ha hecho que el miedo, el enfado o la tristeza, dominen su existencia y la tuya. Estas emociones no le dejaban ser espontáneo, ni estar tranquilo disfrutando del simple hecho de ser niño. Si las cosas malas del pasado te seguían afectado, también lo bueno que hubo te puede ayudar.

TAREA 10

VAS A CONECTAR CON EL NIÑO O LA NIÑA FELIZ QUE FUISTE, CON SU ENERGÍA Y CON EL AMOR

Para ampliar nuestra conciencia es necesario pasar por nuestro propio túnel para poder salir de él, y sanar a nuestro niño/a interior es parte de ese cometido. La herida de la infancia nos limita si no trabajamos en ella.

La imagen del Niño/a Interior Feliz es un símbolo mental, que conecta directamente con todos estos recuerdos infantiles. Es muy necesario tener la creatividad, la espontaneidad del niño, y es maravilloso seguir sintiendo su capacidad de asombro ante los misterios y sorpresas de la vida. Los niños viven absolutamente presentes, vibrando en el aquí y ahora, sin perderse nada de lo pasa y sin preocuparse por el futuro ni por el pasado. Pero igual que tus emociones se escapan a menudo de tu control, la imagen del Niño que ves también tiene vida propia. ¡A veces te asombras de lo que hace o dice! Como la imagen va acompañando fielmente tus emociones, es un medio magnífico de mantenerte en contacto con ellas.

Ejercicio 1

-Busca un momento de tranquilidad y soledad. Ponte cómodo/a. Puedes sentarte en un mullido sofá o en el suelo o si lo prefieres túmbate en la cama o sobre una esterilla en el suelo. Como te sientas más cómodo/a.

Vas a concentrarte en un momento de tu infancia totalmente diferente de lo que hemos estado trabajando estas semanas. Céntrate en un momento feliz, alegre, en el que te hayas sentido querido, seguro, en un lugar diferente de lo habitual, …

Ten seguro que esos buenos recuerdos están ahí, esperando aflorar. Te aseguro que hubo amor en tu infancia, alguien te quiso y te demostró su cariño.

Recuerda con que jugabas, un día en el campo, los cuentos que te contaban antes de dormir, las historias que inventabas, los amigos invisibles, las personas que había a tu alrededor. A parte de la familia, quizás había vecinos o alguna profesora, …

Dentro de ti hay recuerdos entrañables, amor, alegría y libertad.

Conecta con ese niño o esa niña que está deseando decirte que sí hubo luz en la oscuridad.

Siente su sensibilidad, su vivacidad, su espontaneidad y también su pureza, su inocencia y su ingenuidad.

Tranquilos si no sale a la primera. Si no sale, seguid intentándolo, pero sin agobios.

También puedes volver a revisar los álbumes de fotos, pero esta vez buscando al niño o a la niña feliz que fuiste. Tal vez te cueste un poco porqué tienes en la conciencia que no estaba, pero sí que estaba y en alguna de las fotografías la verás.

A partir de ahí, rememora ese momento capturado con la cámara y conéctate con esa felicidad, la alegría y la buena energía que te llegará a través de la imagen.

Ejercicio 2

Los adultos que tienen a su niño interior saludable, no se reprimen cuando les apetece hacer algo no propio de adultos, como ir al parque y subir a un columpio o tirarse por un tobogán, no les importará que la gente se extrañe.

El año pasado en septiembre, para el cumpleaños de mi prima, varias de nosotras nos metimos en el castillo de bolas y nos tiramos por el tobogán. Cuando lo hizo la primera, pensé, ¡que corte! pero sentí un fuerte impulso de hacer lo mismo y como ya estaba trabajando con mi niña interior, pues me lancé tobogán abajo. ¡¡¡Que felicidad y que liberación!!!

Los adultos con el niño interior dañado, se reprimen cuando desean hacer cosas propias de la infancia, desean dar una imagen correcta, seria, de adultos. No se dan cuenta de que todos los humanos tenemos la necesidad de volver a ser niños de vez en cuando. Y no es malo, solo estamos dejando que nuestro niño/a interior se divierta.

«Los hombres no dejan de jugar porque envejecen; envejecen porque dejan de jugar.»

-Oliver Wendell Holmes Jr.-

Los adultos que tienen hijos pueden volver a divertir a su niño interior cuando juegan con ellos. Muchas veces los padres compran juguetes que les gustan a ellos y juegan más que sus hijos. En cambio, las personas adultas sin hijos, se reprimen más a la hora de hacer cosas propias de la infancia. Ya no le dan patadas al balón, ni se ríen de cualquier tontería, porqué en la edad adulta ya hay que ser correcto y todo lo demás es de inmaduros.

Lo cierto es que no hay nada más saludable que dejar que tu niño interior sea espontáneo. No lo reprimas, la edad adulta también necesita de vez en cuando sacar esa parte divertida.

Os propongo un ejercicio sencillo de Evania Reichert

Se trata de entrar en movimiento durante unos minutos, moviendo todo el cuerpo, hacer algo así como bailar, correr, saltar, mover brazos y piernas, sin sentido, sin buscar ningún objetivo.

Transcurrido este tiempo, para por completo quedándote de pie. Entonces cierra los ojos y céntrate exclusivamente en tu respiración y en la energía que brota de tu cuerpo (un estado de activación muy alto), siéntela.

Es una sensación maravillosa. Pues bien, ésa es la energía que siente un niño pequeño todo el tiempo, que le impulsa a descubrir el mundo, a jugar, a disfrutar…

«Cada niño es un artista. El problema es cómo seguir siendo artista una vez que crezca» -Pablo Picasso-

Si puedes hacer este ejercicio y entenderlo, entonces estás preparado/a para dejarte guiar por tus hijos y los niños de tu entorno, para hacer por tu niña/o interior todo aquello que no hiciste.

Ejercicio 3

Nuestro/a Niño/a Interior Feliz nos proporciona una forma sencilla, eficaz y amorosa de reparar nuestro pasado y nuestra alma. Simboliza tu capacidad de entrega y de amor en los primeros pasos para luego conocer formas más maduras de amor. Él o ella vive de forma libre, impulsiva, sin reflexión. A medida que crece va reprimiendo sus impulsos y va creando límites que pueden causar dolencias físicas y psíquicas.

-Ama de forma altruista

Los más grandes guías espirituales de la historia, desde Teresa de Calcuta, hasta Ghandi, pasando por Buda o Jesucristo, lo han dicho y lo han demostrado con sus acciones.

Si sentimos un vació interior lo podemos llenar con amor y la mejor manera es dando amor. Amando al otro de forma altruista. Amar a cambio de nada. Esto nos ayuda a sanar.

Pero ¿cómo?

Cada uno puede encontrar la manera. Hay cientos de oportunidades cada día para hacer esto; con tu familia, con tus amigos, con tus conocidos, con los desconocidos, con personas, con niños que te necesitan.

Pero en realidad no importa que sean grandes cosas, pues cada día tenemos muchas oportunidades y a veces puede ser suficiente con regalar una sonrisa, unas palabras dulces u ofrecer lo que tú sabes hacer a cambio de nada.

Conéctate con lo que sientes

 No te calles tus sentimientos, si sientes la necesidad de abrazar a un ser querido y decirle cuanto le quieres o lo que representa para ti. Los niños son espontáneos y dicen y hacen lo que sienten. Pero siempre que sea para bien y no para hacer daño a otros. Si tienes alguna rencilla piensa si va a ser positivo o solo va a servir para liberarte cagando a otro con tu peso. Se trata de dar y demostrar amor.

¡Anímate a probar!

Este es la tarea de la décima semana.

Conectar con el niño o la niña feliz que fuisteis.

¡¡¡Mucho éxito!!!

ERES VALIOSO

Este taller es propiedad de Magazineactivo. Se puede compartir pero nombrando al blog. Gracias.

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 7, 2019 en CRECIMIENTO PERSONAL, TALLERES

 

Etiquetas: , , ,

TALLER SANAR A MI NIÑO/A INTERIOR


Después de las semanas que llevamos trabajando puede que todavía haya alguien que se pregunte o alguien a quién habéis hablado de este taller que os pregunte: ¿Tanto influye la infancia en la vida adulta?

Pues así es. Los expertos afirman que es determinante. Todos los sistemas, conceptos, creencias, vida de los otros, la sexualidad están basados un 80% en la infancia. Si en esta etapa sufriste maltrato, o tuviste alguna mala experiencia, esto repercute en la vida adulta. Será difícil cerrar ciclos, habrá situaciones problemáticas, conflictivas y un tanto tóxicas. Todos en menor o mayor medida arrastramos necesidades emocionales no cubiertas o dolor reprimido desde su infancia. Pensamos que dejamos atrás la infancia, la vemos como una etapa más, sin darnos cuenta que es la parte esencial de lo que somos hoy en día. Al crecer ignorando a nuestro niño/a interior, dejamos a un lado lo que realmente nos gusta hacer, lo que verdaderamente nos hace sentir feliz.
Al llegar a la vida adulta nos dedicamos a cubrir las necesidades materiales sin darnos cuenta que lo esencial es invisible a los ojos. Los miedos, alegrías, frustraciones, tristeza, desesperación, rabia,… que sentimos en la actualidad están directamente relacionadas con el niño interior. Vive como el pequeño niño o niña que fuimos en nuestra infancia. Se manifiesta cada vez que le recuerdan situaciones que vivió en la infancia.

No somos nuestros padres, pero sin darnos cuenta, adquirimos cualidades o defectos que les pertenecían. Nuestro niño/a necesita una madre y un padre y a partir de este taller vamos a ser nosotros.
La forma más sencilla de sanar es convertirse en ma-pa (madre y padre). Aprender a conocer e identificar que nos faltó en la niñez y trabajarlo, por ejemplo falta de afecto o un padre ausente, problemas en el colegio, sentirnos protegidos,… Pero hay que decir que tanto el abandono como la sobreprotección son igualmente dañinas, y perjudiciales.
Es el momento de ser un ma-pa de nosotros mismos para no cometer los mismos errores que ellos cometieron. Establece relaciones sanas y permítete ser esa persona que te gustaría conocer.

Las creencias que aprendiste cuando eras pequeño/a aún las tiene tu niño/a interior. Si los padres tenían ideas rígidas y tú eres duro contigo mismo y propenso a construir muros a tu alrededor, probablemente tu niño interior continuará conformándose a las normas de tus padres. Si te enfadas contigo mismo/a por cada error, debe de ser bastante terrible para tu niño/a interior despertar cada mañana. «¿A causa de qué me va a chillar y regañar hoy?» Lo que nos hicieron nuestros padres en el pasado es un asunto de su conciencia. Ahora somos nosotros los padres. Nosotros usamos nuestra conciencia. Si continúas negándote a cuidar de tu niño interior, es que estás estancado en un rencor justiciero. Esto quiere decir que aún te queda alguien por perdonar. Así pues, ¿a quién has de perdonar? ¿De qué no te has perdonado? ¿Qué necesitas dejar marchar? Averigua que es y déjalo marchar. Si no amamos a nuestro niño/a ahora, y no ponderamos sus cualidades, no será responsabilidad de nuestros padres pero sí será nuestra responsabilidad. Ellos hicieron lo que creían que era lo correcto en ese tiempo y ese lugar. Pero ahora, en el momento presente, sabemos lo que podemos hacer para nutrir y criar a nuestro niño interior.

¿Como os fue la experiencia de dibujar con vuestro niño interior? ¿Habéis podido hacer toda la tarea completa?
Seguro que ha habido resultados extraordinarios y puede que os hayáis topado con nuevos descubrimientos y sorpresas.
Espero que todo lo que ha surgido con esta nueva experiencia lo plasmarais en vuestra libreta de trabajo.
Si habéis consultado los enlaces sobre los significados de los dibujos y no lo tengáis claro, me lo podéis consultar.
Quizás tengáis nuevas emociones, sentimientos o incluso más preguntas que antes. Pues bien. La primera parte de como comunicarte con tu niño interior ha sido el dibujo, pero ahora viene la segunda parte de como comunicarte con él o ella y es por medio de la escritura.
Todo lo que ha surgido en la tarea anterior se ha de trabajar en la tarea de hoy y será preguntándole a vuestro niño/a interior las dudas y preguntas que os han surgido. Así acabará de fluir la vital comunicación entre ambas partes para acabar de conocer, identificar y sanar las heridas.

TAREA 9
HABLA CON TU NIÑO/A INTERIOR POR MEDIO DE LA ESCRITURA

Vivir una vida donde no haya conflictos sería lo ideal, pero para lograr ese estado tenemos que sanar los conflictos que forman parte del crecimiento personal y colectivo. Hay que aprovechar cada dificultad que encontramos en el camino para ahondar más en ella y trabajarla. No cuestiones lo que te sucede o lo que has vivido. La búsqueda de un por qué, nos lleva a la culpa. Es una pérdida de energía y la necesitas para conocer la lección que esa situación te regala. Esto nos saca del pasado y nos permite centrarnos en el presente para aprender y encontrar una solución a nuestro malestar.
Has de amar a tu niño/a interior y has de amarte a ti mismo/a para liberarte del sufrimiento y sacar provecho a la situación.

-¿Recordáis que os comenté que tuvierais a mano una libreta y fuerais apuntando vuestras emociones y pensamientos?
Leed lo escrito y prestad atención a todo lo que ha ido surgiendo durante el curso. La tarea anterior os habrá proporcionado mucha información. Todas la dudas o peguntas que vayan ido surgiendo las apuntareis para consultarlas con vuestro pequeño/a.

-Buscad un día y un lugar tranquilo donde estéis a solas. Para estar más relajados encended velas e incienso y a quién le guste puede poner una música suave de fondo.

Vais a necesitar varias hojas de papel tipo DINA 4. Utilizad dos bolígrafos o rotuladores de colores distintos. Con uno de ellos en la mano dominante escribe una pregunta. Con el otro en tu otra mano haz que el niño escriba la respuesta. Es un ejercicio muy interesante. Cuando escribe la pregunta el adulto cree que conoce la respuesta, pero cuando coge el bolígrafo con la mano no dominante, la respuesta suele resultar distinta a la esperada.

Vais a hablar con vuestro/a niño/a interior. Sólo tú sabes cómo era, qué le pasaba, cómo se sentía. Tú sabes lo que le pasa le vas a decir que le vas a amar y a proteger siempre Intenta conocer todos sus sentimientos y emociones pregúntale acerca de lo que ha ido surgiendo a lo largo de la tarea anterior:

¿Qué te gusta? ¿Qué no te gusta? ¿A que le temes? ¿Qué sientes? ¿Qué necesitas? ¿Cómo pudo ayudarte a sentirte seguro? ¿Cómo puedo hacerte feliz?

Id preguntando lo que os habéis apuntado.

Mientras conversas con el ten compasión, apóyalo, demuéstrale que lo amas, que lo proteges y que puedes atender todas sus necesidades, hazle saber que estás ahí para ayudarle siempre. Aflorará mucha información.

Este ejercicio es muy útil para ayudar a comprenderte, entender tus conflictos, para terminar de liberar emociones reprimidas que todavía están coleando y los bloqueos que te hacen perder vitalidad.  Has de volver a amarte por ser quién eres realmente, sin juicios ni reproches.

Aquí tenéis más preguntas que os pueden ayudar:

¿Quién era?
¿Qué esperaba mi madre/ mi padre de mí?
¿Qué valoraba mi familia de mí?
¿Qué hice para ser amada/o durante mi infancia?
¿Cómo fue mi niñez?
¿Cómo me sentía?
¿Cuáles son mis mejores recuerdos?
¿Y cuáles son los peores?
¿Por qué lloraba?
¿Cuál era mi miedo más terrorífico?
¿Qué cosas odiaba hacer?
¿Cuáles eran mis secretos?
¿Alguien me decía palabras cariñosas?
¿Cómo lo pasaba en el colegio?
¿Alguien sabía lo que me pasaba?
¿Quién me protegía?
¿Cómo imaginaba mi futuro cuando fuese mayor?…

-Es posible que con un día sólo no será suficiente para conversar con vuestro niño/a interior. Podéis buscar horas sueltas repartidas en varios días. Tranquilos si necesitáis más de una semana para terminar el ejercicio. Tal vez habrá momentos que el niño o la niña no quiera hablar con vosotros. Tened paciencia.

Las preguntas que he puesto son una guía. Seguro que a cada uno le saldrán sus propias preguntas. Pensad que aquí el que realmente importa es vuestro niño/a interior. Son preguntas para sanarle y sanaros. No actuéis de forma egoísta ni por vuestro propio interés. No forcéis la situación. Dejaros fluir y dejadle/la fluir.


Conocernos nos ayuda a vivir de forma consciente y sin ceguera emocional. Si no, ¿qué puede pasar? Pues sin darnos cuenta provocamos una distancia afectiva con los demás y especialmente con relación a nuestros hijos, que es enorme, aunque nuestro discurso engañado nos haga creer que los queremos con locura y que está todo bien.

El tema es que la única manera de poder conectar de verdad con los demás es conectar contigo mismo/a, entrando en ti, y entenderte en profundidad, haciendo consciente todo lo que te ha acontecido.

El dolor se irá transformando en sanación.

Otro de los pesos que arrastramos es la vergüenza por el abandono o el maltrato recibido. Nuestras heridas nos avergüenzan y nos hemos aislado para vivir con una compañera muy ingrata que es la soledad.

El adulto que somos necesita reconocer y aceptar ambas cosas para dejarlas ir.

La herida ha empezado a cicatrizar.

Este es la tarea de la novena semana.

Hablar mediante la escritura con vuestro niño/a interior

¡¡¡Mucho éxito!!!

ERES VALIOSO

Este taller es propiedad de Magazineactivo. Se puede compartir pero nombrando al blog. Gracias.

Al final del curso compartiré las webs que me han ayudado a realizar este taller,, junto con meditaciones y libros de interés.

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 24, 2019 en CRECIMIENTO PERSONAL, TALLERES

 

Etiquetas: , , ,

TALLER SANAR A MI NIÑO/A INTERIOR


¿Qué tal os ha ido compartiendo el curso?

Espero que bien y que las herramientas de crecimiento vayan expandiéndose y puedan ayudar a cuantos más mejor.

Después de esta semana de “descanso” hoy vamos retomar los ejercicios para conectar con nuestro niño/a interior.

A partir de ahora él será nuestro compañero/a de trabajo. Haréis juntos las tareas. Utilizando la imaginación y la visualización.

¿Estáis preparados?

TAREA 8

DIBUJAR CON TU NIÑO INTERIOR

Seguro que a la mayoría os encantaba dibujar y pintar en la infancia, pero después empezaron los mayores a poneros límites, para no ensuciaros ni ensuciar y guiaros para no saliros de los márgenes o dibujar como ellos creían que era mejor. Si hace años que no lo haces, empieza a dibujar nuevamente.

Vais a tomar la foto de vuestra mesita de noche y le vais a explicar a vuestro niño/a interior que esta semana os vais a tomar unas horas para dibujar juntos.

Otra opción es imaginar que visitáis a vuestro niño/a interior en el lugar donde habita y contarle que una tarde o una mañana lo traeréis a vuestra casa para dibujar un rato juntos.

Fijaos en su reacción. ¿Le gusta la idea? ¿Le hace ilusión?

En realidad el ejercicio tendrá dos partes.

PARTE 1

-Después de esto buscareis un día y unas horas para realizar la primera parte del ejercicio.

Dibujareis juntos pero cada uno su dibujo.

Necesitáis hojas de papel del tamaño que más os guste, DINA 4 o DINA 3. Lápiz, lápices de colores, plastidecor, rotuladores, cera, pastel,…

En una mesa grande para poner las dos hojas de papel. Tu niño/a interior estará sentado/a al lado de la mano no dominante.

En una hoja de papel haz un dibujo de cuando eras niño/a, expresa todo lo que quieres proyectar en él. No te lo pienses demasiado. Para concentrarte enciende una vela, pon incienso o una música suave. Siente un momento de tu infancia que quieras plasmar sobre el papel, dibuja a tu familia, donde ibas de vacaciones,… Dibuja con tu mano dominante.

Cuando hayas terminado será el turno de que tu niño/a interior haga su propio dibujo. ¿Pero como va a hacerlo? Vas a utilizar tu mano no dominante. Concéntrate. Ahora eres él o ella y necesitas sentir que quiere dibujar y transmitir.

Os aviso de que puede ser que no tenga ganas de dibujar. No lo fuerces. Si pasara esto tomas su hoja de papel y le haces un dibujo especialmente para él o ella y le dices que es un regalo para que se lo lleve a su casa. Ese dibujo lo guardarás en un lugar especial para ti y vas a visualizarlo también en un lugar especial donde habita.

-Luego los dos dibujares una imagen de un acontecimiento actual. Observa cómo te sientes. Hazle una pregunta a tu niño interior, déjalo que dibuje con tu mano no dominante, y ve qué dibuja.

-También puedes dibujar con ambas manos a la vez y descubrir que logras crear. podéis dibujar un cuento o una historia.

¿Qué logras percibir del dibujo que hiciste? ¿Qué está haciendo el niño? ¿Qué colores utilizaste?

Son algunas peguntas pero os paso varios enlaces para analizar los dibujos y otra opción es llevarlo a vuestro terapeuta o psicólogo, si tenéis, para que os cuente que ve en ellos.

https://www.clarin.com/trabajo/test-casa-arbol-persona-significa_0_BkHrc6tDmx.html

https://www.mamapsicologainfantil.com/dibujos-infantiles-10-claves-para/

https://www.serpadres.es/3-6-anos/educacion-desarrollo/articulo/161001-los-dibujos-de-los-ninos-nos-dicen-algo-sobre-su-personalidad

https://www.emol.com/noticias/Tendencias/2012/01/07/736345/Descubre-lo-que-sienten-los-ninos-a-traves-del-dibujo-de-su-familia.html

https://www.bebesymas.com/desarrollo/claves-para-interpretar-los-dibujos-de-los-ninos

PARTE 2

-En la misma semana vais a seleccionar otro momento especial. Esta ves tenéis que comprar papel grande, blanco o de color marrón, tipo embalaje. Necesitares temperas también y pinceles.

Esta vez vais a imaginar que estáis en casa de vuestro niño/a interior. Pondréis el papel y el resto de materias en el suelo.

Vais a dibujar juntos un mural, del tamaño que queráis. Puedes utilizar tus manos para pintar o dibujar sus manitas para dejar vuestras huellas. La temática es totalmente libre. Puede ser algo relacionado con una fiesta popular, las estaciones del año,…

Cuando el dibujo esté acabado y seco lo puedes enrollar y guardar un tiempo.

-Si habéis formado un grupo para compartir la experiencia, cuando tus amigos lleguen a esta tarea os podéis reunir para trabajar juntos con estas ideas. Por ejemplo, podéis hacer que vuestros niños dibujen y después sentaros alrededor y analizar juntos el significado de los dibujos. La información que se obtiene de este modo puede ser increíblemente reveladora.

Aquí os dejo un cuento dibujado para trabajarlo con vuestro niño/a interior.

http://elaguaylaluna.blogspot.com/2015/04/la-vieja-oruga-un-cuento-para-tu-nino.html

Este es la tarea de la octava semana.

Dibujar, divertirse y aprender con vuestro niño/a interior

¡¡¡Mucho éxito!!!

ERES VALIOSO

Este taller es propiedad de Magazineactivo. Se puede compartir pero nombrando al blog. Gracias.

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 14, 2019 en CRECIMIENTO PERSONAL, TALLERES

 

Etiquetas: , , ,

TALLER SANAR A MI NIÑO/A INTERIOR


 

He estado dos semanas sin compartir las tareas del curso Sanar a mi niño/a interior. La primera semana me centré en la noche mágica de San Juan y esta segunda me he tomado cuatro días de vacaciones. Necesitaba desconectar.

¿Qué tal os han ido estas dos semanas? ¿Habían quedado ejercicios sin terminar y os han servido para ultimar detalles?

Espero no haberos causado ninguna molestia con este paréntesis que me he permitido.

Vamos a continuar trabajando.

Hoy más que una tarea de ejercicios, vais a compartir conocimiento para ayudar a otros en su crecimiento personal.

TAREA 7

COMPARTIR CONOCIMIENTO DESDE MI EXPERIENCIA

Hace poco leí la frase “la sabiduría retenida es la sabiduría perdida” y estoy totalmente de acuerdo.

Con las tareas realizadas, si todo a seguido su curso, vuestro/a niño/a interior ya se ha dejado ver y ha salido de la oscuridad a la luz.

Es el momento de hacer una parada en el camino para mostrar vuestra generosidad y reactivar una de las primeras lecciones que tenemos que aprender en la infancia: la capacidad de compartir con los otros.

El conocimiento no podemos quedárnoslo, tenemos que compartirlo con los demás. Es una energía y como tal ha de moverse. No debe quedarse estancada.

COMPARTIR ES CRECER.

COMPARTIR NO ES PERDER, ES GANAR SIEMPRE.

Al igual que se hizo en el taller anterior de la Abundancia y Prosperidad, sembrareis semillas para que otras personas puedan también conectar con su niño/a interior y poder sanar y liberar heridas del pasado.

Venimos al mundo para aprender, pero sobre todo a compartir lo que aprendemos y poder equilibrar la ley del Dar y Recibir.

Igual que yo os estoy compartiendo este taller creado a partir de mis experiencias, ahora os toca a vosotros expandir la sabiduría aprendida.

Abríos a la experiencia enriquecedora de dar a los demás la oportunidad de crecer y mejorar sus vidas.

-Podéis crear un grupo de whatsapp donde compartir los enlaces de las tareas que he ido publicando en el blog con vuestros contactos. Como tú ya habrás realizado las tareas te vas a convertir en un guía para tu grupo. Es una responsabilidad pero también un paso más en tu crecimiento personal.

-Otra opción en compartirlo por Facebook con vuestros amigos.

-Y también podéis formar un grupo presencial y hacer los ejercicios juntos.

-Si tenéis un blog, ….

Y todo ello pensando en personas adultas, pero también hay niños o adolescentes a nuestro alrededor que pueden necesitar ayuda. Si eres docente o cuidas de niños puedes adaptar las tareas para ayudarles a sanar sus heridas.

Tanto si es de una u otra manera, es todo un reto. Es hora de elegir y entrar en acción.

Aquí os dejo este interesante artículo sobre los beneficios de compartir conocimiento

https://harmonia.la/mi-gente/3_beneficios_de_compartir_tu_conocimiento_con_los_demas

¡A sembrar semillas de crecimiento personal!

Podéis hacer comentarios y consultar cualquier duda

Este es la tarea de la séptima semana.

Compartir tu conocimiento adquirido con los demás.

¡¡¡Mucho éxito!!!

ERES VALIOSO

Este taller es propiedad de Magazineactivo. Se puede compartir pero nombrando al blog. Gracias.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 3, 2019 en CRECIMIENTO PERSONAL, TALLERES

 

Etiquetas: , , ,

TALLER SANAR A MI NIÑO/A INTERIOR


¿Cómo vamos con el curso?

Tranquilos si no podéis acabar las tareas en 7 días. ¡¡¡Prohibido agobiarse!!! Cada uno ha de encontrar su propio ritmo.

Hemos trabajado mucho. Seguro que habéis conectado con vuestro niño/a interior, de una u otra manera, tras las 5 tareas anteriores.

Descubristeis como estaba y si todo ha seguido su curso, pudisteis sacarlo del agujero o lugar de estancamiento donde estaba atrapado.

Habéis conectado con emociones que estaban estancada y le habéis dado la Bienvenida a vuestro mundo.

Son grandes pasos. Si las tareas han dado su fruto, ¡¡¡enhorabuena!!!

Vuestro niño/interior ha empezado a sanar. Ha salido de la oscuridad para vivir en la luz. ¡¡¡Un gran logro!!!

Pero el reto sigue. Queda mucho por hacer. ¡¡¡Adelante!!!

 

Tarea 6

¿Dónde habita mi niño/a interior?

Si la miniconstelación de la tarea 4 funcionó, vuestro pequeño/a ha salido del lugar oscuro donde se escondía o donde estaba atrapado. Siempre estará dentro de vosotros, pero necesita su propio espacio, su propio hogar.

Como comenté, mi niña interior vive en el piso de mi niñez, donde juega, dibuja y se entretiene con su perro. No está sola. Mi Sabiduría interior le acompaña. Durante estos meses que han pasado, siento que está bien, tranquila y es feliz. Aunque todavía tenemos cosas que trabajar.

¿Dónde está ahora tu niño/a interior? ¿Has podido reconocer el lugar en el que habita? ¿Es un lugar de tu niñez o es un lugar imaginario?

Tienes que sentir si está a gusto en ese lugar. Si es así, como lo está mi niña, no hay necesidad de cambiarla de lugar. Ha encontrado su lugar, su propio hogar.

En cambio, si no está a gusto o el lugar os trae malos recuerdos u os hace sentiros incómodos, hay que buscarle un lugar especial para que viva.

Aquí os dejo, en negrita, varios fragmentos escritos por Louise L. Hay sobre como inventó un hogar para su niña interior y otras indicaciones:

“Como yo fui una niña que sufrió incesto, he inventado una maravillosa imagen para mi pequeña. En primer lugar, tiene una hada madrina idéntica a la Billie Burke de El mago de Oz, porque eso es lo que a ella le gusta. Sé que cuando yo no estoy con ella, está con su hada madrina y está siempre segura. Vive en un ático muy alto y tiene un portero y dos perros grandes, de modo que sabe que jamás nadie le volverá a hacer daño. Cuando logro hacer que se sienta absolutamente segura, entonces yo, como adulta, puedo ayudarle a liberar y olvidar las experiencias dolorosas.”

-Esta es la primera parte de la tarea de esta semana: inventar y visualizar un hermoso lugar donde pueda habitar vuestro niño/a interior. Y por supuesto, asegurarse que es su lugar idóneo.

Louise L. Hay tenía una gran fe en el poder sanador de los ositos de peluche.

“Con mucha frecuencia el osito es nuestro primer amigo. Es nuestro confidente, puesto que uno le puede contar todos sus problemas y secretos y jamás se chiva. Siempre está allí para hacernos compañía. Saca del armario tu osito y haz que tu niño lo coja una vez más. Sería maravilloso que en los hospitales hubiera ositos en todas las habitaciones para que cuando el niño interior se sienta solo y asustado a media noche, pueda abrazarse a su osito.”

Recordad que en la tarea anterior teníais que ir de compras a una juguetería. Esa compra era para vosotros. Vuestro niño interior ha de tener sus propios juguetes con que jugar y distraerse.

-La segunda parte de la tarea va a ser recordar que juguetes eran especiales para vosotros cuando erais pequeños/as.

¿Qué juguete era vuestro amigo especial cuando tenías la edad de vuestro niño/a interior? ¿Era un osito de peluche? ¿Una mantita? ¿Un cochecito?

(El mío era un osito de peluche de color marrón que acabó peladito y roto por todos lados de tanto achuchón y mordisco. Lo guardé muchos años en una caja del armario, hasta que terminé por tirarlo a la basura. Pero, todavía puedo sentir su tacto y recordar su imagen como si lo tuviera delante.)

Es hora de devolvérselo. Una vez que ya esté instalado en su nuevo hogar ha de tener su juguete favorito, su “amigo” inseparable de la infancia.

Imaginadlo o visualizadlo en su nuevo hogar con sus juguetes favoritos.

Su bienestar es tu bienestar. Tu bienestar es su bienestar

“No hace mucho me descentré y estuve llorando durante dos horas. Comprendí que mi niña interior se sentía de pronto dolida y desprotegida. Tuve que decirle que ella no era mala ni había hecho nada mal, sino que era su reacción a algo que había sucedido. De modo que tan pronto como pude hice algunas afirmaciones y medité, sabiendo que allí había un Poder mucho mayor que me apoyaría y me amaría. Después de eso la pequeña ya no se sintió tan sola y asustada.”

Vuestro miedos y reacciones suelen ser el reflejo de los miedos, tristezas y reacciones de vuestro niño/a interior. Con vuestro trabajo su sanación será vuestra felicidad.

“Mírate a los ojos, y ámate y ama a tu niño interior.”

LOUISE L. HAY

-La tercera parte de la tarea es buscar un hueco para hacer una meditación. Vuestro niño/a interior necesita sentirse seguro y a salvo.

Louise L. Hay era una experta creando sus propias afirmaciones y meditaciones. Os animo a crear las vuestras propias.

Si no se os ocurre nada especial, aquí os dejo esta meditación que a mí me gusta mucho y sólo dura 12 minutos. Podéis buscar por internet o mirar en tiendas especializadas, pero ojo con lo que dejáis entrar en vuestra mente.

https://www.youtube.com/watch?v=GufO50ImAc0

Gracias Louise Hay por todo lo que nos has dejado. Tu obra nos inspira.

Nuestro Poder Superior siempre nos apoya en nuestro crecimiento.

Podéis hacer comentarios y consultar cualquier duda

Este es la tarea de la sexta semana.

Sacar tu niño o tu niña interior de su zona de bloqueo.

¡¡¡Mucho éxito!!!

ERES VALIOSO

Este taller es propiedad de Magazineactivo. Se puede compartir pero nombrando al blog. Gracias.

Fuente de los fragmentos de Louise L. Hay:

https://creeenvos.com/autoestima/sanando-a-nuestro-nino-interior-por-louise-hay/

Montse M.

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2019 en CRECIMIENTO PERSONAL, TALLERES

 

Etiquetas: , , ,